El "hombre árbol" tiene una recaída y regresa al hospital

El "hombre árbol" tiene una recaída y regresa al hospital
El llamado "hombre árbol" comenzó un exitoso tratamiento en 2016, pero lo abandonó y sufrió una recaída. | Archivo | Foto: HOLADOCTOR

Abul Bajandar, conocido mundialmente como el “hombre árbol”, está de vuelta en el hospital porque su enfermedad ha regresado. Bajandar es oriundo de Bangladesh y se hizo famoso en 2016 cuando se dio a conocer que padecía una extraña afección genética que hacía crecer ramificaciones verrugosas en sus manos y pies y logró tener una vida normal después de múltiples cirugías.

Bajandar, de 28 años de edad, sufre de epidermodisplasia verruciforme desde hace más de dos décadas. La condición es causada por un defecto en el sistema inmunológico que aumenta la susceptibilidad al virus del papiloma humano (VPH) que conduce a una infección crónica y causa lesiones en la piel y un mayor riesgo de desarrollar cánceres como el melanoma. Son pocos los casos que se han reportado de esta enfermedad en el mundo.

De acuerdo a CNN, Bajandar ha tenido más de 25 cirugías desde 2016, pero se saltó un tratamiento que debía recibir en mayo. "Es un caso complicado y estábamos avanzando, pero se fue para irse a su casa (vive en un pequeño pueblo en el sur del país). Le pedí que volviera muchas veces, pero no lo hizo", explicó Samanta Lal Sen, coordinadora de la Unidad de Cirugía Plástica y Quemaduras del Dhaka Medical College and Hospital.

El domingo Bajandar decidió regresar al hospital, pero su condición ha empeorado: tiene lesiones en sus manos de alrededor de una pulgada de largo, y las verrugas también se han extendido a sus pies y otras partes de su cuerpo. "Debería haber venido aquí hace seis meses. Vino demasiado tarde", dijo la especialista.

Sen y su equipo ahora trabajan en definir un plan para tratar a Bajandar. En principio, necesitarán practicarle de cinco a seis operaciones.

Cuando Bajandar llegó al hospital en 2016 sus lesiones eran tan grandes que ya no podía trabajar (era chófer) y le resultaba imposible ganar dinero para mantenerse. Tampoco podía comer, beber, lavarse los dientes o darse una ducha sin ayuda. Gracias al tratamiento que recibió pudo valerse por sí mismo nuevamente.

El gobierno de Bangladesh asumió el costo del tratamiento del “hombre árbol” en 2016. La doctora Sen afirmó que para el nuevo tratamiento que está por comenzar también contará con esta ayuda.

Más para leer sobre hombre:

Comparte tu opinión