Cómo reconocer y tratar los síntomas de la gastroenteritis

Cómo reconocer y tratar los síntomas de la gastroenteritis
Esta afección ataca el estómago y los intestinos, provocando náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, fiebre, además de dolores de cabeza y musculares.

La gastroenteritis es una infección muy contagiosa causada por una variedad de virus, incluidos el rotavirus y el norovirus, y también por bacterias. Aunque a menudo se llama gripe estomacal, la gastroenteritis no es causada el virus de la gripe.

Esta afección ataca el estómago y los intestinos,  provocando náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, fiebre , además de dolores de cabeza y musculares.  El período de contagio, o sea el tiempo durante el cual una persona enferma puede transmitir la enfermedad a otros, difiere levemente  según sea viral o bacteriana.

 Gastroenteritis viral

Norovirus. Es la causa más común de gastroenteritis viral en adultos. Los síntomas suelen aparecen poco después de la exposición y, aunque generalmente, te sentirás mejor luego de uno o dos días, puedes seguir contagiando la enfermedad ya el virus permanece en las heces por un tiempo.

Los niños deben quedarse en casa y no ir a la escuela o a la guardería durante al menos 48 horas después de la última vez que vomitan o tienen diarrea.

Rotavirus. Los síntomas del rotavirus, la principal causa de gastroenteritis viral en bebés y niños pequeños, generalmente aparecen de uno a tres días después de la exposición. Pero eres contagioso incluso antes de que desarrolles síntomas y hasta dos semanas después de que te hayas recuperado.

También, el astrovirus y el adenovirus entérico pueden provocar esta infección.

Las personas con el mayor riesgo de gastroenteritis grave son los niños pequeños, los ancianos y las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado.

Gastroenteritis bacteriana

La gastroenteritis bacteriana puede afectar a una persona o a un grupo de personas que hayan ingerido el mismo alimento. Comúnmente se denomina intoxicación alimentaria. Con frecuencia ocurre después de consumir alimentos en comidas al aire libre, cafeterías de escuelas, grandes reuniones sociales o restaurantes.

Diferentes de bacterias pueden producir gastroenteritis bacteriana, entre ellas: Campylobacter jejuni; E. coli; Salmonella; Shigella; Estafilococo y Yersinia.

Los síntomas dependen del tipo de bacteria que causó la enfermedad, pero todos los tipos de intoxicación alimentaria causan diarrea.

¿Cómo se contagia?

Los virus que causan gastroenteritis se transmiten a través del contacto directo con personas infectadas, por ejemplo al compartir alimentos o utensilios para comer, y al tocar superficies y objetos contaminados. Comer alimentos contaminados también puede causar norovirus, señalan los expertos de la Clínica Mayo.

Lavarse las manos a menudo con agua y jabón es la manera más efectiva de detener la propagación de estos virus a otros. Usar un desinfectante para manos a base de alcohol, también ayuda a reducir los gérmenes.

Tratamiento

La mayoría de los casos de gastroenteritis desaparecen en unos pocos días si descansa y se toma líquidos en abundancia, como jugos de fruta, bebidas deportivas, refrescos sin cafeína o caldo, pero si los síntomas son realmente severos o duran más, debes consultar con un médico.

En algunos casos, si presenta diarrea y no se puede beber o retener suficientes líquidos debido a las náuseas o los vómitos,  es probable que se necesiten incorporar líquidos por vía intravenosa. Los niños pequeños pueden tener un riesgo adicional de resultar deshidratados.

Para la mayoría de los tipos comunes de gastroenteritis bacteriana, no se recetan antibióticos con mucha frecuencia. Si la diarrea es muy intensa o si el paciente tiene un sistema inmunitario debilitado, se pueden prescribir antibióticos.

En cuanto a la comida, debes evite los alimentos grasos o azucarados, los lácteos, la cafeína y el alcohol hasta que estés mejor. Cuando te sienta listo para probar alimentos sólidos, comienza con cosas suaves como arroz, papas, compota de manzana o plátanos.

Más información sobre gastroenteritis:

Comparte tu opinión