Regurgitación aórtica

Definición

Es una valvulopatía cardíaca en la cual la válvula aórtica no se cierra herméticamente. Esto permite que la sangre fluya desde la aorta (el vaso sanguíneo más grande) hacia el ventrículo izquierdo (una cámara del corazón).

Insuficiencia aórtica

Nombres alternativos

Prolapso de la válvula aórtica; Insuficiencia aórtica; Válvula del corazón - regurgitación aórtica; Enfermedad valvular  - regurgitación aórtica; IA - insuficiencia aórtica

Causas

Cualquier afección que impida que la válvula aórtica se cierre por completo puede causar este problema. Cuando la válvula no se cierra por completo, un poco de sangre se devuelve cada vez que el corazón palpita.

Cuando es mucha la sangre que regresa, el corazón debe trabajar más duro para forzar la salida de suficiente sangre para cubrir las necesidades del cuerpo. La cámara inferior izquierda del corazón se ensancha (se dilata) y el corazón late con mucha fuerza (pulso saltón). Con el tiempo, el corazón pierde la capacidad de irrigar suficiente sangre al cuerpo.

Anteriormente, la fiebre reumática era la principal causa de regurgitación aórtica. El uso de antibióticos para tratar infecciones por estreptococos ha vuelto la fiebre reumática menos común. Por lo tanto, la regurgitación aórtica con más frecuencia se debe a otras causas. Éstas incluyen:

  • Espondilitis anquilosante
  • Disección aórtica
  • Problemas congénitos (presentes al nacer) de las válvulas, como la válvula bicúspide
  • Endocarditis (infección de las válvulas cardíacas)
  • Hipertensión arterial
  • Síndrome de Marfan
  • Síndrome de Reiter (también conocido como artritis reactiva)
  • Sífilis
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Trauma en el pecho 

La insuficiencia aórtica es más común en hombres entre las edades de 30 y 60 años.

Síntomas

La afección con frecuencia es asintomática durante muchos años. Los síntomas pueden aparecer lenta o repentinamente y pueden abarcar:

  • Pulso saltón
  • Dolor en el pecho, de tipo angina (poco frecuente)
  • Desmayos
  • Fatiga
  • Palpitaciones (sensación del corazón latiendo)
  • Dificultad para respirar cuando se está en actividad o acostado
  • Despertar por falta de aire a poco de dormirse
  • Hinchazón de los pies, las piernas o el abdomen
  • Pulso irregular, rápido, acelerado o palpitante
  • Debilidad que ocurre muy probablemente con actividad

Pruebas y exámenes

Los signos pueden abarcar:

  • Se puede escuchar un soplo cardíaco a través de un estetoscopio
  • Un latido cardíaco muy fuerte
  • Meneo de la cabeza al ritmo de los latidos cardíacos
  • Pulsos fuertes en brazos y piernas
  • Presión arterial diastólica baja
  • Signos de líquido en los pulmones

La regurgitación aórtica puede observarse en exámenes tales como:

  • Angiografía aórtica
  • Ecocardiografía (examen del corazón con ultrasonido)
  • Cateterismo izquierdo del corazón
  • Resonancia magnética del corazón
  • Ecocardiografía transtorácica (ETT) o ecocardiografía transesofágica (ETE)

Una radiografía del tórax puede mostrar hinchazón de la cámara inferior izquierda del corazón.

Los exámenes de laboratorio no pueden diagnosticar la insuficiencia aórtica. Sin embargo, pueden ayudar a descartar otras causas.

Tratamiento

Es posible que usted no necesite tratamiento si no tiene síntomas o solo son leves. Sin embargo, necesitará ver a un proveedor de atención médica para que le realice ecocardiografías regulares. 

Si la presión arterial es alta, probablemente necesite tomar medicamentos antihipertensivos para ayudar a disminuir el empeoramiento de la regurgitación aórtica.

Se pueden recetar diuréticos para los síntomas de insuficiencia cardíaca.

En el pasado, a la mayoría de los pacientes con problemas de válvulas cardíacas se les administraban antibióticos antes de trabajos dentales o un procedimiento invasivo, como una colonoscopia. Los antibióticos se administraban para prevenir una infección del corazón dañado. Sin embargo, los antibióticos ahora se utilizan con menor frecuencia. 

Es posible que necesite limitar la actividad que demanda más trabajo del corazón. Hable con su proveedor.

La cirugía para reparar o reemplazar la válvula aórtica corrige la regurgitación de la aorta. La decisión para llevar a cabo el reemplazo de válvula aórtica depende de los síntomas, y del estado y funcionamiento del corazón.

Usted también puede necesitar cirugía para reparar la aorta si está dilatada.

Expectativas (pronóstico)

La cirugía puede curar la insuficiencia aórtica y aliviar los síntomas, a menos que se presente insuficiencia cardíaca u otras complicaciones. Las personas con angina o insuficiencia cardíaca congestiva debido a regurgitación aórtica tienen un pronóstico desalentador sin tratamiento.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Ritmos cardíacos anormales
  • Insuficiencia cardíaca
  • Infección en el corazón

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Tiene síntomas de regurgitación aórtica.
  • Padece insuficiencia aórtica y los síntomas empeoran o aparecen síntomas nuevos (especialmente dolor torácico, dificultad respiratoria o inflamación).

Prevención

El control de la presión arterial es muy importante si usted está en riesgo de regurgitacion aórtica.

Referencias

Carabello BA. Valvular heart disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Lindman BR, Bonow RO, Otto CM. Aortic valve disease. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2019:chap 68.

Nishimura RA, Otto CM, Bonow RO, et al. 2017 AHA/ACC focused update of the 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Circulation. 2017;135(25):e1159-e1195. PMID: 28298458 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28298458.

Comparte tu opinión