Duraznos, ¿tienen propiedades curativas?

Duraznos, ¿tienen propiedades curativas?
| Foto: GETTY IMAGES

Cuando se piensa en la lista de las frutas más poderosas para la salud, tal vez aparecen inmediatamente en la mente la banana y la manzana, pero no el durazno. Al menos entre las primeras cinco.

Sin embargo, sería muy positivo para tu dieta y tu salud que incorporaras un poco más de esta fruta originaria de China en tu menú diario.

Un compendio del laboratorio educativo de alimentos y nutrición de la Universidad de Delaware detalla algunos de los beneficios del durazno:

  • Contiene polifenoles (compuestos con características antioxidantes) que, se ha comprobado, ayudan a bajar los niveles de insulina y glucosa en sangre.
  • En estudios con animales de laboratorio, el jugo de durazno bajó el nivel de leptina, una hormona que afecta los niveles de grasa en los tejidos.
  • Un durazno mediano contiene 58 calorías, 2 gramos de fibra, y 285 miligramos de potasio.
  • Son una potente fuente de vitamina C, que también actúa como antioxidante que lucha contra los dañinos radicales libres, componentes vinculados al desarrollo de cáncer.
  • Investigaciones muestran que el consumo regular de duraznos puede mejorar el aspecto y salud de la piel (no por nada existe el dicho: "tiene piel de durazno")
  • También contribuye con fibras que protegen la salud del intestino y del colon, y ayudan al manejo saludable del peso. Estudios sugieren que el consumo de fibra podría mejorarse significativamente reemplazando productos dulces con fibra por uno o dos duraznos al día.
  • Esta misma fortaleza de fibras hace que el durazno ayude a una buena digestión.

Los científicos explican que la mejor forma de obtener máximo beneficio de un durazno es comerlo fresco y crudo. También se puede conseguir enlatado en rojadas, pero conviene evitar aquéllos que vienen con agregado de syrup o azúcar, para no sumar calorías.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la cantidad de vitamina C que contiene una taza de duraznos cortados, unos 11.1 miligramos, equivale al 12.33% de la cantidad recomendada de esta vitamina al día que necesita un hombre, y el 14.8% de la cantidad que necesita una mujer.

Historia del durazno, el árbol de la vida

El durazno o melocotón aparece en la literatura china en el siglo X. Esta cultura consideraba la planta del durazno como el árbol de la vida y las novias chinas usaban sus flores en sus bodas.

En China, y también en Corea del Sur, las flores del durazno se utilizaban en forma de infusiones para aliviar problemas digestivos 

La fruta se introdujo en Europa a través de Persia, por lo que los romanos la llamaron manzana persa o Prunus persica. Los conquistadoes españoles la trajeron al continente americano.

En el siglo XXI, China sigue siendo el mayor productor de duraznos del mundo, mientras que California lidera la producción estadounidense, seguida de Georgia, reconocido por sus "peaches".

La temporada ideal para comer un durazno recién sacado de la planta es de mayo a octubre, pero hoy en día las producciones, que antes eran estacionales, se prolongan todo el año.

Los que se compran congelados también se recogen en su punto máximo y tienen un contenido nutricional similar al fresco.

Icono del mono, del Año Nuevo chino, con duraznos. | Foto: Getty Images

Frutas poderosas que se pueden combinar con el durazno

1. Banana

Según se explica en el libro "The Doctor's Book of Food Remedies", combinando una banana mediana con cereal bajo en azúcar y leche descremada se logra una potente fuente de energía para iniciar el día.

La banana es la fuente natural de potasio por excelencia: una mediana contiene 422 miligramos.

Tener mucho o poco potasio en el cuerpo puede causar problemas de salud. Por ejemplo, un bajo nivel de potasio, denominado hipopotasemia, puede provocar músculos débiles, ritmos anormales del corazón y un ligero aumento de la presión arterial. Demasiado potasio en sangre, llamado hiperpotasemia, puede causar ritmos cardíacos anormales y peligrosos. 

Aumentar la ingesta de potasio reduciría el riesgo de hipertensión arterial en los adultos. Esto se debe a que funciona como vasodilatador, favoreciendo el correcto flujo sanguíneo y ayudando a disminuir la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos.

El potasio de la banana también puede ser una vía natural para prevenir los accidentes cerebrovasculares (ACV) o stroke. Estas condiciones ocurren cuando el flujo sanguíneo del cerebro se ve afectado, causando daño a las células cerebrales. Se cree que el potasio aliviaría esta situación, ya que funciona como un vasodilatador natural.

Un alto consumo de frutas y vegetales ricos en potasio está asociado con menor riesgo de osteoporosis. Esto se debe a que el potasio favorece las condiciones en el organismo para mantener los niveles de calcio, favoreciendo el desarrollo y la salud de la masa ósea.

2. Manzana

Considerada por muchas civilizaciones como un símbolo de vida e inmortalidad, la manzana es rica en pectina, una fibra soluble que ayuda al cuerpo a eliminar el colesterol.

Un artículo publicado en la revista Journal Foods, sugiere que comer una manzana al día durante cuatro semanas reduce en un 40% los niveles de colesterol LDL oxidado en la sangre. 

Esta forma oxidada de colesterol está estrechamente asociada a la inflamación que puede causar lesiones en las arterias, acelerando el proceso de la aterosclerosis, lo que aumenta el riesgo de sufrir un infarto.

Otros compuestos encontrados en la manzana llamados fitoquímicos fenólicos podrían proteger el cerebro de daño que puede conducir a enfermedades como Alzheimer y Parkinson. No obstante, se necesita más investigación.

3. Arándanos (berries)

Científicos de la Universidad de Cincinatti estudiaron los efectos de los arándanos para prevenir el Alzheimer, y concluyeron que aquellos voluntarios con daño cognitivo que consumieron regularmente arándanos como parte de la investigación mejoraron la memoria, y el uso de palabras y conceptos.

Según la evidencia científica, el consumo de arándanos también ayudaría a mejorar las enfermedades asociadas al síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo de enfermedad coronaria, integrado por la obesidad, diabetes, hipertensión y colesterol. 

Los resultados se vieron tras consumir aproximadamente dos tazas diarias de arándanos durante más de un mes. 

Los beneficios de su consumo al parecer son muy amplios, y todavía se están investigando otros potenciales de este grupo de frutos del bosque. De hecho, ya se lo relaciona con el alivio de infecciones urinarias, la prevención de la diabetes, el manejo del colesterol y hasta el tratamiento de arrugas y manchas de la edad.

Fuentes: Universidad de Delaware, Journal of Nutritional Biochemistry, USDA, Universidad Tufts. 

Comparte tu opinión