Consejos para quitar los pesticidas a las frutas y verduras

Consejos para quitar los pesticidas a las frutas y verduras
Los productos orgánicos y a los que se quita la cáscara, también se deben lavar. | Foto: GETTY IMAGES

¿Te preocupan los pesticidas en los productos naturales? No todos los alimentos de origen vegetal tienen la misma cantidad de estas sustancias. Según el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) que mantiene una lista de la exposición a los pesticidas de una amplia variedad de productos agrícolas, los que más los contienen son las fresas, los pimientos, las uvas, la col rizada, las manzanas y los tomates. 

Por otro lado, los aguacates, los frijoles, las cebollas, los melocotones, la coliflor y las naranjas por lo general tienen unos niveles más bajos de residuos de pesticidas. 

Aunque hay una tendencia hacia la producción y consumo de alimentos más saludables, donde los orgánicos están muy bien posicionados, todavía el problema persiste. "Muchas cosas han cambiado. Hay una reducción marcada en los insecticidas que se usan", dice el Dr. Charles Coddington, profesor de obstetricia y ginecología de la Clínica Mayo.

"La gente debe realmente ser consciente de que los insecticidas están presentes, y asegurarse de lavar y limpiar las verduras, aunque las compren en un supermercado elegante y exclusivo. Algunos quizás quieran pasarse a los productos orgánicos, algo que yo respaldaría muy fácilmente" agregó. 

Para ponerte a salvo del exceso de pesticidas en las frutas y verduras, y los riesgos que implica para la salud, sigue estos consejos de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. 

  • Lava tus manos con agua y jabón antes de comenzar a preparar la comida.
  • Elimina las hojas externas de las verduras de hoja, como la lechuga. Enjuaga y consume la parte interna.
  • Enjuaga con agua fría por al menos 30 segundos.
  • No uses jabones o detergentes para platos. Estos productos pueden dejar residuos no comestibles.
  • No laves productos marcados como "listos para comer" o "pre lavados".
  • Lava el producto, incluso si no comes las cáscaras (como los cítricos). De lo contrario, los químicos o bacterias del exterior del producto pueden introducirse cuando estás cortando o pelando.
  • Después del lavado, seca con una toalla seca.
  • Lava el producto cuando estés listo para usarlo. Lavarlo antes de guardarlo puede degradar la calidad de la mayoría de las frutas y verduras.
  • Como una opción, puedes comprar y servir productos agrícolas orgánicos. Los agricultores orgánicos usan pesticidas aprobados. Puedes considerarlos para los productos de cáscara fina como melocotones, uvas, fresas y nectarinas.
  • Ten en cuenta que para eliminar las bacterias dañinas, tienes que lavar tanto las verduras y frutas orgánicas como las que no lo son.

Más para leer sobre los pesticidas y la salud

Comparte tu opinión