¿Qué es la enfermedad de Lyme que padece Justin Bieber?

¿Qué es la enfermedad de Lyme que padece Justin Bieber?
Este problema que sufre el cantante de 25 años, puede afectar su piel, articulaciones y funciones cerebrales. | Foto: GETTY IMAGES

Recientemente las redes sociales se vieron revolucionadas por las declaraciones de Justin Bieber sobre una afección que padece y que podría afectar su piel, articulaciones y funciones cerebrales: la enfermedad de Lyme. HolaDoctor consultó al doctor Mark Engelman, director de la consultoría clínica para Laboratorios Cyrex, para saber más sobre este extraño trastorno.

"Mucha gente no para de decir que mi aspecto es terrible y que consumo metanfetaminas, pero lo que no saben es que recientemente fui diagnosticado con la Enfermedad de Lyme. Y no solo eso, también tuve un grave caso de mononucleosis crónica, que afectó mi piel, funciones cerebrales, energía y mi salud general" expresó el artista de 25 años en su Instagram.

Y agregó "Todo esto se explicará en una serie documental que pronto subiré a YouTube. "Fueron años duros, pero tengo el tratamiento adecuado que me ayudará con esta enfermedad que de momento es incurable, y volveré mejor que nunca", concluyó.

De esta forma, Bieber pasó a formar parte de las aproximadamente 300 000 personas diagnosticadas cada año con enfermedad de Lyme en EE. UU., según estiman los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si bien la cifra es impactante y puede hacer pensar que los médicos y científicos están de acuerdo sobre sus aspectos básicos, aún queda mucho por conocer sobre esta afección.

Es una infección que provoca la bacteria Borrelia burgdoferi, la cual es transmitida a los humanos, mascotas y animales del bosque (como ratones y venados) a través de la garrapata de patas negras (también conocida como garrapata del venado o Ixodes scapularis). Tanto los CDC como la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA) afirman que las garrapatas tienen que permanecer adheridas entre 24 y 48 horas para transmitir la bacteria.

Garrapata Ixodes scapularis, que trasmite la bacteria responsable de la enfermedad de Lyme. | Foto: CDC

La enfermedad, que recibe su nombre en referencia a la localidad de Lyme, en Connecticut, donde fueron registrados los primeros casos en un grupo de niños a mediados de 1970, se presenta con mayor frecuencia al final de la primavera y a principios del verano, cuando las garrapatas jóvenes (más pequeñas que una semilla de ajonjolí) son más activas y cuando las personas tienden a pasar más tiempo al aire libre.

Según Amy Schwartz, epidemióloga de los CDC, tanto las garrapatas y las enfermedades que portan son más frecuentes en el noreste, Atlántico central y centro norte de los EE. UU. "Casi el 95% de los casos de enfermedad de Lyme provienen de 14 estados, todos ubicados dentro de esas regiones", aseguró. Los especialistas advierten que puede ser difícil de diagnosticar ya que sus síntomas también se pueden atribuir a una amplia gama de afecciones de salud.

Engelman afirmó que el aumento de casos probablemente se deba a que hay más excursionistas, así como comunidades situadas más cerca de un entorno boscoso. "Además, las garrapatas prosperan en climas más cálidos y factores como el calentamiento global han llevado a períodos prolongados de clima cálido en los últimos años, lo que ha extendido el riesgo de exposición a las picaduras", aseguró.

Los síntomas

Teniendo en cuenta que esta enfermedad puede trasmitirse por una garrapata, los expertos informan que los factores de riesgo más frecuentes son pasar mucho tiempo en zonas boscosas o con césped, tener la piel expuesta y no quitar la garrapata de inmediato o de forma adecuada. Si bien los síntomas de esta afección pueden variar, generalmente aparecen en etapas:

Temprana

En el lugar donde se produce la picadura suele aparecer una protuberancia roja, similar a la de los mosquitos. Si no se retira la garrapata a tiempo, de tres a treinta días tras la picadura puede expandirse la zona afectada y sentirse caliente al tacto. La Clínica Mayo informa que el sarpullido puede estar acompañado por fiebre, escalofríos, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza, rigidez del cuello y ganglios linfáticos inflamados.

Erupción cutánea en la parte superior del brazo, causada por la picadura de la garrapata I. scapularis. | Foto: CDC

Avanzada

Corresponde a las semanas o meses siguientes a la infección sin recibir tratamiento. Las principales señales son:

  • Dolor articular.
  • Eritema migratorio: erupción puede aparecer en otras zonas del cuerpo.
  • Problemas neurológicos: puede darse entumecimiento o debilidad en las extremidades, inflamación de las membranas que rodean el cerebro (meningitis), parálisis temporal de un lado del rostro (parálisis de Bell), y movimiento muscular afectado.

También pueden apreciarse signos menos comunes, que incluyen: fatiga excesiva, hepatitis, inflamación ocular y problemas del corazón.

Prevención

A pesar de su gran incidencia, solo una minoría de las picaduras de garrapatas provoca la enfermedad de Lyme. Sin embargo, si crees que existen síntomas deberás consultar a tu médico cuanto antes. La Academia Americana de Médicos de Familia, explica que la enfermedad de Lyme suele tratarse con antibióticos, y, si se encuentra en su primer etapa, responderá bien al tratamiento, sin embargo, en etapas posteriores requerirán de más medicación y seguimiento. 

Sin embargo, Engelman advirtió que los pacientes deben tener cuidado con las clínicas que publicitan "tratamientos revolucionarios" que no han sido probados y aprobados por la comunidad científica.

Actualmente se desconoce cuántas personas continúan arrastrando la enfermedad una vez que son diagnosticadas y tratadas. Algunas estimaciones, como las de los CDC, señalan que entre un 10 y 20%, mientras que otras, como la de la Organización de la Enfermedad de Lyme, informan hasta porcentajes por encima del 35%.

Para evitar complicaciones, los especialistas recomiendan adoptar los siguientes hábitos preventivos:

  • Evitar las áreas con garrapatas, especialmente durante la temporada alta (finales de la primavera hasta principios del otoño).
  • Vestir ropa adecuada cuando se frecuentan estas zonas (camisa, pantalones y calcetines largos). Además, optar por colores claros te ayudará a identificar la garrapata con mayor facilidad.
  • Aplicar repelente sobre piel y ropa.
  • Tras estar al aire libre, revisar si hay garrapatas, especialmente en las zonas de la piel con pliegues, como axilas, ingle o detrás de las orejas.

Comparte tu opinión