Ventilador mecánico en bebés

Definición

Un ventilador mecánico es una máquina que ayuda con la respiración. Este artículo aborda el uso de ventiladores mecánicos en bebés.

Nombres alternativos

Ventilador - bebés; Respirador - bebés

Información

¿POR QUÉ SE UTILIZA UN VENTILADOR MECÁNICO?

Un ventilador mecánico se utiliza para brindar soporte respiratorio a los bebés enfermos o inmaduros. Los bebés enfermos o prematuros con frecuencia no son capaces de respirar lo suficientemente bien por su cuenta. Pueden necesitar ayuda de un ventilador para suministrarles aire "bueno" (oxígeno) a los pulmones y eliminar el aire "malo" (dióxido de carbono).

¿CÓMO SE USA UN VENTILADOR MECÁNICO?

Un ventilador mecánico es una máquina ubicada al lado de la cama. Va pegada a un tubo de respiración que se coloca dentro de la tráquea de los bebés enfermos o prematuros que necesitan ayuda para respirar. Los cuidadores del bebé pueden ajustar el ventilador en la medida de lo necesario. Los ajustes se hacen según el estado del bebé, las mediciones de la gasometría arterial y las radiografías.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UN VENTILADOR MECÁNICO?

La mayoría de los bebés que requieren asistencia ventilatoria tienen algunos problemas pulmonares, como pulmones enfermos o inmaduros, que están en riesgo de lesión. Algunas veces, el suministro de oxígeno bajo presión puede ocasionar daño a los frágiles sacos alveolares (alveolo) en los pulmones. Esto puede llevar a escapes de aire, lo cual puede dificultar la tarea del ventilador de ayudarle al bebé a respirar.

  • El tipo más común de escape de aire ocurre cuando este entra al espacio entre el pulmón y la pared torácica interna. Esto se denomina neumotórax. Este aire se puede extraer con una sonda puesta en dicho espacio hasta que el neumotórax se cure.
  • Un tipo menos común de escape de aire ocurre cuando muchos alvéolos diminutos se encuentran en el tejido pulmonar alrededor de los sacos alveolares. Esto se denomina enfisema intersticial pulmonar. Este aire no se puede extraer. Sin embargo, casi siempre desaparece por sí solo en forma lenta.

También se puede presentar daño a largo plazo ya que los pulmones del recién nacido no están completamente desarrollados. Esto puede llevar a una forma de enfermedad pulmonar crónica llamada displasia broncopulmonar (DBP). Esta es la razón por la cual los cuidadores vigilan muy de cerca al bebé. Los cuidadores tratarán de "reducir gradualmente" o disminuir la regulación del ventilador en todo momento que sea posible. El grado de soporte respiratorio que se administre dependerá de las necesidades del bebé.

Referencias

Bancalari E, Claure N, Jain D. Neonatal respiratory therapy. In: Gleason CA, Juul SE, eds. Avery's Diseases of the Newborn. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 45.

Donn SM, Attar MA. Assisted ventilation of the neonate and its complications. In: Martin RJ, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine: Diseases of the Fetus and Infant. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 65.

Comparte tu opinión