Los alimentos que previenen la diverticulitis

Los alimentos que previenen la diverticulitis
Una dieta con abundante fibra, agua y hacer ejercicio son algunas de las medidas para prevenir la diverticulitis. | Foto: GETTY IMAGES

Si has sufrido o has conocido alguien con diverticulitis sabes lo molesto que puede ser. Será mejor tomar medidas necesarias para prevenir un padecimiento como éste. 

En un principio podrías presentar diverticulosis, que por lo general no se manifiestan síntomas. Y si se inflama los divertículos será una condición conocida como diverticulitis que ya presenta síntomas como espasmos musculares en el lado izquierdo del abdomen, entre otros.

Dieta en diverticulitis

En caso de diverticulitis aguda se  requiere tratamiento médico de inmediato para prevenir serias complicaciones. Además de reposo, una dieta blanda baja en residuos.

Se inicia con una dieta líquida primero a base de caldos, jugo de manzana, gelatina, agua y té .

Posteriormente una dieta blanda con frutas cocidas como manzana, durazno y pera sin cáscara ni semillas. Vegetales cocidos como zanahorias, chayote y papas (sin cáscara), huevos, pescado, pollo y pavo, pan blanco refinado, jugo de manzana, arroz blanco y pasta. Sin grasas ni condimentos. Estos alimentos a tolerancia.

¿Cómo puedes prevenir la diverticulitis?

Entre las medidas que te ayudarán a prevenir la diverticulitis lo más importante es elegir muy bien los alimentos que se consumen y seguir una dieta.

Una dieta alta en fibra ayuda a disminuir el riesgo de padecer diverticulitis.  Consume alimentos altos en fibra como fruta fresca, vegetales, granos enteros lo cual facilita el tránsito intestinal.

Algunos alimentos altos en fibra a incluir son pan integral, cereales de desayuno altos en fibra como avena, salvado, hojuelas de trigo integral, entre otros.

Vegetales como hojas verdes espinaca, acelga, lechuga; zanahoria, entre otros y frutas como papaya, plátano, manzana, pera y durazno, entre otros.

El consumo de una dieta alta en fibra podría causar distensión abdominal y gases intestinales, por lo que se recomienda sea en forma gradual el consumo de fibra y tomar abundante agua. Sólo integra a tu dieta los alimentos que toleres y en forma gradual.

Algunas personas dejan de comer semillas y nueces para evitar diverticulitis, otras dejan de comer hojas verdes, sin embargo no se ha comprobado que su consumo propicie crisis de diverticulitis.

Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio ayuda al buen funcionamiento del intestino y a reducir la presión interna en el colon. Realiza por lo menos 30 minutos de actividad moderada por lo menos 5 días a la semana.

Beber abundante agua. La fibra funciona absorbiendo agua, facilita que las heces se ablanden, favorecen el tránsito intestinal y ayuda a evitar estreñimiento.

¿Qué son los divertículos?

Son pequeñas bolsas abultadas que pueden formarse en los pliegues del colon o intestino grueso.

En ocasiones suelen inflamarse o infectarse, lo que se denomina diverticulitis causando dolor constante en la parte inferior del abdomen, fiebre, náusea, vómito, estreñimiento y a veces diarrea.

Tu médico podrá hacer un diagnóstico preciso y en caso de ser leve generalmente se trata con reposo, algunos cambios en tu alimentación y te recetará un antibiótico. En casos graves generalmente lo aconsejable es cirugía.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

-Edad: Personas mayores de 40 años podrían desarrollar diverticulitis.

-Sobrepeso: Las personas con sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo.

-Sedentarismo: La falta de ejercicio está asociada a diverticulitis.

-Dieta baja en fibra y alta en grasas saturadas.

-Tabaquismo.

-Medicamentos: Ciertos medicamentos como opioides, esteroides y algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno y naproxeno sódico se asocian a un mayor riesgo de diverticulitis.

Entre las complicaciones que pueden presentarse si tienes diverticulitis está la formación de un absceso, obstrucción en el colon o intestino delgado, formación de una fístula, que es un conducto anormal entre segmentos de intestino o entre intestino y vejiga. 

En casos graves puede presentarse peritonitis si las bolsas infectadas se rompen y se disemina su contenido hacia el abdomen. 

Si tienes sospecha de tener divertículos previene la diverticulitis y acude a tu médico de inmediato para un tratamiento oportuno en caso de presentar dolor abdominal, fiebre, vómitos, estreñimiento o diarrea.

Comparte tu opinión