Proteínas de la leche cuidarían tu corazón

Proteínas de la leche cuidarían tu corazón
| Foto: SHUTTERSTOCK

La investigación publicada en Journal of Dairy Science, refiere que varias proteínas de la leche pueden ser un arma muy efectiva para disminuir el colesterol LDL (suele conocerse como colesterol malo ya que puede tapar las arterias) y los triglicéridos altos, dos valores de gran importancia para la salud cardíaca. Los estudios demuestran que al reducir el colesterol en sangre se reduce considerablemente el riesgo de padecer enfermedades del corazón o un accidente cerebrovascular.

Las bondades mencionadas se deberían a una reacción química conocida como Maillard (técnicamente: glucosilación o glicación no enzimática de proteínas), entre los aminoácidos y azúcares reductores que se dan al calentar (no es necesario que sea a temperaturas muy altas) los alimentos o mezclas similares.

Para esta investigación se experimentó con proteína de suero concentrado y caseinato de sodio o caseína (un tipo de proteína presente en la leche de todos los mamíferos) que se calentaron con lactosa para producir la reacción de Maillard y se utilizó un grupo de ratones para observar su posible efecto cardioprotector. Durante el ensayo se midió el nivel de colesterol en la sangre de los roedores y se evaluó la actividad antioxidante.

Este es el primer informe que verifica el impacto de las proteínas de suero de leche productos de la reacción de Maillard en el riesgo cardiovascular utilizando un modelo animal, destacó Younghoon Kim, autor principal del estudio e investigador de la Universidad Nacional Chonbuk de Corea.

Nuestros hallazgos representan un avance real en el área de las proteínas de la leche fermentadas e indican que podrían ser recomendadas para su uso como antioxidantes y potenciales ingredientes cardioprotectores, añadió.

Las proteínas de la leche tienen un gran interés desde el punto de vista nutritivo y un alto valor biológico, ya que contienen los aminoácidos esenciales para cubrir las necesidades de una persona. Las más importantes son la caseína y las proteínas del suero (albúmina y globulina).

Los especialistas recomiendan que los niños de edades comprendidas entre 1 y 2 años beban leche entera (con 4% de grasa) y después de edad se tome leche y otros productos lácteos bajos en grasa (2% o 1%) o desnatados para el fortalecimiento del sistema óseo.

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) hay muchos tipos de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Más de 82 millones de personas en los Estados Unidos tienen alguna de las dos y cada año más de 813,000 personas mueren a causa de estas enfermedades, más del 33% de todas las muertes en EE.UU.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., refiere que los principales factores de riesgo cardiovascular son el tabaquismo, los niveles elevados de colesterol, la presión arterial alta, la inactividad física, la obesidad, la diabetes, la edad, el sexo y los factores hereditarios (la raza inclusive). Según la AHA, más de 98 millones de adultos estadounidenses tienen niveles de colesterol de 200 mg/dl o más.

Comparte tu opinión