Se expande a 19 estados el brote de E. coli por lechuga romana

Se expande a 19 estados el brote de E. coli por lechuga romana
Los CDC reiteraron la recomendación de no comer ni comprar lechuga romana a menos que puedan confirmar que no es de la región de Yuma, Arizona | Foto: ISTOCK

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) informaron que el brote de E.coli relacionado con la lechuga romana se sigue expandiendo y esta semana se sumaron 31 nuevos casos.

Esto eleva el número de personas enfermas a 84 en 19 estados. Colorado, Georgia y Dakota del Sur se sumaron a la lista de regiones afectadas desde que las primeras personas comenzaron a manifestar los síntomas a mediados de marzo último. Del total de enfermos, 42 pacientes fueron hospitalizados y 9 desarrollaron síndrome urémico hemolítico, un tipo de insuficiencia renal.

"Esta es una tasa de hospitalización más alta que la habitual para las infecciones por E. coli O157: H7, que generalmente es de alrededor del 30%. Las autoridades sanitarias están trabajando para determinar por qué esta cepa está causando un mayor porcentaje de hospitalizaciones", señalaron los CDC en un comunicado.

Las personas que se enfermaron recientemente comenzaron a experimentar las molestias el 12 de abril. Los síntomas, que en promedio comienzan 3 o 4 después de ingerir la bacteria, incluyen calambres estomacales severos, diarrea y vómitos. La mayoría de los afectados se recupera en cinco o siete días. 

Los niños pequeños, ancianos y personas con sistemas inmunes comprometidos son quienes están en mayor riesgo de contraer la enfermedad por E. coli.

"Si alguien tiene diarrea grave, especialmente si tiene heces con sangre, debería ver a su médico. Podrían tener E. coli O157, y los médicos deberían considerar que esta podría ser la causa. Recomendamos que esto no se trate con antibióticos, porque al hacerlo podría aumentar la probabilidad de síndrome urémico hemolítico. El tratamiento recomendado es obtener muchos líquidos para prevenir la deshidratación ", dijo a CNN la doctora Patricia Griffin, jefa de la División de Epidemiología de Enfermedades Entéricas de los CDC.

Advertencia

Los CDC volvieron a repetir la recomendación a los consumidores de no comer ni comprar lechuga romana a menos que puedan confirmar que no es de la región de Yuma, Arizona. Los restaurantes y los minoristas tampoco deben servir ni vender ninguna lechuga romana de esa zona.

Por su parte, Consumer Reports, aconseja que los consumidores eviten completamente comer lechuga romana en los restaurantes: los empleados pueden simplemente no saber de dónde proviene la lechuga.

También destaca  que no se debe comprar ninguna lechuga romana en las tiendas por el momento, incluidas las cabezas enteras sin envolver o los corazones de lechuga romana. Aunque no se han relacionado estos últimos a E. coli, Rogers dice que es mejor ser precavido.

Más información sobre E. coli

Comparte tu opinión