¡Protege a tu hijo de la gripe!

¡Protege a tu hijo de la gripe!
Lo más importante y lo primero que debes hacer es vacunar a tu hijo | Foto: ISTOCK

Treinta niños han muerto hasta el momento en Estados Unidos por causas confirmadas relacionadas con la gripe, de acuerdo con el informe semanal más reciente de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), publicado el viernes último. El total incluye los decesos entre el 16 de octubre y el 13 de enero.

Los padres no deben entrar en pánico, ya que la mayoría de los niños que contraen la gripe se recuperan. Pero deben estar atentos a la salud de los pequeños, ya que miles deben ser hospitalizados cada año y algunos fallecen debido a diversas complicaciones.  

La gripe puede ser particularmente peligrosa en niños pequeños o en niños de cualquier edad que padecen ciertas afecciones crónicas, como asma (aunque sea leve o esté bajo control), afecciones neurológicas y del desarrollo neurológico, enfermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardíacas, enfermedades de la sangre, trastornos endocrinos (como diabetes), enfermedades en los riñones o el hígado, trastornos metabólicos o sistemas inmunitarios debilitados debido a enfermedades o medicamentos. Los niños que padecen estas afecciones y los niños que reciben tratamientos prolongados con aspirina pueden enfermarse más gravemente.

Por ello, es por demás importante que los padres tomen las medidas necesarias para proteger a sus hijos en esta temporada "muy activa" de la gripe.

1. Vacunación

Lo más importante y lo primero que debes hacer para protegerte y proteger a tus niños es vacunarte y vacunar a tu hijo. Se recomienda la vacunación desde los 6 meses de edad en adelante.

Es especialmente importante que reciban la vacuna los niños pequeños y los niños con afecciones médicas crónicas.  Las personas que cuidan a niños con afecciones médicas o bebés menores de 6 meses de edad también deben vacunarse.

Si bien la vacuna contra la gripe de este año no es tan efectiva para la cepa más común en esta temporada (H3N2), los médicos señalan que "algo de protección es mejor que ninguna protección". Tampoco es demasiado tarde para vacunar a los niños contra la gripe si aún no la han recibido, según los expertos.

Otra manera de proteger a los bebés es por medio de la vacunación de las mujeres embarazadas, ya que las investigaciones muestran que esto le brinda cierta protección al bebé antes de nacer y durante algunos meses después del nacimiento.

2. Medidas diarias

Además de la vacunación, toma medidas que prevengan la propagación de los microbios, y enséñale a tu hijo a que también lo haga. Estas medidas son:

  • Mantenerse alejado de las personas enfermas.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. También pueden utilizarse limpiadores para manos a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. Esta es la manera en que se propagan los microbios.
  • Cubrirse con un pañuelo desechable la boca y la nariz cuando tosa o estornude. Botar el pañuelo desechable usado a la basura.
  • Mantener limpias las superficies como mesas de noche, superficies de los baños, mostradores de la cocina y juguetes de los niños. Para ello, puedes pasar un trapo con un desinfectante doméstico.

3. Si tu hijo está enfermo

  • Los CDC recomiendan que si tu hijo/a está enfermo/a, debe quedarse en su casa por lo menos 24 horas después de que la fiebre haya cesado, excepto para buscar atención médica u otras necesidades. La fiebre debe desaparecer sin haber utilizado medicamentos antifebriles.
  • Si los niños presentan síntomas de gripe no deben asistir a la escuela.
  • Si tu hijo tiene 5 años de edad o más, no tiene ningún otro problema de salud y muestra síntomas de gripe, como fiebre o tos, consulta a su médico según sea necesario y asegúrate de que descanse y tome mucho líquido.
  • Si tu hijo es menor de 5 años de edad (especialmente si es menor de 2 años), o de cualquier edad pero tiene una afección médica crónica (como asma, afección neurológica o diabetes) y presenta síntomas de gripe, corre el riesgo de sufrir complicaciones graves. Pregúntale a un médico si debes llevarlo a una consulta.

4. Síntomas que advierten una emergencia

Hasta los niños que siempre han sido sanos o que ya han tenido gripe pueden presentar un caso grave. Llama a los servicios de emergencia o lleva de inmediato a tu hijo al médico si el niño, no importa la edad, presenta alguno de los signos siguientes que advierten de una emergencia médica:

  • Respiración agitada o dificultad para respirar.
  • Tiene la piel de color azulado o grisáceo.
  • No está tomando suficientes líquidos (no está yendo al baño ni está orinando tanto como lo hace normalmente).
  • Vómitos fuertes o constantes.
  • No se puede despertar fácilmente o no interactúa con otras personas.
  • Está tan molesto que no quiere que lo carguen.
  • Los síntomas de la gripe mejoran, pero luego regresan con fiebre y una tos peor.
  • Tiene otras afecciones (como enfermedad del corazón o respiratoria, diabetes o asma) y presenta síntomas de gripe, entre ellos fiebre o tos.

Comparte tu opinión