Alerta en los Juegos Olímpicos de invierno por un brote de norovirus

Alerta en los Juegos Olímpicos de invierno por un brote de norovirus
Hasta el momento, ningún atleta ha sido infectado por el virus | Foto: ISTOCK

Los Juegos Olímpicos de Invierno comenzaron hoy con una multitudinaria ceremonia en PyeonChang, Corea del Sur, pero también con un alerta debido a un brote de norovirus.

Hasta ayer, había 128 casos confirmados de norovirus, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC). Eso es un aumento significativo de los 32 casos iniciales informados a principios de esta semana.

El brote comenzó el domingo entre un grupo de guardias de seguridad que se alojaban en el centro de entrenamiento juvenil en PyeongChang y los organizadores ya han puesto en cuarentena, como precaución, a casi 1,200 miembros de la seguridad de los juegos. Como resultado, los funcionarios surcoreanos desplegaron un refuerzo de 900 efectivos militares.

El director ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) para los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018, Christophe Dubi, informó en una conferencia de prensa que los primeros miembros del personal afectados por el norovirus fueron aislados.

Hasta el momento, ningún atleta ha sido infectado, pero los funcionarios están en alerta máxima, ya que algunos de los trabajadores de seguridad que desarrollaron síntomas trabajaban en la villa olímpica.

De fácil contagio

El norovirus es la causa más común de gastroenteritis aguda y puede contagiarse muy fácilmente entre personas por contacto directo, al ingerir comida o bebida contaminadas o al tocar superficies u objetos donde se depositaron partículas del virus.

Los afectados por el norovirus pueden seguir contagiando durante cierto tiempo después del malestar, por eso se recomienda no ir al trabajo o al colegio hasta pasadas 48 horas tras la desaparición de los síntomas.

En Estado Unidos, el norovirus causa alrededor de 20 millones de casos de enfermedad gastrointestinal cada año, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

Síntomas

El virus provoca inflamación en el estómago y los intestinos, causando dolor de estómago, náuseas y diarrea. Otros síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza y dolores corporales que suelen durar de uno a tres días.

Los enfermos deben beber mucho líquido para evitar la deshidratación y cuidar en extremo la higiene, lavándose las manos con jabón con frecuencia para prevenir el contagio a otras personas.

Si bien es muy desagradable, el norovirus no se considera, en general, peligroso. La mayoría de las personas se recuperan en pocos días, pero en casos extremos, entre las personas mayores y débiles de salud o individuos con otras complicaciones médicas, el norovirus puede llegar a ser letal.

Los adultos mayores y los bebés y niños menores de un año también son más vulnerables a una deshidratación grave por causa de los vómitos y la diarrea.​

Comparte tu opinión