Torsión testicular

Definición

Es la torsión del cordón espermático, el cual sostiene los testículos en el escroto. Cuando esto ocurre, se interrumpe el riesgo sanguíneo al testículo y al tejido cercano en el escroto.

Nombres alternativos

Torsión del testículo; Isquemia testicular

Causas

Algunos hombres son más propensos a padecer esta afección debido a defectos en el tejido conectivo dentro del escroto. El problema también puede ocurrir después de una lesión al escroto que provoque mucha hinchazón o después del ejercicio pesado. En algunos casos, no hay una causa clara.

La afección es más común durante el primer año de vida y al comienzo de la adolescencia (pubertad). Sin embargo, puede suceder en hombres mayores.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor intenso y repentino en un testículo. El dolor puede ocurrir sin una razón clara.
  • Hinchazón en un lado del escroto (hinchazón escrotal).
  • Náuseas o vómitos.
  • Mareo.

Otros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son:

  • Tumor en el testículo
  • Sangre en el semen
  • Testículo en una posición más alta de lo normal en el escroto (elevado)

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica le hará un examen. Este puede mostrar que: 

  • Usted tiene sensibilidad extrema e hinchazón en la zona de los testículos.
  • El testículo en el lado afectado está más alto. 

Le pueden hacer un ultrasonido Doppler del testículo para revisar el flujo sanguíneo. No habrá flujo de sangre a través de la zona si usted tiene una torsión completa. El flujo de sangre se puede reducir si el cordón está en parte retorcido.

Tratamiento

La mayoría de las veces, se necesita cirugía para corregir el problema. El procedimiento involucra deshacer la torsión y suturar el testículo con la pared interior del escroto. La cirugía se debe realizar tan pronto como sea posible luego del inicio de los síntomas. Si se lleva a cabo dentro de las 6 primeras horas, se pueden salvar la mayoría de los testículos.

Durante la cirugía, el testículo en el otro lado con frecuencia se asegura en su lugar. Esto se debe a que el testículo que no está afectado está en riesgo de torsión testicular en el futuro.

Expectativas (pronóstico)

Si la afección se detecta a tiempo y se trata de inmediato, el testículo puede seguir funcionando apropiadamente. Las probabilidades de que sea necesario extirpar el testículo se incrementan si el flujo de sangre se reduce durante más de 6 horas. Sin embargo, en ocasiones puede perder su capacidad de funcionamiento aunque la torsión haya durado menos de 6 horas.

Posibles complicaciones

Si se interrumpe el suministro sanguíneo hacia el testículo por un período de tiempo prolongado, éste puede encogerse y tal vez sea necesario extirparlo quirúrgicamente. El encogimiento del testículo puede ocurrir días o meses después de haberse corregido la torsión. La infección grave del testículo y del escroto también es posible si el flujo sanguíneo se limita por mucho tiempo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consiga atención médica de emergencia si tiene síntomas de torsión testicular, tan pronto como sea posible. Es mejor acudir a una sala de emergencias en lugar de a una sala de atención urgente en caso de que necesite cirugía inmediata.

Prevención

Tome medidas para evitar lesión al escroto. Muchos casos no se pueden prevenir.

Referencias

Elder JS. Disorders and anomalies of the scrotal contents. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 560.

Germann CA, Holmes JA. Selected urologic disorders. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 89.

Kryger JV. Acute and chronic scrotal swelling. In: Kleigman RM, Lye PS, Bordini BJ, Toth H, Basel D, eds. Nelson Pediatric Symptom-Based Diagnosis. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 21.

Palmer LS, Palmer JS. Management of abnormalities of the external genitalia in boys. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 146.

Comparte tu opinión