Tiamina

Tiamina

¿Qué es?:

La tiamina es una vitamina, también llamada vitamina B1. La vitamina B1 se encuentra en muchos alimentos como la levadura, los granos de cereales, los frijoles, las nueces y la carne. La riboflavina es con frecuencia utilizada en combinación con otras vitaminas B en productos de vitaminas del complejo B. Se utiliza a menudo en combinación con otras vitaminas B y se encuentra en muchos productos de vitamina del complejo B. El complejo de vitamina B generalmente incluye la vitamina B1 (tiamina), la vitamina B2 (riboflavina), la vitamina B3 (niacina/niacinamida), la vitamina B5 (ácido pantoténico), la vitamina B6 (piridoxina), la vitamina B12 (cianocobalamina) y el ácido fólico. Sin embargo, algunos productos no contienen todos estos ingredientes y algunos pueden incluir otros, como la biotina, el ácido para-aminobenzoico (PABA), el bitartrato de colina y el inositol.

La gente toma tiamina para las enfermedades producidas por un bajo nivel de tiamina (síndromes de deficiencia de tiamina), incluyendo el beriberi y la inflamación de los nervios que están en el exterior del cerebro (neuritis periférica).

Esta enfermedad se asocia con el embarazo o con una enfermedad de deficiencia de vitamina llamada pelagra. La tiamina también se utiliza para problemas digestivos, incluyendo la falta de apetito, la colitis ulcerosa y la diarrea crónica.

La tiamina se usa también para el SIDA y para fortalecer el sistema inmunológico, para el dolor diabético, las enfermedades cardíacas, el alcoholismo, el envejecimiento, para un tipo de daño cerebral llamado síndrome cerebeloso, para las úlceras bucales, los problemas de la visión como las cataratas y el glaucoma y para los mareos. También se usa para la prevención del cáncer cervical y para evitar la progresión de la enfermedad renal en los pacientes con diabetes de tipo 2.

Algunas personas usan tiamina para poder mantener una actitud mental positiva; para aumentar la capacidad de aprendizaje; para aumentar la energía; para luchar contra el estrés; y para prevenir la pérdida de la memoria, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

Los proveedores de salud dan inyecciones de tiamina para un trastorno de la memoria llamado síndrome de encefalopatía de Wernicke, para otros síndromes de deficiencia de tiamina en enfermos críticos, para la abstinencia de alcohol y para el coma.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Trastornos metabólicos. La ingesta de tiamina ayuda a corregir ciertos trastornos metabólicos, incluidas la enfermedad de Leigh, enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce, entre otras.
  • Carencia de tiamina. La ingesta de tiamina ayuda a prevenir y tratar la carencia de magnesio.
  • Trastorno cerebral debido a la carencia de tiamina (síndrome de Wernicke-Korsakoff). La tiamina ayuda a disminuir el riesgo y los síntomas de un trastorno cerebral llamado síndrome de Wernicke-Korsakoff (WKS). Este trastorno en el cerebro se relaciona con los bajos niveles de tiamina. A menudo se ve en los alcohólicos. El poner inyecciones de tiamina parece ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar WKS y a disminuir los síntomas de WKS durante la abstinencia de alcohol.

¿Cómo funciona?:

La tiamina es requerida por nuestros cuerpos para utilizar los carbohidratos en forma correcta. También ayuda a mantener una función nerviosa apropiada.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La tiamina PROBABLEMENTE ES SEGURA cuando se toma por vía oral en las cantidades apropiadas, aunque ha habido algunos casos de reacciones alérgicas e irritación de la piel. La tiamina PROBABLEMENTE ES SEGURA cuando se administra en forma adecuada por vía intravenosa (IV) o en el músculo por un proveedor de atención médica. La tiamina inyectable es un producto aprobado por la FDA para la venta bajo receta médica.

Algunas personas que tienen problemas al hígado, que beben mucho alcohol o tienen otras enfermedades pueden tener problemas con la absorción de tiamina.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La tiamina PROBABLEMENTE ES SEGURA para las mujeres embarazadas o amamantando cuando se toma en la cantidad recomendada de 1,4 mg diarios. No se tiene suficiente información acerca de la seguridad del uso en grandes cantidades durante el embarazo o la lactancia.

Alcoholismo y una enfermedad hepática llamada cirrosis: Los alcohólicos con cirrosis a menudo tiene bajos niveles de tiamina. El dolor nervioso en los alcohólicos puede empeorar debido a la carencia de tiamina. Estas personas podrían requerir suplementos de tiamina.

Enfermedades críticas: Las personas que sufren enfermedades graves como aquellas que han sido sometidos a cirugía podría tener bajos niveles de tiamina. Estas personas podrían requerir suplementos de tiamina.

