La dieta de Manny Pacquiao

La dieta de Manny Pacquiao
Getty Images

Pacquiao, de 36 años, desayuna "bulalo", una sopa típica de su pueblo cuyo principal ingrediente es hueso de médula ósea vacuno. Ese caldo espeso, pura sustancia, le da energía para empezar el día lanzando jabs.

El campeón también come "balut", embrión de pato fertlizado que se hierve en su propia caparazón. Este popular plato —que se consume chupando del mismo caparazón, como si fuera un osteón caribeño— se vende tanto en las calles como en elegantes restaurantes a lo largo de todo el país.

Otro de los encuentros que son compromiso gastronómico cada día para "Pacman" es con su vaso de leche tibia. Dicen los que lo conocen de cerca que ha retrasado peleas por no tener a mano este líquido vital para su fuerza física y mental.

Estos tres componentes esenciales de la dieta de Pacquiao le ayudan especialmente a "alimentar" a sus huesos con el calcio que necesitan para estar fuertes, a prueba de roturas. 

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, el calcio es uno de los minerales más importantes para el crecimiento humano, y es el componente principal de los huesos. El calcio es a los huesos lo que la cal es a la construcción: actúan a nivel óseo reparando cualquier fisura, para mantener el esqueleto firme y fuerte.

Los alimentos energéticos que consume Pacquiao le garantizan huesos elásticos y músculos de acero. Una ecuación que, sumado a la rutina de ejercicios diaria, lo vuelve imbatible.

Comparte tu opinión