SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Cuándo beber demasiado líquido es peligroso

Es usual escuchar el consejo -tanto de parte de un médico como de un familiar- que debemos beber agua o mucho líquido cuando estamos enfermos.

Pero un grupo de investigadores médicos británicos dicen que hay realmente poca evidencia detrás de esa recomendación bien intencionada y ninguna definición muy clara de cuánto es suficiente.

Si bien permanecer hidratado es necesario para mantenerse saludable, algunos médicos están advirtiendo que exagerar puede ser dañino en algunos casos.

En un artículo recién publicado en British Medical Journal, se describe el caso de una mujer de 59 años que desarrolló hiponatremia -una condición que se presenta cuando el nivel de sodio en el cuerpo es anormalmente bajo- tras beber demasiada agua para recuperarse más rápido de una infección recurrente del tracto urinario.

"El efecto de la enfermedad en el cuerpo, así como la tendencia natural de las personas a dejar de comer y beber cuando están mal, se combinan para lograr que el riesgo de deshidratación durante la enfermedad sea una verdadera preocupación", dijo a CBS News la doctora Maryann Noronha, principal autora del informe.

"Para contrarrestar esto, el consejo médico siempre ha sido asegurarse de mantenerse bien hidratado durante los períodos de enfermedad", dijo. "En general este consejo se sigue dentro de límites razonables. Sin embargo, si se lleva a extremos, como en este caso, las consecuencias pueden ser tan graves como el de no consumir suficiente agua" explicó.

En el caso que Noronha y sus colegas describen en el informe, una mujer con infección urinaria había oído que debería beber un vaso de agua cada media hora, y siguió el consejo al pie de la letra.

El resultado fue terminar en emergencias con temblores, confusión, vómitos y dificultades en el habla, causados por sus niveles extremadamente bajos de sodio. 

Se había intoxicado con agua. La condición es una emergencia médica, y requiere de un pronto reconocimiento y acción.

Para tratar a la paciente, los doctores redujeron su ingesta de líquido a sólo un litro durante las siguientes 24 horas y al día siguiente, sus análisis de sangre habían vuelto a la normalidad.

Todo tiene un límite

Los autores observan que este caso les recuerda otro incidente anterior, en el cual otra paciente femenina desarrolló hiponatremia y más tarde murió al beber cantidades excesivas de agua durante un episodio de gastroenteritis.

El doctor Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que el caso mencionado arriba destaca la importancia de no consumir cantidades excesivas de agua ante una infección urinaria.

"El viejo consejo de beber mucha agua debe ser abordado con precaución si el paciente no está vomitando, o experimentando diarrea, o sudoración excesiva", aconseja. "Su sed es a menudo la mejor guía para calibrar cuándo necesita beber más agua si no tiene antecedentes de enfermedad renal. Hay un complejo lazo de retroalimentación del riñón, que estimula los receptores especiales en el cerebro que desencadenan la sensación de sed" agregó Glatter.

¿Entonces, cuánto líquido puede ser perjudicial? "Si usted está enfermo y aumenta excesivamente el consumo de agua en relación al que bebe habitualmente, llevándola al doble o al triple, tal vez hay que tener cuidado, y si comienza a desarrollar síntomas inusuales, como dolor de cabeza o dificultad para hablar, debe consultar al médico de inmediato” agregó el experto, 

¿Cuánta agua hay que beber por día?

Los mensajes nos alertan que la deshidratación es peligrosa, apelan al miedo que representa el riesgo de que niños y adultos en el mundo pudieran padecerla, y ha alcanzado dimensiones epidémicas, dijo el Dr. Aaron Carroll, de Indiana University School of Medicine.

Caroll fue coautor de un estudio aparecido en 2007 en British Medical Journal que derribó varios mitos médicos, y uno de ellos fue el de los 8 vasos de 8 onzas de agua al día. Allí se explica que no hay estudios que demuestren por qué hay que tomar tanta agua.

La completa falta de evidencia que apoye la recomendación de beber de 6 a 8 vasos de agua al día también fue establecida por el investigador Heinz Valtin en un artículo del American Journal of Physiology, donde señala que los estudios indican que la adecuada ingesta de líquidos por lo general se obtiene a través del consumo diario de jugo, leche, café y otras bebidas.

Más información

Lo que el agua aporta a la salud

Cómo hacer que los niños tomen agua

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad