Excreción fraccionada de sodio

Definición

Es la cantidad de sal (sodio) que sale del cuerpo a través de la orina comparada con la cantidad filtrada y reabsorbida por el riñón.

La excreción fraccionada de sodio (FENa, por sus siglas en inglés) no es un análisis. Se trata de un cálculo basado en las concentraciones de sodio y creatinina en la sangre y en la orina. Son necesarios análisis de química de la sangre y de la orina para llevar a cabo este cálculo.

Nombres alternativos

Excreción de sodio fraccionada; FENa

Forma en que se realiza el examen

Se recogen muestras de sangre y orina al mismo tiempo y se envían a un laboratorio. Una vez allí, se analizan sus niveles de sal (sodio) y creatinina. La creatinina es un producto de desecho químico de la creatina. La creatina es un químico producido por el cuerpo y usado para proporcionar energía a los músculos principalmente.

Preparación para el examen

Consuma una dieta normal con una cantidad normal de sal, a no ser que su proveedor de atención médica le haya dado otras instrucciones.

De ser necesario, le pueden solicitar que suspenda temporalmente los medicamentos que puedan interferir con los resultados del examen. Por ejemplo, algunos diuréticos pueden afectar los resultados del examen.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado. Otras solo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma leve, los cuales pronto desaparecen.

Razones por las que se realiza el examen

El examen se hace usualmente para personas que están gravemente enfermas con insuficiencia renal aguda. Este examen ayuda a determinar si la reducción en la producción de orina se debe a una disminución del flujo sanguíneo al riñón o a un daño en el riñón en sí.

Significado de los resultados anormales

Una interpretación significativa del examen se puede hacer únicamente cuando el volumen de orina haya descendido a menos de 500 mL/día.

Un FENa de menos del 1% indica disminución del flujo sanguíneo al riñón. Esto puede ocurrir con daño renal debido a deshidratación o insuficiencia cardíaca.

Un FENa superior al 1% sugiere daño al riñón en sí.

Riesgos

La toma de una muestra de orina no presenta riesgos.

La extracción de sangre involucra un pequeño riesgo. Las venas y las arterias varían de tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Obtener una muestra de sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son mínimos, pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Múltiples punciones para ubicar las venas
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Acumulación de sangre debajo de la piel (hematoma)
  • Infección (un riesgo leve en cualquier momento que se presente ruptura de la piel)


Consideraciones


Referencias

Parikh CR, Koyner JL. Biomarkers in acute and chronic kidney diseases. In: Yu ASL, Chertow GM, Luyckx VA, Marsden PA, Skorecki K, Taal MW, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 27.

Polonsky TS, Bakris GL. Alterations in kidney function associated with heart failure. In: Felker GM, Mann DL, eds. Heart Failure: A Companion to Braunwald's Heart Disease. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 15.

Comparte tu opinión