Hemodiálisis: Las personas sometidas a tratamientos de hemodiálisis podrían tener bajos niveles de tiamina. Ellos podrían requerir suplementos de tiamina.

Síndromes que se caracterizan por una mala absorción de nutrientes (síndrome de mala absorción): Las personas con síndromes de mala absorción tienen bajos niveles de tiamina Estas podrían requerir suplementos de tiamina.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Areca

Las nueces de areca (betel), producen cambios químicos en la tiamina por lo que esta no funciona tan bien. El mascar nueces de betel en forma regular y a largo plazo puede contribuir a la deficiencia de tiamina.

Cola de caballo

La cola de caballo (Equiseto) contiene una sustancia química que puede destruir la tiamina en el estómago lo que posiblemente lleve a una deficiencia de tiamina. El gobierno canadiense exige que los productos de Equiseto certifiquen que no contienen esta sustancia química. Sea precavido y si tiene un riesgo de tener deficiencia de tiamina no use cola de caballo.

¿Existen interacciones con alimentos?:

Los taninos, las sustancias químicas en el café y el té pueden reaccionar con la tiamina, convirtiéndolo en una forma que es difícil de ser absorbida por el cuerpo. Esto podría llevar a una deficiencia de tiamina. Curiosamente, se ha encontrado deficiencia de tiamina en un grupo de personas, en las zonas rurales de Tailandia, que beben grandes cantidades de té (>1 litro por día) o mastican las hojas de té fermentado a largo plazo. Sin embargo, este efecto no se ha observado en las poblaciones occidentales, a pesar del uso regular de té. Los investigadores creen, que la interacción entre el café y el té y la tiamina puede no ser importante a menos que la dieta sea baja en tiamina o vitamina C. La vitamina C parece evitar la interacción entre la tiamina y los taninos en el café y el té.

Los peces de agua dulce y los mariscos crudos contienen sustancias químicas que destruyen la tiamina. El comer una gran cantidad de pescado o mariscos crudos puede contribuir a la deficiencia de tiamina. Pero no existe este problema con el pescado y los mariscos cocidos. Estos no tienen ningún efecto sobre la tiamina, ya que la cocción destruye las sustancias químicas que dañan la tiamina.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Para adultos con bajos niveles de tiamina: La dosis usual de tiamina es de 5-30 mg por día en una dosis única o en dosis fraccionadas por un periodo de un mes. La dosis típica para la deficiencia severa puede ser de hasta 300 mg por día.
  • Para trastornos metabólicos: Se recomienda 10-20 mg de tiamina por día, aunque se necesitan 600-4000 mg por día en dosis divididas para tratar la enfermedad de Leigh.
  • Para la disminución del riesgo de tener cataratas: se usó una ingesta dietaria diaria de aproximadamente de 10 mg of tiamina.
  • Enfermedad renal en personas con diabetes: Se usó 100 mg de tiamina 3 veces por día durante 3 meses.
  • Menstruación dolorosa (dismenorrea): Se usó 100 mg de tiamina, sola o junto con 500 mg de aceite de pescado por día durante un máximo de 90 días.
Cómo suplemento dietario en adultos, se usa comúnmente 1-2 mg de tiamina por día. La cantidad diaria recomendada (CDR) de tiamina es la siguiente: Para los bebés de 0-6 meses, 0,2 mg; bebés de 7-12 meses, 0,3 mg; niños de 1-3 años, 0,5 mg; niños de 4-8 años, 0,6 mg; niños de 9-13 años, 0,9 mg; hombres mayores de 14 años 1,2 mg; niñas de 9-13 años, 0,9 mg; mujeres de 14-18 años, 1 mg; mujeres mayores de 18 años, 1,1 mg; mujeres embarazadas, 1.4 mg; y mujeres amamantando, 1,5 mg.

POR INYECCIÓN:
  • Para el tratamiento y la prevención de los síntomas de la abstinencia del alcohol (síndrome de Wernicke-Korsakoff): Los proveedores de salud dan inyecciones de que contienen 5-200 mg de tiamina una vez por día durante 2 días.

Otros nombres:

Aneurine Hydrochloride, Antiberiberi Factor, Antiberiberi Vitamin, Antineuritic Factor, Antineuritic Vitamin, B Complex Vitamin, Chlorhydrate de Thiamine, Chlorure de Thiamine, Complexe de Vitamine B, Facteur Anti-béribéri, Facteur Antineuritique, Hydrochlorure de Thiamine, Mononitrate de Thiamine, Nitrate de Thiamine, Thiamine Chloride, Thiamine HCl, Thiamine Hydrochloride, Thiamin Mononitrate, Thiamine Mononitrate, Thiamine Nitrate, Thiaminium Chloride Hydrochloride, Tiamina, Vitamin B1, Vitamin B-1, Vitamina B1, Vitamine Anti-béribéri, Vitamine Antineuritique, Vitamine B1.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión