Los implantes de mama, ¿pueden causar cáncer?

Los implantes de mama, ¿pueden causar cáncer?
| Foto: GETTY IMAGES

Los primeros implantes de mama a base de silicona aparecieron en 1964, dando inicio a la era moderna de la reconstrucción mamaria. 

Actualmente se usan con fines tanto cosméticos como reconstructivos. Si bien ocurren pocas complicaciones tras su colocación, existe evidencia de que en algunos casos podrían aumentar el riesgo de desarrollar cáncer.

Cirugía de aumento mamario

La cirugía de aumento mamario es un procedimiento muy popular. Tan solo en Estados Unidos se colocan más 550 mil implantes al año y se estima que 10 millones de mujeres en el mundo tienen implantes mamarios.

Aunque la mayoría de estas cirugías se hacen con fines cosméticos, muchas mujeres que han sufrido una resección de mama por cáncer también se han visto beneficiadas, con mejoría social, psicológica y funcional.

Complicaciones

Las complicaciones más comunes tras la colocación de implantes no ponen en riesgo la vida de las pacientes.

Incluyen infecciones o la formación de una cápsula alrededor del implante que puede provocar dolor y un resultado estético poco favorable.

No obstante, en un estudio publicado este año por investigadores de los Países Bajos, se encontró que los implantes de mama podrían incrementar el riesgo de desarrollar un tipo de cáncer sanguíneo.

Para realizar el estudio se analizó la información de varias pacientes con linfoma de la mama en un registro que abarcaba de 1990 a 2016.

Riesgo de cáncer de mama en mujeres con implantes de mama

Los investigadores encontraron que las mujeres con implantes de mama tienen un riesgo 421 veces mayor que las mujeres que no los tienen de desarrollar un tipo de linfoma, el cual es poco frecuente y muy agresivo. 

Sin embargo, también encontraron que son muy pocas las pacientes que llegan a presentar esta enfermedad.

Aunque el riesgo de padecer este cáncer es bajo, las pacientes que tienen implantes de mama o piensan someterse a una cirugía de este tipo deben conocer las posibles complicaciones para tomar una decisión informada.

Además, las mujeres que ya tienen implantes deben saber cómo suele presentarse esta enfermedad para poder detectarla a tiempo.

Muchos estudios han demostrado que los implantes de mama pueden mejorar la imagen corporal de las mujeres, su bienestar psicosocial y su calidad de vida en general.

Por estas razones, esta cirugía seguirá vigente, así que no hay que olvidar nunca que una decisión informada es la mejor decisión.

Comparte tu opinión