SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Nuevos casos confirmados de peste humana en Nuevo México

El Departamento de Salud de Nuevo México confirmó dos nuevos casos de peste humana (human plague), en el condado de Santa Fe.

Se trata de dos mujeres, una de 52 años de edad y otra de 62 años, que fueron diagnosticadas recientemente con la peste. Este año, el primer caso confirmado se produjo en junio, cuando un hombre de 63 años contrajo la peste.

Las autoridades sanitarias están investigando alrededor de las casas de los pacientes para asegurarse de que no hay riesgo adicional para las personas cercanas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las personas pueden minimizar las posibilidades de contraer la plaga reduciendo el hábitat de roedores alrededor de sus casas, tratando a las mascotas contra las pulgas y usando repelente de insectos apropiado cuando acampa o en áreas donde se puede entrar en contacto con pulgas.

En el año 2015 se reportaron oficialmente un total de 11 casos de peste humana en residentes de seis estados: Arizona (dos), California (uno), Colorado (cuatro), Georgia (uno), Nuevo México (dos) y Oregon (uno). Los dos casos en Georgia y los residentes de California se han relacionado con exposiciones en o cerca del Parque Nacional de Yosemite en el sur de Sierra Nevada, California. Nueve de los once pacientes eran varones. La edad promedio de los afectados era de 52 años. Tres pacientes de 16, 52 y 79 años fallecieron.

¿Qué es la peste humana?

La peste humana es una zoonosis (enfermedades que pueden transmitirse de los diversos grupos de animales a los humanos) de rara amenaza para la vida, causada por la bacteria Yersinia pestis.

La plaga circula entre los roedores silvestres y sus pulgas en zonas rurales y semirurales en el oeste de los Estados Unidos. 

La transmisión a los seres humanos ocurre a través de la mordedura de pulgas infectadas, el contacto directo con fluidos corporales o tejidos infectados o la inhalación de gotitas respiratorias de personas o animales enfermos, incluyendo gatos y perros domesticados. El período de incubación habitual entre la exposición y el inicio de la enfermedad es de 2-6 días.

Síntomas

En los seres humanos, la peste se caracteriza por la aparición repentina de fiebre y malestar, que puede ir acompañada de dolor abdominal, náuseas y vómitos. 

Hay tres formas principales de peste, dependiendo de la ruta de la infección:

La peste bubónica (conocida en la Europa medieval como "peste negra"), es la forma más común resultante de la picadura de una pulga infectada y representa aproximadamente el 80-85% de los casos. Los pacientes desarrollan un "bubón" o hinchazón dolorosa de uno o varios ganglios linfáticos que progresa durante los primeros días de la enfermedad. 

La peste septicémica, que representa aproximadamente el 10% de los casos, puede ocurrir por picadura de una pulga o por contacto directo con fluidos infecciosos. La infección se propaga directamente a través del torrente sanguíneo sin signos de localización. 

La peste neumónica primaria, que ocurre en aproximadamente el 3% de los pacientes con peste, es el resultado de la exposición de aerosoles a gotitas infecciosas y se caracteriza por una neumonía primaria fulminante. La peste neumónica secundaria puede resultar de la propagación de la peste a los pulmones en pacientes con infección bubónica y septicémica no tratada.

La tasa de mortalidad de la peste no tratada ha oscilado entre el 66% y el 93%, sin embargo, en la era de los antibióticos, la mortalidad se ha bajado a aproximadamente el 16%. El diagnóstico precoz y el tratamiento inmediato son esenciales para la supervivencia y para reducir las complicaciones.  La pronta administración de antimicrobianos tales como aminoglucósidos, fluoroquinolonas o doxiciclina mejora en gran medida el resultado, señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad