Gemma Collins: bajó con banda gástrica virtual

Gemma Collins: bajó con banda gástrica virtual
Getty Images / Twitter | Foto: GETTY IMAGES

La presentadora y diseñadora Gemma Collins bajó mucho de peso y luce orgullosa las prendas de su propia colección en talle 18, y no piensa parar hasta lograr el talle 14. 

Para perder las libras que tenía de más recurrió a un sistema de hipnosis mediante el cual se logra una banda gástrica virtual. Así, se siente que el estómago tiene menos capacidad, se come menos y se cambian los hábitos de alimentación.

Durante el tratamiento también le pidieron que pensara en las épocas en las que se sentía especialmente infeliz. Un hipnotizador le ayudó a erradicar estos sentimientos negativos sobre su pasado, que la llevaron a refugiarse en la comida, a quien llegó a considerar “su mejor amiga”.

La estrella de Towie, quien es diseñadora de prendas de talles grandes, comenta que ahora come cuatro bocados y ya se siente satisfecha. Logró bajar del talle 22 al 18 y según reveló en una entrevista con Now Magazine, se siente una nueva mujer.

Hoy celebra haber conseguido una nueva figura, está llena de proyectos y se siente muy feliz ¡sobre todo de haber descubierto prendas sin usar en su guardarropas, que sin duda podrá lucir este verano!

¿Qué es la banda gástrica virtual?

Se trata de una técnica no invasiva de la medicina alternativa que promete ayudar a bajar de peso con hipnosis y reprogramar los hábitos alimenticios. Este procedimiento crea una especie de banda gástrica similar a la que se coloca mediante cirugía para reducir el estómago y comer menos.

La psicoterapeuta Rita W. Margolis lo realiza en México desde hace 8 años, y explica que esta banda gástrica virtual se crea en la mente del paciente. La misma lo ayuda a controlar su peso por sugestión hipnótica y permite lograr una reprogramación positiva del pensamiento para controlar la ansiedad por comer y también fomentar nuevos hábitos alimenticios. La mente cree que el estómago tiene menos capacidad, por eso limita la cantidad de alimentos que se ingieren.

El procedimiento se realiza con el paciente relajado, durante una sesión individual o grupal de dos horas de duración. Durante los 112 días que dura el tratamiento, debe escuchar grabaciones a diario, por la mañana y por la noche, con consignas para reforzar el cambio de hábitos. 

Margolis advierte que la hipnosis no es peligrosa si es llevada a cabo por un especialista, pero siempre hay que tener cuidado con los fraudes que circulan por Internet que prometen soluciones mágicas.

Comparte tu opinión