Demencia vascular: ésta sí se puede prevenir

Demencia vascular: ésta sí se puede prevenir
Si una persona que tuvo un accidente cerebrovascular empieza a tener síntomas de pérdida de memoria, confusión, dificultad para hablar, cambios de humor repentinos o problemas de atención. Entonces es importante ir al médico para que valore si los síntomas pueden deberse a una demencia vascular. | Foto: GETTY IMAGES

De las diferentes enfermedades que pueden causar demencia irreversible, la demencia vascular es la única que es, como tal, prevenible.

La demencia vascular es una enfermedad que puede tener diferentes causas pero que tiene como punto común un daño al flujo sanguíneo del cerebro.

Este daño puede deberse a un accidente cerebrovascular (un infarto o un derrame cerebral) o a complicaciones de otras enfermedades, la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el tabaquismo, los niveles elevados de colesterol y enfermedades cardiovasculares como insuficiencia venosa son los principales factores de riesgo que pueden llevar a padecer este tipo de demencia.

Después de sufrir un un accidente cerebrovascular  la capacidad de entender y procesar información, la memoria, la capacidad de resolver problemas, es decir, la capacidad cognitiva de la persona es inestable debido al daño que el cerebro acaba de sufrir; qué tanto puedo haberse visto afectada.  Entre más ataques cerebrales, más deterioro cognitivo.

Qué tanto puede recuperarse una persona después de un accidente cerebrovascular depende de factores como:

-La edad de la persona, es el mayor factor de riesgo, a mayor edad mayor la probabilidad de que haya algún dato de demencia posteriormente.

-Las enfermedades que padezca.

-De qué lado fue la lesión en el cerebro y qué estructuras se vieron afectadas por esta lesión, usualmente las lesiones en el lado izquierdo pueden causar mayor riesgo.

-Qué tan grande o severo fue el daño cerebral.

Aunque parezca difícil de creer, el nivel de educación también es un factor importante a considerar. Hay estudios que demuestran que personas con menos de 8 años de estudio tienen mayor riesgo de padecer demencia vascular a diferencia de aquellos que tienen más de 13 años de estudio

Es esta enfermedad los cambios cognitivos pueden presentarse de forma aguda (justo después del daño vascular) o de forma subaguda, es decir, tiempo después, pudiéndose presentar después de 5-10 años de que ocurrió el daño.

Se ha visto que el riesgo de otro accidente cerebrovascular es mayor en Hispanos.

Si una persona que tuvo un accidente cerebrovascular empieza a tener síntomas de pérdida de memoria, confusión, dificultad para hablar, cambios de humor repentinos o problemas de atención entonces es importante acudir con un médico para que valore si los síntomas pueden deberse a una demencia vascular.

Un síntoma importante en personas que tienen este tipo de demencia es la depresión.

La depresión que sufren estas personas es más severa que en otras causas de demencia, como el Alzheimer.

La depresión puede llevar a las personas a aislarse de eventos sociales, a tener poca actividad física e incluso pueden llegar a tener consecuencias más graves.

Comparte tu opinión