Qué es la creatina y para qué la necesitas

Qué es la creatina y para qué la necesitas
| Foto: ISTOCK

En numerosas tiendas de suplementos ofrecen creatinina en diversas presentaciones. ¿Sabes para qué sirve este nutriente? ¿De verdad necesitas tomarlo? Aquí te lo explicamos.

La creatina es un aminoácido que se encuentra principalmente en los músculos y en el cerebro; también la producen el hígado, el páncreas y los riñones. Y se puede obtener de alimentos como mariscos y carnes rojas.

Cuando el cuerpo procesa la creatina esta se convierte fosfocreatina, se almacena en los músculos y aporta energía. Es por eso que muchas personas toman este nutriente como suplemento para mejorar su rendimiento deportivo y aumentar la masa muscular, de hecho, su uso está permitido por el Comité Olímpico Internacional, la Asociación Nacional de Atletismo Colegial (NCAA) y otras organizaciones afines.

Natural Medicines, la base de datos de los medicamentos naturales, confirma estas creencias clasificando el suplemento como posiblemente eficaz para mejorar el rendimiento atlético. Hasta ahora, hay evidencias de puede influir de forma positiva al practicar remo, salto de altura y fútbol, específicamente. Sin embargo, en disciplinas como tenis, sprinting (carrera a toda velocidad), ciclismo o natación no hay resultados concluyentes y se siguen investigando sus efectos.

Un informe de la Clínica Mayo explica también se consume creatina para tratar algunos trastornos cerebrales. Esto se debe a que algunas personas no pueden generar creatina de forma natural y esos bajos niveles del nutriente en el cerebro pueden conducir a mala función mental, convulsiones, autismo y problemas motrices.

De acuerdo a Natural Medicinas, la ingesta diaria de creatina puede equilibrar sus niveles en el cerebro de niños y adultos que tengan dificultad para producirla. Esto se podría reflejar en mejoras en la motricidad, la atención, el lenguaje y el rendimiento, sin embargo, los efectos dependen de qué es lo que limita la producción natural de creatina en el cuerpo, pues hay diferentes causas para este trastorno.

Ahora bien para afecciones cardíacas (como insuficiencia), Parkinson y síndromes metabólicos, entre otros, no hay pruebas suficientes para recomendar el uso de creatina oral. como tratamiento para la insuficiencia cardíaca. En el caso de prevenir el envejecimiento de la piel, las investigaciones preliminares sugieren que ciertas cremas que contengan creatina combinada con otros ingredientes aplicadas en la cara a diario podrían evitar y reducir las arrugas.

Agregan en el informe de la Clínica Mayo que la creatina podría beneficiar a los atletas que necesitan pequeñas ráfagas de velocidad o más músculos, como los velocistas y los levantadores de pesas. Tomada por vía oral en las dosis adecuadas, es posiblemente segura si se ingiere hasta por cinco años.

Las personas con trastornos renales, con riesgo de desarrollar una enfermedad renal o con diabetes deben informarse muy bien antes de tomar creatina, pues es posible que cause traiga efectos secundarios dañinos a los riñones. Lo ideal es que consulte a su médico de cabecera antes de consumir este suplemento.

Más para leer sobre creatina:

Comparte tu opinión