¿Alimento descompuesto o contaminado? Cómo detectarlos

¿Alimento descompuesto o contaminado? Cómo detectarlos
Diferencia entre un alimento descompuesto y contaminado | Foto: GETTY IMAGES

Los alimentos descompuestos y contaminados son la causa de las enfermedades transmitidas por alimentos (ETAS). El alimento descompuesto se puede distinguir a simple vista, presenta cambios en su apariencia en cuanto a color, sabor, textura y olor. En cambio, un alimento contaminado no se percibe por sus características organolépticas.

Detecta los alimentos descompuestos

Un alimento descompuesto presenta cambios en el color, sabor, textura y olor. Si tienes duda en cuanto a si un alimento está descompuesto, ¡no lo pruebes! Una pequeña probadita te puede enfermar.

Rechaza los alimentos descompuestos:

  • Carne

Textura pegajosa.
Cambio de color. Se torna café oscuro o verdoso.
Olor desagradable.

  • Pescado

Consistencia suave, no firme.
Ojos hundidos.
Olor fuerte desagradable.
Agallas de color verde o gris.

  • Frutas y verduras

Depende de la fruta, pero en general se distinguen: manchas, cambios en la textura y presencia de moho.

  • Alimentos envasados

Revisa si hay empaques rotos o con presencia de moho o insectos. Verifica consistencia, textura y fecha de caducidad.

  • Alimentos enlatados

-Latas con abolladuras o hinchadas.
-Latas con presencia de óxido.
-Fechas caducadas.
-Al abrir la lata, se percibe que se derrama líquido o presencia de aire.
-Presencia de líquido espumoso.

Recuerda: Si sospechas que un alimento está descompuesto: no lo consumas. Cuida también que no lo coman otras personas y animales.

Evita la contaminación de alimentos

No puedes detectar a simple vista un alimento contaminado. Sí puedes prevenir una contaminación de alimentos. 

Sigue una serie de medidas higiénicas en el manejo, conservación y preparación de los alimentos para ayudar a prevenir la contaminación de alimentos.También puedes ayudar a prevenir la contaminación de alimentos por Salmonella.

¿Infección o intoxicación?

También hay diferencias entre una infección y una intoxicación.

La intoxicación se produce cuando en un alimento se encuentra una bacteria que a su vez produce toxinas. Puedes prevenir una intoxicación alimentaria.

Si se consume por ejemplo una leche contaminada con estafilococo, en la cual la bacteria generó toxinas, al tomar la leche contaminada, todas las personas que la bebieron tendrán una intoxicación que se manifiesta a las pocas horas con diarrea y vómito.

En cambio en una infección bacteriana producida por alimentos, la bacteria en sí es la que causa la infección, no sus toxinas. Los síntomas son similares, pero con fiebre.

Aunque varias personas prueben el alimento contaminado, sólo algunas se pueden enfermar, depende de su sistema inmunológico o de si ya tienen cierta inmunidad por haber padecido esta infección anteriormente.

Ante una sospecha de un alimento contaminado o descompuesto, pregúntate: ¿Cuál es el riesgo de comerlo y cuál es el beneficio? Tu salud está primero, no lo dudes.

Comparte tu opinión