Acido pantoténico y biotina

Definición

El ácido pantoténico (B-5) y la biotina (B-7) son tipos de vitaminas B. Estas vitaminas son hidrosolubles, lo cual significa que el cuerpo no las puede almacenar. Si el cuerpo no puede utilizar la vitamina completa, la cantidad sobrante abandona el organismo a través de la orina. El cuerpo conserva una pequeña reserva de estas vitaminas. Estas se deben tomar con regularidad para mantener la reserva.

Nombres alternativos

Ácido pantoténico; Pantetina; Vitamina B5; Vitamina B7

Funciones

El ácido pantoténico y la biotina son necesarios para el crecimiento. Ayudan al cuerpo a descomponer y utilizar los alimentos. Esto se denomina metabolismo. Se necesitan los dos para producir ácidos grasos.

El ácido pantoténico también juega un papel en la producción de hormonas y colesterol. Además, se utiliza en la conversión del piruvato.

Fuentes alimenticias

Casi todos los alimentos de origen vegetal y animal contienen ácido pantoténico en diversas cantidades, aunque el procesamiento de los alimentos puede ocasionar una pérdida significativa.

El ácido pantoténico se encuentra en alimentos que son buenas fuentes de vitaminas del complejo B, incluso los siguientes:

  • Proteínas de origen animal
  • Aguacate
  • Brócoli, col y otras verduras en la familia del repollo
  • Huevos
  • Legumbres y lentejas
  • Leche
  • Champiñones
  • Vísceras
  • Aves de corral
  • Papas y batatas o camotes
  • Cereales integrales
  • Levadura

La biotina se encuentra en alimentos que son buenas fuentes de vitaminas del complejo B, por ejemplo:

  • Cereal
  • Chocolate
  • Yema de huevo
  • Legumbres
  • Leche
  • Nueces
  • Vísceras (hígado, riñón)
  • Carne de cerdo
  • Levadura

Efectos secundarios

La falta de ácido pantoténico es muy infrecuente, pero puede causar una sensación de hormigueo en los pies (parestesia). La falta de biotina puede llevar a dolor muscular, dermatitis o glositis (hinchazón de la lengua). Los signos de la deficiencia de biotina incluyen erupciones cutáneas, pérdida del cabello y uñas quebradizas.

Las dosis altas de ácido pantoténico no producen síntomas, más allá de (posiblemente) diarrea. No se conocen síntomas de toxicidad a raíz de la biotina.

Recomendaciones

CONSUMOS DE REFERENCIA

Las recomendaciones para el ácido pantoténico y la biotina, así como para otros nutrientes, se suministran en el Consumo de Referencia Alimenticia (DRI, por sus siglas inglés) desarrolladas por el Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina. DRI es un término para una serie de consumos de referencia que se usan para planear y evaluar la ingesta de nutrientes de personas saludables. Estos valores, que varían por la edad y el sexo, incluyen:

  • La ración diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés): el nivel diario promedio de consumo que es suficiente para satisfacer las necesidades de nutrientes de casi todas (97% a 98%) las personas saludables.
  • El consumo adecuado (IA, por sus siglas en inglés): establecido cuando no hay datos suficientes para desarrollar una RDA. Se fija a un nivel que, se cree, garantiza la nutrición suficiente.

Consumos de referencia dietética para el ácido pantoténico:

  • De 0 a 6 meses de edad: 1.7* miligramos por día (mg/día)
  • De 7 a 12 meses de edad: 1.8* mg/día
  • De 1 a 3 años de edad: 2* mg/día
  • De 4 a 8 años de edad: 3* mg/día
  • De 9 a 13 años de edad: 4* mg/día
  • De 14 años en adelante: 5* mg/día
  • 6 mg/día durante el embarazo
  • Lactancia: 7 mg/día

*Consumo adecuado (IA)

Consumos de referencia dietética para la biotina:

  • De 0 a 6 meses de edad: 5* microgramos por día (mcg/día)
  • De 7 a 12 meses de edad: 6* mcg/día
  • De 1 a 3 años de edad: 8* mcg/día
  • De 4 a 8 años de edad: 12* mcg/día
  • De 9 a 13 años de edad: 20* mcg/día
  • De 14 a 18 años: 25* mcg/día
  • De 19 años en adelante: 30* mcg/día (incluyendo a las mujeres embarazadas)
  • Mujeres lactantes: 35* mcg/día

*Consumo adecuado (IA)

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de vitaminas esenciales es consumir una dieta equilibrada que contenga una variedad de alimentos.

Las recomendaciones específicas dependen de la edad, el sexo y otros factores (como el embarazo). Las mujeres embarazadas o lactantes necesitan cantidades mayores. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuál es la mejor cantidad para usted.

Referencias

Mason JB. Vitamins, trace minerals, and other micronutrients. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 218.

Salwen MJ. Vitamins and trace elements. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 26.

Comparte tu opinión