Trastornos asociados con el vértigo

Definición

El vértigo es una sensación de movimiento o giros que a menudo se describe como mareo.

El vértigo no es lo mismo que sentirse aturdido. Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.

Nombres alternativos

Vértigo periférico; Vértigo central; Mareo; Vértigo postural benigno; Vértigo postural paroxístico benigno

Causas

Existen dos tipos de vértigo: periférico y central.

El vértigo periférico se debe a un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio. Estas áreas se denominan laberinto vestibular o canales semicirculares. El problema también puede involucrar el nervio vestibular. Este es el nervio que conecta el oído interno y el tronco encefálico.

El vértigo periférico puede ser causado por:

  • Vértigo postural benigno (vértigo postural paroxístico benigno)
  • Ciertos medicamentos, como antibióticos aminoglucósidos, cisplatino, diuréticos o salicilatos
  • Lesión (como un traumatismo craneal)
  • Inflamación del nervio vestibular (neuronitis)
  • Irritación e hinchazón del oído interno (laberintitis)
  • Enfermedad de Ménière
  • Presión en el nervio vestibular, por lo general de un tumor no canceroso, como meningioma o schwanoma

El vértigo central se debe a un problema en el cerebro, por lo regular en el tronco encefálico o la parte posterior del cerebro (cerebelo).

El vértigo central puede ser causado por:

  • Enfermedad vascular
  • Ciertos fármacos como anticonvulsivos, ácido acetilsalicílico (aspirin) y alcohol
  • Esclerosis múltiple
  • Convulsiones (rara vez)
  • Accidente cerebrovascular
  • Tumores (cancerosos o no)
  • Migraña vestibular, un tipo de migraña

Síntomas

El principal síntoma es una sensación de que usted o el cuarto se están moviendo o girando. La sensación giratoria puede causar náuseas y vómitos.

Dependiendo de la causa, otros síntomas pueden incluir:

  • Problemas para enfocar los ojos
  • Mareo
  • Pérdida de audición en un oído
  • Pérdida del equilibrio (puede causar caídas)
  • Zumbido en los oídos

Si usted tiene vértigo debido a problemas en el cerebro (vértigo central), puede presentar otros síntomas, que incluyen:

  • Dificultad para deglutir
  • Visión doble
  • Problemas con los movimientos de los ojos
  • Parálisis facial
  • Mala articulación del lenguaje
  • Debilidad de las extremidades

Pruebas y exámenes

El examen por parte de un proveedor de atención médica puede mostrar:

  • Problemas para caminar debido a la pérdida del equilibrio
  • Problemas con el movimiento de los ojos o movimientos oculares involuntarios (nistagmo)
  • Pérdida de la audición
  • Falta de coordinación y equilibrio
  • Debilidad

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Análisis de sangre
  • Estudios de los potenciales auditivos evocados del tronco encefálico
  • Estimulación calórica
  • Electroencefalografía (EEG)
  • Electronistagmografía
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Punción lumbar
  • Resonancia magnética de la cabeza y angiografía por resonancia magnética de los vasos sanguíneos del cerebro
  • Prueba de caminata (marcha)

El proveedor puede realizar ciertos movimientos con su cabeza, como la prueba de impulso cefálico. Estas pruebas ayudan a determinar la diferencia entre el vértigo central y el periférico.

Tratamiento

La causa de cualquier trastorno cerebral que provoque vértigo se debe identificar y tratar en lo posible.

Para ayudar a resolver los síntomas del vértigo postural benigno, el proveedor puede realizarle la maniobra de Epley. Esto consiste en colocar la cabeza en diferentes posiciones para ayudar a restablecer el órgano del equilibrio.

Le pueden recetar medicamentos para tratar los síntomas del vértigo periférico, como náuseas y vómitos.

La fisioterapia puede ayudar a mejorar los problemas de equilibrio. Le enseñarán ejercicios para restaurar su sentido del equilibrio. Los ejercicios también pueden fortalecer sus músculos para ayudar a evitar caídas.

Para prevenir el empeoramiento de los síntomas durante un episodio de vértigo, pruebe lo siguiente:

  • Manténgase quieto. Siéntese o acuéstese cuando se presenten los síntomas.
  • Reanude la actividad gradualmente.
  • Evite cambios súbitos de posición.
  • No intente leer cuando ocurran los síntomas.
  • Evite las luces brillantes.

Usted puede necesitar ayuda para caminar cuando se presenten los síntomas. Evite las actividades riesgosas como conducir, operar maquinaria pesada y escalar hasta 1 semana después de que los síntomas hayan desaparecido.

Otros tratamientos dependen de la causa del vértigo. La cirugía, incluso la descompresión microvascular, se puede sugerir en algunos casos.

Posibles complicaciones

El vértigo puede interferir con la conducción de vehículos, el trabajo y el estilo de vida. Asimismo, puede provocar caídas que pueden a su vez llevar a muchas lesiones, incluso fracturas de cadera.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el proveedor si presenta vértigo que no desaparece o que interfiere con las actividades diarias. Si nunca ha tenido vértigo o si tiene vértigo con otros síntomas (como visión doble, dificultad para hablar o pérdida de coordinación), llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos).

Referencias

Bhattacharyya N, Gubbels SP, Schwartz SR, et al. Clinical practice guideline: benign paroxysmal positional vertigo (update). Otolaryngol Head Neck Surg. 2017;156(3_suppl):S1-S47. PMID: 28248609 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28248609.

Chang AK. Dizziness and vertigo. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 16.

Crane BT, Minor LB. Peripheral vestibular disorders. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 165.

Kerber KA, Baloh RW. Neuro-otology: diagnosis and management of neuro-otoligical disorders. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 46.

Comparte tu opinión