Oxigenación por membrana extracorporal

Nombres alternativos

OMEC; Circulación extracorporal - bebés; Bypass - bebés; Hipoxia neonatal - OMEC; HPPRN - OMEC; Aspiración de meconio - OMEC; SAM - OMEC

Información

La oxigenación por membrana extracorporal (OMEC) es un tratamiento que utiliza una bomba para hacer circular sangre a través de un pulmón artificial de nuevo hacia el torrente sanguíneo de un bebé muy enfermo. Este sistema suministra apoyo con circulación extracorporal (por fuera del cuerpo del bebé). Puede ayudar a mantener a un niño muy enfermo que espera un trasplante de corazón o de los pulmones.

¿POR QUÉ SE USA LA OXIGENACIÓN POR MEMBRANA EXTRACORPORAL?

La oxigenación por membrana extracorporal (OMEC) se usa en bebés que están extremadamente enfermos debido a problemas cardíacos o respiratorios. El propósito de la OMEC es suministrar suficiente oxígeno al bebé, mientras que le da tiempo a los pulmones y al corazón para descansar o sanar.

Las afecciones más comunes que pueden requerir oxigenación por membrana extracorporal son:

  • Hernia diafragmática congénita (HDC)
  • Malformaciones cardíacas congénitas
  • Síndrome de aspiración de meconio (SAM)
  • Neumonía grave
  • Problemas graves de filtración de aire
  • Hipertensión pulmonar grave en las arterias de los pulmones (HPPRN)

Igualmente, se puede usar durante el período de recuperación después de una cirugía del corazón.

¿CÓMO SE LE COLOCA OXIGENACIÓN POR MEMBRANA EXTRACORPORAL A UN BEBÉ?

Para iniciar la oxigenación por membrana extracorporal (OMEC), se requiere un equipo grande de personal médico para estabilizar al bebé, al igual que la instalación cuidadosa y la preparación previa de la bomba de la OMEC con líquido y sangre. Se lleva a cabo una cirugía para fijar la bomba al bebé a través de catéteres que se colocan dentro de vasos sanguíneos grandes en el cuello o en la ingle.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE LA OXIGENACIÓN POR MEMBRANA EXTRACORPORAL?

Debido a que los bebés que se eligen para la oxigenación por membrana extracorporal se encuentran muy enfermos, están en alto riesgo de sufrir problemas a largo plazo, entre ellos la muerte. Una vez que al bebé se le ha colocado la OMEC, los riesgos adicionales son:

  • Sangrado
  • Formación de coágulos de sangre
  • Infección
  • Problemas de transfusiones

En raras ocasiones, la bomba puede tener problemas mecánicos (ruptura de tubos, suspensión del bombeo) que pueden causarle daño al bebé.

Sin embargo, la mayoría de los bebés que necesitan oxigenación por membrana extracorporal probablemente morirían si este procedimiento no se empleara.

Referencias

Ahlfeld SK. Respiratory tract disorders. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Schor NF, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 122.

Patroniti N, Grasselli G, Pesenti A. Extracorporeal support of gas exchange. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 103.

Stork EK. Therapy for cardiorespiratory failure in the neonate. In: Martin RJ, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA; Elsevier; 2020:chap 70.

Comparte tu opinión