Meningitis meningocócica

Definición

La meningitis es una infección de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Esta cubierta se denomina meninges.

Las bacterias son un tipo de gérmenes que pueden causar la meningitis. Las bacterias meningocócicas son una clase de bacteria que causa la meningitis.

Nombres alternativos

Meningitis meningocócica; Meningitis por gramnegativos - meningococo

Causas

La meningitis meningocócica es causada por la bacteria Neisseria meningitidis (también conocida como meningococo).

El meningococo es la causa más común de meningitis bacteriana en niños y en adolescentes. Es una causa importante de meningitis bacteriana en adultos.

La infección ocurre con mayor frecuencia en invierno o primavera. Puede ocasionar epidemias locales en internados, residencias universitarias o bases militares.

Los factores de riesgo incluyen la exposición reciente a alguien con meningitis meningocócica, deficiencia del complemento, uso de eculizumab y exposición al humo del cigarrillo.

Síntomas

Los síntomas por lo general aparecen de manera rápida y pueden incluir:

  • Fiebre y escalofríos
  • Cambios en el estado mental
  • Náuseas y vómitos
  • Áreas de color púrpura, similares a hematomas (púrpura)
  • Erupción, pequeñas manchas rojas en la piel (petequias)
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Dolor de cabeza intenso
  • Rigidez en el cuello

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

  • Agitación
  • Fontanelas abultadas en los bebés
  • Disminución del estado de conciencia
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en los niños
  • Respiración acelerada
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás (opistótonos)

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un examen físico. Las preguntas se centrarán en los síntomas y en la posible exposición a alguien que podría haber tenido los mismos síntomas, como rigidez en el cuello y fiebre.

Si el proveedor piensa que la meningitis es posible, probablemente se llevará a cabo una punción lumbar (punción raquídea) para obtener una muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR) para su análisis.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Hemocultivo
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Conteo de glóbulos blancos (GB)
  • Tinción de Gram, otras tinciones especiales

Tratamiento

Los antibióticos se administrarán lo más pronto posible.

  • La ceftriaxona es uno de los antibióticos más comúnmente utilizados.
  • La penicilina en altas dosis casi siempre es efectiva.
  • Si hay una alergia a la penicilina, se puede utilizar cloranfenicol.

En ocasiones, se pueden administrar corticoesteroides.

A las personas que están en contacto cercano con alguien que padece meningitis meningocócica se les deben suministrar antibióticos para prevenir la infección.

Estas personas incluyen:

  • Miembros de la familia
  • Compañeros de dormitorios
  • Personal militar que vive en cuarteles cerrados
  • Aquellas que entren en contacto cercano y prolongado con una persona infectada

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento oportuno mejora los resultados. Es posible que se presente la muerte. Los niños pequeños y las personas adultas mayores de 50 años tienen el mayor riesgo de muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir:

  • Daño cerebral
  • Pérdida de la audición
  • Acumulación de líquido dentro del cráneo que provoca inflamación cerebral (hidrocefalia)
  • Acumulación de líquido entre el cráneo y el cerebro (derrame subdural)
  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • Convulsiones

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 o al número local de emergencias o acuda a la sala de emergencias si sospecha meningitis en un niño pequeño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

Tan pronto como se diagnostique a la primera persona, se debe estar alerta a la aparición de señales tempranas de la enfermedad en personas que han tenido contacto cercano, que comparten la misma casa, escuela o guardería. Todos los familiares y otras personas que tengan contacto cercano con esta persona deben iniciar el tratamiento con antibióticos tan pronto como sea posible para evitar la propagación de la infección. Pregúntele a su proveedor al respecto durante la primera visita.

Practique siempre buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos antes y después de cambiar pañales o después de usar el baño.

Las vacunas contra el meningococo son efectivas para controlar la propagación. Actualmente se recomiendan para:

  • Adolescentes 
  • Estudiantes universitarios en su primer año viviendo en residencias estudiantiles
  • Reclutas de las fuerzas armadas
  • Viajeros que van a ciertos lugares del mundo

Aunque es poco frecuente, las personas que han sido vacunadas todavía pueden desarrollar la infección.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Bacterial meningitis. www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html. Updated August 6, 2019. Accessed December 1, 2020.

Pollard AJ, Sadarangani M. Neisseria meningitides (meningococcus). In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 218.

Stephens DS. Neisseria meningitidis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 211.

Comparte tu opinión