Remedios caseros que ayudan con la menopausia

Remedios caseros que ayudan con la menopausia
Los sofocos son uno de los síntomas de la menopausia más molestos | Foto: GETTY IMAGES

En la mayoría de las mujeres, la menopausia se presenta a alrededor de los 50 años, pero el cuerpo de cada mujer tiene su propia línea de tiempo. Algunas mujeres dejan de tener periodos hacia los 45 años. Otras los siguen teniendo hasta bien entradas en los 50. 

La menopausia es una parte natural del envejecimiento. No se requiere tratamiento a menos que sus síntomas le causen molestias. Sin embargo, es una buena idea aprender todo lo posible acerca de la menopausia. Saber qué esperar puede ayudarla a permanecer lo más saludable posible durante esta nueva etapa de su vida.

Los sofocos y los sudores nocturnos relacionados con la menopausia no son un problema a corto plazo. Más de la mitad de las mujeres experimentan esos desagradables síntomas durante el cambio de la vida durante siete años o más, según un estudio reciente.

Síntomas

  • Periodos menstruales irregulares.
  • Bochornos o calores
  • Problemas para dormir (insomnio).
  • Cambios emocionales. Algunas mujeres tienen cambios en el estado de ánimo o se sienten de mal humor, deprimidas o preocupadas.
  • Dolores de cabeza.
  • Sensación de que el corazón late demasiado rápido o de modo irregular (palpitaciones).
  • Problemas para recordar o pensar con claridad.
  • Sequedad vaginal.

Algunas mujeres tienen solamente algunos síntomas leves. Otras tienen síntomas graves que perturban el sueño y la vida diaria. Los síntomas tienden a durar o a empeorar el primer año o más después de la menopausia. Con el tiempo, las hormonas se estabilizan a niveles bajos y muchos síntomas mejoran o desaparecen.

Tratamientos

La investigación ha cambiado la manera en que los médicos usan la terapia hormonal después de la menopausia. Durante mucho tiempo, se creyó que la terapia de reemplazo hormonal (HRT, por sus siglas en inglés) protegía de las enfermedades cardíacas y la demencia. Sin embargo, los estudios actuales demuestran que el uso de la HRT puede causar problemas graves de salud.

Medicina Alternativa

Debido a las inquietudes respecto de los riesgos para la salud de la terapia hormonal de reemplazo, muchas mujeres optan por la medicina alternativa. Como parte de un enfoque de tratamiento paso a paso, usted puede considerar el uso de una o más de las siguientes opciones para prevenir o tratar los síntomas: 

El ejercicio de respiración meditativa, que se llama respiración controlada, podría reducir los bochornos y los síntomas emocionales. Este enfoque no tiene efectos secundarios, riesgos ni costos y se puede combinar en forma segura con un tratamiento adicional, si es necesario. 

Los fitoestrógenos de la soya (isoflavonas) se encuentran en su forma más completa cuando los come como alimento en lugar de en forma de pastillas o de polvo. Una dieta con alto contenido de soya se ha asociado a huesos más fuertes, especialmente en los primeros 10 años después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno descienden y se produce una rápida pérdida de la masa ósea.  Comer y beber soya en forma regular también podría ayudar a estabilizar los síntomas de la menopausia. Sin embargo, los estudios han demostrado resultados contradictorios. No siempre han demostrado que la soya sea eficaz para el tratamiento de los bochornos. 

El yoga (que a menudo incluye la respiración meditativa) y/o la biorretroalimentación ("biofeedback") le brindan herramientas que puede usar para reducir el estrés. Probablemente, el nivel alto de estrés hará que sus síntomas empeore, de ahí que sea tan importante disminuirlo.

Las hierbas naturales

Existe un gran listado de hierbas que podrían proporcionar alivio a los síntomas de la menopausia, he aquí algunas de ellas:

  • Infusiones de salvia: La salvia es una buena alternativa a tratamientos de sustitución hormonal a base de estrógenos sintéticos, toda vez que alivia síntomas como los sofocos y las sudoraciones nocturnas. Natural Standard informa que hay buena evidencia científica sobre la actividad estrogénica de la salvia para disminuir los síntomas de la menopausia.
  • Manto de Dama o Manto de Nuestra Señora: Las mujeres usan esta hierba también llamada alquimila durante períodos menstruales abundantes o dolorosos o por síntomas de menopausia.
  • Cohosh negro: La cimicifuga racemosa (o cohosh negro), un remedio herbal, se anuncia ampliamente para el alivio de la menopausia, aunque no hay evidencias sólidas de que los remedios herbales funcionen. Algunos estudios encontraron que el suplemento de cohosh negro puede ayudar a lo largo de 6 meses.

  •  Ñame silvestre: contiene una sustancia química llamada diosgenina, que se usa para sintetizar diversos esteroides, entre ellos el estrógeno. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. informa que la diosgenina es a menudo promovida como una “alternativa natural” a la terapia con estrógenos. Esta planta está disponible en cápsulas, tabletas, tinturas e infusiones.
  •  Trébol rojo: Algunas mujeres utilizan el trébol rojo, una hierba silvestre perenne que crece en los prados en Europa, Asia y América del Norte, para los síntomas de la menopausia tales como los sofocos o rubores, para el dolor y molestia que se presenta en los senos. Se cree que la efectividad de esta flor tiene que ver con su contenido de isoflavones, sustancias que tiene un efecto similar al del estrógeno que produce el cuerpo, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.
  • Hierba de San Juan: Es uno de los remedios más populares para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro y ayudar a aliviar los síntomas de depresión, ansiedad y cambios de humor durante la menopausia. 

Comparte tu opinión