Polio

Definición

Es una enfermedad viral que puede afectar los nervios y llevar a parálisis total o parcial. El nombre médico de la polio es poliomielitis.

Nombres alternativos

Poliomielitis; Parálisis infantil; Síndrome pospoliomielítico

Causas

La polio es una enfermedad causada por una infección con el poliovirus. El virus se propaga por:

  • Contacto directo de persona a persona
  • Contacto con moco o flema infectados de la nariz o de la boca
  • Contacto con heces infectadas

El virus entra a través de la boca y la nariz, se multiplica en la garganta y en el tracto intestinal para luego ser absorbido y diseminarse a través de la sangre y el sistema linfático. El tiempo que pasa desde el momento en que resulta infectado con el virus hasta la aparición de los síntomas de la enfermedad (incubación) oscila entre 5 y 35 días (un promedio de 7 a 14 días). La mayoría de las personas no presenta síntomas.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Falta de vacunación contra la polio
  • Viajar a un área en donde haya habido un brote de polio

Como resultado de una campaña de vacunación global a lo largo de los últimos 25 años, la polio prácticamente se ha eliminado. Esta enfermedad aún se presenta en algunos países en África y Asia, donde ocurren brotes en grupos de personas que no han sido vacunadas. Para consultar una lista actualizada de estos países, visite el sitio web: www.polioeradication.org.

Síntomas

Hay tres patrones básicos de infección de polio: Infección asintomática, enfermedad abortiva, no paralítica y paralítica.

INFECCIÓN ASINTOMÁTICA

La mayoría de las personas infectadas con poliovirus tiene infecciones asintomáticas. Normalmente no tienen síntomas. La única manera de saber si alguien tiene la infección es realizando un análisis de sangre u otra prueba para detectar el virus en las heces o la garganta.

ENFERMEDAD ABORTIVA

Las personas que tienen la enfermedad abortiva, desarrollan síntomas de una a dos semanas después de infectarse con el virus. Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre de dos a tres días
  • Incomodidad general o ansiedad (malestar)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de estómago

Estos síntomas tardan hasta 5 días y las personas se recuperan completamente. No tienen signos de problemas en el sistema nervioso.

POLIO NO PARALÍTICA

Las personas que desarrollan esta forma de polio tienen signos de polio abortiva y sus síntomas son más intensos. Otros síntomas pueden incluir:

  • Dolor y rigidez muscular en la parte posterior del cuello, el tronco, los brazos y las piernas
  • Problemas urinarios y estreñimiento
  • Cambios en la reacción muscular (reflejos) a medida que la enfermedad progresa

POLIO PARALÍTICA

Esta forma de polio se desarrolla en un pequeño porcentaje de las personas que se infectan con el poliovirus. Los síntomas incluyen los mismos de la polio abortiva y la no paralítica. Otros síntomas pueden incluir:

  • Debilidad muscular, parálisis, pérdida del tejido muscular
  • Respiración débil
  • Problemas para tragar
  • Salivación
  • Ronquera
  • Estreñimiento y problemas urinarios graves

Pruebas y exámenes

Durante un examen físico, el proveedor de atención médica puede encontrar:

  • Reflejos anormales
  • Rigidez de la espalda
  • Dificultad para levantar la cabeza o las piernas cuando se está acostado boca arriba
  • Rigidez de cuello
  • Dificultad para doblar el cuello

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

  • Cultivos de gargarismos, heces o líquido cefalorraquídeo
  • Punción raquídea y examen del líquido cefalorraquídeo (análisis de LCR), utilizando reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés)
  • Examen para determinar los niveles de anticuerpos contra el virus de la polio

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas mientras la infección sigue su curso. No hay ningún tratamiento específico para esta infección viral.

Las personas con casos graves pueden necesitar medidas de salvamento, particularmente ayuda con la respiración.

Los síntomas se tratan con base en qué tan graves son. El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos para las infecciones urinarias
  • Calor húmedo (paños calientes, toallas calientes) para reducir el dolor y los espasmos musculares
  • Analgésicos para reducir el dolor de cabeza, el dolor muscular y los espasmos (en general, no se suministran narcóticos puesto que aumentan el riesgo de dificultad respiratoria)
  • Fisioterapia, dispositivos ortopédicos o zapatos correctivos, o cirugía ortopédica para ayudar a recuperar la fuerza y funcionalidad muscular

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la forma de la enfermedad y de la parte del cuerpo afectada. La mayoría de las veces, la recuperación completa es probable si la médula espinal y el cerebro no están comprometidos.

El compromiso del cerebro y de la médula espinal es una emergencia médica que puede provocar parálisis o la muerte (generalmente por dificultades respiratorias).

La discapacidad es más común que la muerte. La infección en la parte alta de la médula espinal o en el cerebro incrementa el riesgo de problemas respiratorios.

Posibles complicaciones

Los padecimientos que se pueden presentar como consecuencia de la polio incluyen:

El síndrome pospoliomielítico es una complicación que se desarrolla en algunas personas, por lo regular 30 o más años después de su infección inicial. Los músculos que previamente estaban debilitados pueden debilitarse más. La debilidad también puede presentarse en músculos que no estaban afectados antes.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Alguien cercano a usted se ha enfermado de poliomielitis y usted no ha sido vacunado.
  • Presenta síntomas de poliomielitis.
  • La vacuna contra la polio de su hijo no está al día.

Prevención

La vacuna contra la polio previene de manera efectiva la poliomielitis en la mayoría de las personas (la efectividad es superior al 90%).

Referencias

Jorgensen S, Arnold WD. Motor neuron diseases. In: Cifu DX, ed. Braddom's Physical Medicine and Rehabilitation. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 40.

Romero JR. Poliovirus. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 171.

Simões EAF. Polioviruses. In: Kliegman RM, St Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 276.

Comparte tu opinión