Gripe, dolor de garganta y bronquitis ¿son contagiosas?

Gripe, dolor de garganta y bronquitis ¿son contagiosas?
Es importante tomar medidas para evitar transmitir los virus a los que te rodean. | Foto: GETTY IMAGES

La última temporada de gripe (2017/18) fue especialmente peligrosa y extensa en EE. UU.: acabó con las vidas de 80,000 personas, según los Centros para el control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Además de ser imperativo vacunarse contra la gripe, es importante conocer las medidas básicas a tener en cuenta en el momento de contraer la enfermedad, esos cuidados pueden hacer la gran diferencia en la diseminación del virus. "La gripe se propaga de una persona a otra mediante gotitas de humedad que portan el virus, que una persona enferma expulsa al exhalar, toser o estornudar. Esto crea lo que se podría visualizar como una nube movible de riesgo alrededor de una persona infectada", dijo Benjamín Dalziel, biólogo de la Universidad Estatal de Oregón, en EE.UU.

Pero en el invierno no sólo aparecen más casos de gripe, sino que son más frecuentes los cuadros de dolor de garganta, bronquitis y neumonía, y a veces son complicaciones de la gripe, mientras que otras, se presentan en forma independiente.

¿Cómo se puede evitar contagio de la gripe y otras enfermedades respiratorias infecciosas? 

Para empezar, "Habla con tu proveedor médico sobre tu riesgo y sobre cuánto tiempo debes quedarte en casa. Esto varía en función de tu respuesta inmune, la edad, la exposición anterior, una enfermedad subyacente, la exposición al humo y el tipo de virus" explica el médico experto en medicina familiar Matthew Goldman, de Cleveland Clinic.

Las enfermedades infecciosas y el contagio

Gripe y resfriados: El descanso es mejor para estos casos, no sólo te ayuda a recuperarte, sino que mientras te quedas en casa, evitas contagiar a otros. Para saber qué tratamientos disponibles hay para la gripe cuando te enfermas, pregúntale a tu proveedor médico. Los resfriados generalmente no tienen tratamiento, explica Goldman.

Dolores de garganta: La mayoría de éstos son virales. Pero los estreptococos bacteriales y los dolores de garganta virales pueden ocurrir juntos. La garganta puede doler incluso por un cuadro de gripe. 

Muchos tipos de infecciones de la garganta son contagiosos, y se transmiten principalmente por el aire en pequeñas gotas de humedad o en las manos de los niños o adultos infectados. Por esa razón, tiene sentido mantenerse alejado de quienes tienen síntomas de este tipo, pero la mayoría de personas son contagiosas antes de que los primeros síntomas aparezcan, de modo que a veces no se puede evitar, explica la Academia Americana de Pediatría (AAP).

Neumonía: Casi siempre se presentan a causa de una infección de las vías respiratorias altas. Por lo general, los virus que causan esas infecciones (virus sincitial respiratorio o VSR, influenza, parainfluenza, adenovirus) se extienden al pecho y producen ahí la neumonía. Las infecciones bacterianas también pueden causar neumonía.

Según la AAP, algunos tipos de neumonía se contagian de persona a persona al toser o por contacto directo con la saliva o moco de la persona infectada. Si una infección viral debilita el sistema inmunológico de un niño, es posible que crezcan bacterias en los pulmones, lo que agrega una segunda infección a la original. 

Bronquitis: Es la inflamación de los conductos bronquiales, las vías respiratorias que llevan oxígeno a los pulmones. Provoca una tos que presenta mucosidad, dificultad para respirar, jadeo y presión en el pecho. 

A menudo, los mismos virus que causan el resfrío y la gripe pueden causar bronquitis aguda. Estos virus también se propagan por el aire cuando alguien tose o a través del contacto físico (por ejemplo, alguien que no se haya lavado las manos) informa la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Por lo tanto, se deben extremar las medidas de higiene clásicas: no compartir utensilios domésticos ni toallas, y lavarse bien las manos.

¿Cómo proteger a los más vulnerables?

Cuando estás enfermo, es aconsejable evitar el contacto con las personas con sistemas inmunes más débiles, como los niños, las embarazadas, los ancianos y las personas con sistemas inmunológicos debilitados o enfermedades crónicas.

"Antes de visitar a alguien en el hospital o en un centro de enfermería, consulta con su proveedor, pero es aconsejable usar una máscara y lavarse bien las manos", dice el Dr. Goldman. 

Y si eres un nuevo padre o abuelo, protege al recién nacido aplicándote todas las vacunas que se recomiendan para los adultos.

Comparte tu opinión