Cómo hacer agua de arroz y cómo se usa

Cómo hacer agua de arroz y cómo se usa

El agua de arroz es uno de los remedios caseros más antiguos, tradicionales y eficaces para combatir la diarrea. Su acción terapéutica se debe al almidón del arroz, que al entrar en contacto con la mucosa intestinal hace que ésta absorba los líquidos, y así se reducen las deposiciones liquidas. 

Para prepararlo basta con hervir ½ taza de arroz de grano redondo en 4 de agua, durante 20 minutos a fuego bajo y con la olla tapada. Pasado ese tiempo se deja enfriar 5 minutos antes de colar para obtener esa agua blancuzca. Conviene guardarla en recipientes cerrados en el refrigerador, donde se conservará en buen estado una semana. 

Si bien se trata de una receta casera, hay estudios que demuestran su efectividad para tratar la diarrea. Uno de ellos es una investigación de la Unidad de Bioestadística de Cambridge se le suministró agua de arroz a 1,367 pacientes con diarrea, y se observó que la misma disminuyó en un 36% en las primeras 24 horas. 

Para aprovechar sus propiedades para combatir la diarrea es necesario beber 2 o 3 tazas al día, y hasta se le puede suministrar a niños con esta complicación, a partir de los 6 meses de edad. 

Agua de arroz como tónico facial

Para eliminar el brillo del rostro y suavizar la piel, se aplica el agua de arroz con un algodón. Para obtener mejores resultados conviene utilizarla fría, ya que tiene un efecto desinflamatorio. Es una buena opción para personas con rosácea, ya que atenúa la irritación y el enrojecimiento facial.

Comparte tu opinión