SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Cáncer de mama: confirman el beneficio de una dieta baja en grasas

Por Lorena Ponce de Léon -

Seguir una dieta de bajo contenido graso está asociado con una menor incidencia de muertes después del cáncer de mama, según los datos del estudio de seguimiento a largo plazo de Women's Health Initiative (Iniciativa de Salud para las Mujeres).

Las mujeres posmenopáusicas con una dieta baja en grasas presentaron un menor riesgo de muerte por cáncer de mama y un riesgo significativamente menor de muerte por otras causas después del cáncer de mama, reportaron los investigadores en el Journal of Clinical Oncology

En el ensayo Women’s Health Initiative Dietary Modification (WHI DM), 48.835 mujeres posmenopáusicas fueron asignadas aleatoriamente a un grupo de modificación dietética o a un grupo de comparación de dieta habitual para evaluar los efectos del patrón dietético de bajo contenido de grasa en la incidencia del cáncer de mama.

Menos grasas, más frutas y verduras

El programa de modificación dietética de WHI redujo la ingesta de grasa y aumentó la ingesta de frutas, verduras y granos.

Durante el seguimiento acumulado de más de 16 años, con 3,030 mujeres con cáncer de mama, se observó una reducción significativa en la mortalidad por todas las causas en el grupo de intervención dietética en comparación con el grupo de dieta habitual, con 234 muertes versus 443 defunciones, respectivamente.

Las mujeres en el grupo de dieta baja en grasa también tuvieron una pérdida de peso del 3%, que se mantuvo a lo largo de la intervención dietética.

Los investigadores señalaron que las conclusiones del estudio tienen que ser calificadas, ya que este fue un ensayo de prevención primaria.

Peso saludable

Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. En un estudio del año 2005, los investigadores determinaron que las mujeres que subieron de peso después de recibir el diagnóstico de cáncer de mama tuvieron mayor riesgo de recurrencia.

Los estudios sobre el mantenimiento de un peso saludable y la reducción del riesgo de tener cáncer de mama por primera vez indican que las mujeres que tienen sobrepeso tienen mayor riesgo de tener cáncer de mama después de la menopausia en comparación con las mujeres que tienen un peso saludable.

Recomendaciones

Los nutricionistas recomiendan las siguientes pautas para las mujeres que han tenido cáncer de mama:

  • Mantén tu peso corporal en valores saludables para tu estatura y tu cuerpo. El índice de masa corporal, aunque no sea una medida perfecta, puede ayudarte a calcular tu peso saludable.
  • Come muchas verduras y frutas (más de 5 tazas por día).
  • Intenta limitar el consumo de grasa a menos del 20 % de las calorías totales diarias. Esta es una cantidad sumamente baja de grasa para consumir (una cantidad promedio es del 30 % al 35 % de las calorías diarias totales).
  • Para comenzar, elimina algunos de los alimentos de más alto contenido graso (por ejemplo, las comidas fritas y la margarina) y poco a poco reduce la cantidad de grasa que comes.
  • Come alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.
  • Evita las grasas trans, las carnes rojas y los alimentos quemados o ahumados.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad