A quien más ayuda la Obamacare es a las familias más pobres

A quien más ayuda la Obamacare es a las familias más pobres

LUNES, 22 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Las familias pobres son las que más se han beneficiado de la Obamacare, ya que gastan menos tanto en desembolsos por la atención de la salud como en las primas del seguro médico, muestra un estudio reciente.

Por otro lado, las familias con unos ingresos más altos han experimentado una reducción en los costos de desembolso, pero sus primas han aumentado, encontraron los investigadores.

Los resultados muestran que las cláusulas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) redujeron los gastos por la atención médica de los estadounidenses más pobres, aseguró la investigadora líder, la Dra. Anna Goldman, miembro clínico de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Pero las cláusulas que ayudan a controlar los costos del seguro se eliminan gradualmente a medida que los ingresos aumentan, lo que deja a las familias con unos ingresos más altos sin ayuda ante las primas en aumento.

Todo depende de dónde se ubican los ingresos de su familia en relación con el límite federal de pobreza (FPL, por sus siglas en inglés). Las familias que ganan un 138 por ciento o menos del FPL obtuvieron el máximo beneficio, mientras que las que ganan más del 400 por ciento del FPL experimentaron el mayor aumento en sus gastos médicos.

Una familia de cuatro que gane 32,718 dólares al año está en el 138 por ciento del FPL, mientras que si la misma familia gana 98,400 dólares está en el 400 por ciento del FPL.

En general, los costos de desembolso por familia se redujeron en un promedio de un 12 por ciento en los dos primeros años tras la implementación de la ACA, dijo Goldman.

"La reducción fue incluso más pronunciada en las familias pobres y con ingresos bajos", aseguró Goldman.

Pero las primas también aumentaron un 12 por ciento, en promedio, y ese aumento se concentró sobre todo en las familias con unos ingresos más altos, señaló Goldman.

La diferencia en el impacto de la Obamacare en la economía familiar se puede observar cuando se combinan y comparan los gastos de desembolso y de las primas a lo largo de todos los niveles de ingresos.

Las familias con ingresos bajos pagaron un estimado de 158 dólares menos al año por la atención médica, una reducción del 16 por ciento, encontraron los investigadores.

Al mismo tiempo, las familias con unos ingresos más altos pagaron 280 dólares más al año por la atención médica, un aumento de más o menos un 8 por ciento.

La ACA redujo los gastos de desembolso de todas las familias, pero esos recortes significaron más para las familias que ganan menos, hallaron los investigadores.

Las familias más pobres experimentaron una reducción del 21 por ciento en los gastos de desembolso, unos 83 dólares anuales en promedio, mientras que las familias con los ingresos más altos experimentaron una reducción de apenas un 5 por ciento, de más o menos 39 dólares.

Los costos de las primas aumentaron para casi todos los niveles de ingresos, parte de una tendencia económica continua a largo plazo, dijo Goldman.

Pero solo las familias con ingresos bajos eran elegibles para todos los programas que reducían los costos de las primas, como los créditos fiscales y los subsidios, apuntó Goldman. Aunque las primas siguieron aumentando, esas familias se vieron protegidas de los aumentos.

Las familias con ingresos medianos también recibieron algo de asistencia de la ACA, pero las familias con los ingresos más altos tuvieron que afrontar solas los costos de la atención médica.

"Aunque la ley ayudó a aliviar la carga de los costos médicos de las familias, no controló el aumento constante en las primas de las familias, y dejó bastantes cosas por mejorar", lamentó Goldman.

Los esfuerzos por desmantelar la ACA podrían poner en peligro las ganancias que han logrado los estadounidenses pobres en los últimos años, advirtió Goldman.

Por ejemplo, la eliminación de la cláusula de obligatoriedad individual como parte de la reforma fiscal de los republicanos "podría resultar en unas primas más altas porque podría desestabilizar los mercados de la ACA", dijo Goldman.

Otros cambios administrativos ya están afectando los ahorros que los estadounidenses ganaron bajo la Obamacare, dijo Cheryl Fish-Parcham, directora de iniciativas de acceso de Families USA, un grupo de defensoría del consumidor de atención médica.

Por ejemplo, la administración de Trump acabó el programa que animaba a las compañías aseguradoras a cubrir muchos servicios médicos ambulatorios de forma automática, en lugar de hacerlos parte de un deducible que había que cumplir antes de que el plan se activara y comenzara a pagar por la atención, apuntó Fish-Parcham.

Los planes diseñados de esa manera "tenían un tratamiento preferencial en healthcare.gov, de forma que era fácil encontrarlos. Las aseguradoras tenían un incentivo para ofrecerlos porque estarían al principio del menú", añadió Fish-Parcham. "El próximo año ya no será así".

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 22 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visite HealthCare.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión