Las sodas dietéticas también engordan

Las sodas dietéticas también engordan

Al parecer, la elección de una soda dietética no es tan saludable. Aunque tienen una cantidad mínima de calorías, su consumo constante tiene un impacto a largo plazo en la talla.

Así lo comprobó un estudio del Texas Health Center de San Antonio, que realizó un seguimiento de 474 personas mayores por una década. A los participantes se les fue midiendo la altura, el peso y la talla, así como el consumo de bebidas gaseosas dietéticas cada 3.5 años.

Los científicos fueron observando que aquéllos que tomaron sodas dietéticas en forma diaria aumentaron de peso y talla un 70% más que los que eliminaron estas bebidas de su dieta.

La cintura de los que tomaron sodas dietéticas dos o más veces al día aumentó cinco veces más que la de los que no las tomaron.

"En promedio, por cada soda dietética que los participantes tomaban por día, tenían un 65% más de posibilidades de sufrir de sobrepeso en los 8 años siguientes", explicó Sharon Fowler, del centro que realizó la investigación.

Ahora bien, la pregunta es: cómo es posible que algo que no tiene ni medio gramo de azúcar termine engordando. Un estudio del Health Science Center de San Diego halló la respuesta.

Aunque el paladar humano percibe la diferencia entre lo que tiene azúcar y lo no, el cerebro no posee la misma capacidad de distinción. Al final del día, el excesivo consumo de edulcorante -componente de las bebidas soda dietéticas- produce el mismo efecto a nivel cerebral que tendría el azúcar.

Por eso, los nutricionistas destacan que lo importante, siempre, es la moderación a la hora de consumir cualquier alimento... o bebida sin azúcar.

Más para leer:

Comparte tu opinión