El ejercicio puede reducir el riesgo genético de enfermedad cardíaca

El ejercicio puede reducir el riesgo genético de enfermedad cardíaca
El ejercicio redujo el riesgo de tener problemas cardíacos durante aproximadamente seis años, según la investigación | Foto: ISTOCK

Las personas con alto riesgo genético de enfermedad cardíaca tienen menos de probabilidades de desarrollar esta afección si hacen ejercicio regularmente, según una nueva investigación publicada en la revista Circulation.

Las enfermedades cardíacas son la causa principal de muerte en las personas de casi todas las razas y grupos étnicos en Estados Unidos. Unos 600,000 estadounidenses mueren de enfermedades cardíacas  cada año, lo que equivale a 1 de cada 4 muertes, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El estudio examinó a casi 500,000 personas en Inglaterra, Escocia y Gales que participaron en el Biobanco del Reino Unido, un proyecto de investigación internacional que abarcó el período de 2006 a 2010.

Al comienzo de la prueba, los hombres y mujeres, de entre 40 y 69 años, permitieron a los investigadores evaluar sus predisposiciones genéticas para la enfermedad cardíaca.  También realizaron un auto informe sobre su nivel de actividad física diaria, además se usaron dinamómetros manuales para medir la fuerza de agarre y pasaron por una prueba de ciclismo para medir la aptitud de su corazón.

Los investigadores observaron a las personas que tenían antecedentes familiares o genéticos de enfermedad cardíaca pero que no tenían ningún problema cardíaco actual y descubrieron que, en general, el ejercicio redujo el riesgo de tener problemas cardíacos durante aproximadamente seis años.

También encontraron que entre las personas con un elevado riesgo genético de enfermedad cardíaca, tener un fuerte agarre, una de las medidas de la capacidad física, redujo el riesgo de enfermedad coronaria en un 36% y el riesgo de fibrilación auricular en un 46%  en comparación con hombres y mujeres con agarres débiles.

Planes de ejercicio

Para hombres y mujeres con un alto riesgo genético de enfermedad cardíaca, los altos niveles de actividad física se relacionaron con un riesgo 49% menor de enfermedad coronaria y un riesgo 60% menor de fibrilación auricular.

"Los genes no tienen que determinar el destino. Puedes afectar tu riesgo al estar más en forma", dijo el doctor Erik Ingelsson, autor principal del estudio y profesor de medicina en la Universidad de Stanford.

Ingelsson destacó también que las personas que están preocupadas por la salud de su corazón, especialmente si ya tienen marcadores de enfermedades cardíacas, deben consultar a los profesionales de la salud sobre los planes de ejercicios más convenientes.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda realizar 40 minutos de ejercicio de intensidad moderada a vigorosa de tres a cuatro veces por semana para prevenir un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Si es difícil programar sesiones de ejercicio regulares, trata de apuntar a sesiones de por lo menos 10 minutos repartidas a lo largo de la semana para disminuir la presión arterial o el colesterol.

Además, para mantener un corazón saludable, evita fumar, limita la ingesta de sal y consume una dieta saludable.

Comparte tu opinión