AHA News: Aliméntese sanamente y muévase para evitar aumentar con 'el COVID-19'

AHA News: Aliméntese sanamente y muévase para evitar aumentar con 'el COVID-19'

JUEVES, 2 de abril de 2020 (American Heart Association News) -- No haga como los universitarios de primer año quienes aumentan de peso, conocido popularmente como el "Freshman 15". Existe una nueva amenaza que aprieta el cinturón y que está siendo impulsada por la pandemia del coronavirus que pide que la población estadounidense se quede en casa, peligrosamente cerca a sus golosinas, bocadillos, cervezas, refrescos, sofás y series en videos.

Sea precavido para no aumentar con "el COVID-19".

La lucha es real, aunque tratemos de bromear a la ligera. Después de todo, la situación de estos momentos es una receta perfecta para subir de peso.

Sin embargo, no hay porque deba serlo.

De hecho, igual que con las cosas sencillas para disminuir la trasmisión del coronavirus, como lavarse las manos, resguardarse en casa y mantener una distancia de 6 pies al salir, también hay opciones fáciles para comer sanamente y mantenerse activo. Incluso el contenido de los medios sociales está repleto de opciones.

"Las malas noticias es que tenemos que enfrentar el virus", dijo Linda Van Horn, jefa de la división de nutrición del Departamento de Medicina Preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern en Chicago. "Las noticias fenomenales es que, a diferencia de la influenza española o la plaga bubónica, tenemos todo el Internet a nuestra disposición".

Van Horn dijo otra cosa aún mejor: la pandemia terminará en algún momento.

Por eso se pregunta, ¿no sería fantástico salir con el mismo peso y la misma condición física que antes? O, ¿quizás hasta mejor? Y, si usted no seguía una alimentación saludable ni una rutina de ejercicio constante, ¿no sería provechoso desarrollar una o ambas conforme avanza hacia la nueva "situación normal" que todos enfrentaremos después?

"Mi objetivo en lo personal, y para las personas que quiero y me interesan, es salir de esto más contentos, refrescados y conscientes de lo que más importa", dijo Tina Johnson, entrenadora certificada de acondicionamiento físico, modelo de forma física y fisicoculturista de Richmond, Virginia.

Entonces, cuando llega la motivación, es tiempo para varios consejos. Johnson y Van Horn pueden ayudar.

Para comer sanamente, Van Horn recomienda comenzar con "hacer un inventario de lo que tiene en la nevera, el congelador, la despensa y los gabinetes de la cocina".

Si no ve muchas frutas, vegetales, cereales integrales, frijoles y nueces, póngalos en su lista de compras. Si ve muchos chips, galletas y otras comidas chatarra, piénselo dos veces si quiere añadirlos a su carrito del supermercado.

"Esta es una oportunidad para decir: 'Si no lo compro, no lo tengo. Y, si no lo tengo, no lo como'", dijo Van Horn.

Ya que de pronto mucha gente tiene tiempo extra entre las manos (ella se ahorró tres horas diarias por no manejar y trabajar desde su casa), Van Horn sugiere invertir algunos minutos en planear las comidas del día.

"De nuevo, vaya con su amigo el Internet y descubra la infinidad de recetas que puede preparar con arroz, frijoles, cereales integrales, frutas y vegetales", agregó. "Pruebe otros tipos de cocinas. Organice una noche de comida griega o asiática".

Ella también sugiere que pida que los niños de todas las edades ayuden a cocinar.

"Yo enseño nutrición y me sorprende que haya tan pocos mileniales y gente de la generación X que saben cocinar", dijo Van Horn. "La oportunidad es que los padres no solo les enseñen las artes de la cocina a sus hijos, trabajando en familia, sino también cómo mantener una buena salud. Todos ganan".

Un último consejo de Van Horn: piénselo también dos veces en cuanto a las bebidas.

"Yo prefiero definitivamente comerme las calorías en lugar de bebérmelas", dijo.

Las buenas opciones son agua, café negro o té. Para complacerme, dijo Van Horn, "compro limones amarillos y verdes y los exprimo en agua mineral gaseosa o club soda".

Algo frío y ácido puede saber particularmente sabroso después de hacer ejercicio, aunque solo haya caminado alrededor de la cuadra. Para quienes recién tienen que permanecer en su casa, caminar de esa forma es una excelente manera de reemplazar los pasos a los que está acostumbrado el cuerpo, dijo Johnson.

"Solo haga algo", indicó. "Asegúrese de pararse del sillón o de la silla por lo menos una vez cada hora. Estírese. Muévase. Aparte tiempo para salir a caminar con el perro o jugar afuera con los niños. No es necesario que sea agobiante. También lo ayudará con su estado de ánimo.

Johnson lo sabe por experiencia.

Ella pasó de tener un cuerpo esbelto y acondicionado de atletita universitaria, a ponerse talla 12 en sus años 30s. En algún momento su aseguradora le pidió que se hiciera un examen físico que se convirtió en un llamado a despertarse. Motivada por la placa conmemorativa de su carrera de atletismo colgada en su recámara, adelgazó a talla 4 y comenzó a competir como fisicoculturista. Ahora lleva un brazalete de goma que dice en mayúsculas, "Ganadora en la vida".

El acondicionamiento físico es mucho más que su carrera, pero en estos momentos tuvo que hacer una pausa de trabajo. Extraña tanto a sus clientes y compañeros de ejercicio, que soltó lágrimas cuando grabó un video destinado a reanimar a los que se entrenan con ella.

En cuanto a sus clientes personales, Johnson les está enviando rutinas de ejercicio que pueden hacer en su casa con equipo que tengan disponible. Johnson sugiere que los novatos que no cuenten con equipo de gimnasio se conecten con la gran oferta de videos en YouTube con ejercicios que solo usan el peso del cuerpo para acondicionarse.

Ahora ella también ofrece clases en línea y comenzó un reto guiado de cuclillas con sus clientes personales.

El ritmo de esta entrenadora puede ser demasiado rápido para muchos, por lo que ella aconseja que cada uno determine lo que está dispuesto a hacer y luego comenzar.

"El ejercicio", agregó, "siempre es la mejor medicina".

Comparte tu opinión