Infección necrosante de tejidos blandos

Definición

Es un tipo de infección bacteriana poco frecuente pero muy grave. Esta infección puede destruir los músculos, la piel y el tejido subyacente. La palabra "necrosante" se refiere a algo que ocasiona la muerte del tejido corporal.

Nombres alternativos

Fascitis necrosante; Fascitis - necrosante; Bacterias necrosantes; Gangrena de tejidos blandos; Gangrena - tejido blando

Causas

Muchos tipos diferentes de bacterias pueden causar esta infección. Una forma de infección necrosante de tejidos blandos muy grave y generalmente mortal se debe a la bacteria Streptococcus pyogenes, que algunas veces se denomina "bacteria carnívora" o estreptococo.

La infección necrosante de tejidos blandos aparece cuando las bacterias entran al cuerpo, por lo general a través de una herida menor o raspadura. Las bacterias comienzan a multiplicarse y a liberar sustancias dañinas (toxinas) que destruyen los tejidos y afectan el flujo sanguíneo en la zona. Con la bacteria carnívora, el estreptococo también produce químicos que bloquean la capacidad del cuerpo para atacar a este organismo. A medida que el tejido muere, las bacterias ingresan a la sangre y se diseminan rápidamente por todo el cuerpo.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Una pequeña protuberancia o mancha rojiza y dolorosa en la piel que se extiende
  • Una zona similar a un hematoma muy dolorosa que se desarrolla y crece en forma acelerada, algunas veces en menos de una hora
  • El centro se vuelve oscuro y negruzco y después se vuelve negro y el tejido muere
  • La piel puede abrirse y supurar líquido

Otros síntomas pueden incluir:

  • Sensación general de malestar
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Mareo
  • Debilidad
  • Shock

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica puede diagnosticar esta afección al examinar la piel. También la puede diagnosticar un cirujano en el quirófano.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Ultrasonido
  • Radiografías o tomografías computarizadas
  • Exámenes de sangre
  • Cultivo sanguíneo para buscar bacterias
  • Una incisión en la piel para verificar si hay pus
  • Biopsia del tejido de la piel y cultivo

Tratamiento

Se necesita tratamiento de inmediato para prevenir la muerte. Probablemente deba quedarse en el hospital. El tratamiento incluye:

  • Antibióticos muy potentes por vía intravenosa (IV)
  • Cirugía para abrir y drenar la herida y retirar el tejido muerto
  • Medicamentos especiales llamados inmunoglobulinas de donante (anticuerpos) para ayudar a combatir la infección en algunos casos

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Injertos de piel después de que la infección desaparezca para ayudar a que la piel sane y luzca mejor
  • Amputación si la enfermedad se extiende en un brazo o una pierna
  • Oxígeno al cien por ciento a alta presión (oxigenoterapia hiperbárica) para ciertos tipos de infecciones bacterianas

Expectativas (pronóstico)

Su desenlace clínico depende de:

  • Su salud general (especialmente si tiene diabetes)
  • Qué tan rápido se realizó el diagnóstico y qué tan pronto se recibió tratamiento
  • El tipo de bacteria causante de la infección
  • Qué tan rápido se propaga la infección
  • Qué tan bien funciona el tratamiento 

La enfermedad comúnmente causa cicatrización y deformidad en la piel.

La muerte puede ocurrir rápidamente sin el tratamiento apropiado.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden resultar de esta afección incluyen:

  • La infección se disemina por todo el cuerpo, causando una infección en la sangre (sepsis), lo cual puede ser mortal
  • Cicatrización y desfiguración
  • Pérdida de la capacidad para usar un brazo o una pierna
  • Muerte

Cuándo contactar a un profesional médico

Esta enfermedad es grave y puede ser mortal. Póngase en contacto con su proveedor de inmediato si se presentan síntomas de infección alrededor de una lesión cutánea, incluyendo:

  • Supuración de pus o sangre
  • Fiebre
  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón

Prevención

Siempre limpie completamente la piel después de una cortadura, una raspadura u otra lesión cutánea.

Referencias

Fitzpatrick JE, High WA, Kyle WL. Necrotic and ulcerative skin disorders. In: Fitzpatrick JE, High WA, Kyle WL, eds. Urgent Care Dermatology: Symptom-Based Diagnosis. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 14.

Pasternack MS, Swartz MN. Cellulitis, necrotizing fasciitis, and subcutaneous tissue infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 95.

Stevens DL, Bisno AL, Chambers HF, et al. Practice guidelines for the diagnosis and management of skin and soft tissue infections: 2014 update by the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis. 2014;59(2):e10-e52. PMID: 24973422 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24973422.

Comparte tu opinión