Trasplante fecal, asqueroso pero eficaz

Un nuevo estudio demostró la efectividad de los trasplantes de materia fecal en pacientes con infecciones intestinales recurrentes. Este tratamiento sería más efectivo que el tradicional con antibióticos, y consiste en implantar materia fecal de una persona sana en una con infección intestinal. 

Los resultados fueron publicados el miércoles 16 en la versión digital del New England Journal of Medicine, y determinaron que un trasplante fecal logró erradicar una infección bacteriana recurrente de modo más confiable y eficaz que con vancocimina, el antibiótico utilizado habitualmente. 

Trasplante fecal, asqueroso pero eficaz
| Foto: SHUTTERSTOCK

El estudio involucró a 43 pacientes que tenían la bacteria Clostridium difficile o CDI que fueron divididos en tres grupos: al primero se lo trató con vancomicina, al segundo con vancomicina y un lavaje de intestinos o "cleansing" y al tercero se le dio vancomicina, un lavaje de intestinos y un trasplante fecal. 

El trasplante se realizó con un preparado que combinó heces frescas de un donante sano y agua ligeramente salada. Se introdujo directamente al intestino delgado mediante un tubo nasal, para evitar que el paciente pudiera percibir algún tipo de olor o sabor. De los 16 pacientes trasplantados, 13 se curaron luego del primer tratamiento, y el resto, en el segundo. En cambio solo hubo mejoras en el 31% de quienes recibieron el antibiótico, y en el 23 % de los pacientes que fueron tratados con vancomicina y lavaje. 

Aún no queda claro el mecanismo mediante el cual el trasplante combate la enfermedad, pero los científicos creen que se debe al reestablecimiento de la diversidad microbiana en los intestinos inflamados. 

Estos tratamientos siempre se vieron como marginales o alternativos, pero están generando gran interés entre médicos y pacientes. 

Los médicos e investigadores evalúan la posibilidad de que algún día el tratamiento con microorganismos permita combatir otras enfermedades intestinales o digestivas, como el colon irritable, e incluso la anorexia. 

La infección recurrente por Clostridium difficile afecta a cerca de un 1% de los pacientes hospitalizados en los Estados Unidos, y provoca unas 100,000 muertes al año. Gracias a este tratamiento, se asegura un 94 % más de probabilidades de éxito en la curación, tres veces más que con el tratamiento tradicional con antibióticos. 

El director del estudio, Els van Nood, del Departamento de Medicina interna de la Universidad de Amsterdam reconoce que esperaban un resultado exitoso, pero se sorprendieron con los porcentajes logrados. El experto informa que hasta ahora han probado el tratamiento en personas jóvenes y hace falta investigar en adultos mayores que hayan sufrido infecciones intestinales recurrentes.

Comparte tu opinión