Cómo desinflamar las hemorroides

Las hemorroides, si bien son comunes, pueden ser extremadamente dolorosas e incómodas durante los brotes ocasionales cuando se inflaman. Afortunadamente, existen distintas opciones que son de ayuda para desinflamarlas.

Foto: ISTOCK

Las hemorroides son venas hinchadas o inflamadas alrededor del ano o la parte inferior del recto. Pueden encontrarse dentro del ano o debajo de la piel que lo rodea. Suelen ser consecuencia de distintos factores, como esforzarse para evacuar, embarazos, envejecimiento, estreñimiento crónico o diarrea. Aproximadamente la mitad de las personas tienen hemorroides a partir de los 50 años.

Si las hemorroides persisten, comienzan a sangrar, interfieren con las deposiciones o te dificultan la vida, consulta con un médico acerca de los procedimientos para eliminarlas. También es importante asegurarse que los síntomas no estén relacionados con otras enfermedades más graves, como el cáncer de colon o el cáncer rectal.

Existen dos técnicas mínimamente invasivas para tratar las hemorroides: la ligadura con bandas de goma o la coagulación infrarroja. En casos de hemorroides más graves algunas personas pueden necesitar una cirugía llamada hemorroidectomía. Si bien estas opciones son efectivas para eliminarlas, los profesionales coinciden en que lo mejor es trabajar en la prevención. Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:

Consume fibra

Lo más importante es agregar fibra a la dieta. El camino hacia evacuaciones intestinales menos dolorosas comienza con los alimentos que consumimos, sin embargo, algunas personas pueden necesitar tomar suplementos para obtener la dosis recomendada de fibra diaria.

Consume fibra
Foto: ISTOCK

La fibra atrae agua hacia las heces, haciéndolas más blandas y más fáciles de expulsar. Esto es útil si tiene hemorroides que sobresalen, llamado prolapso, a través del ano durante una evacuación intestinal. La investigación muestra que el aumento de la fibra también reduce el sangrado.

La fibra insoluble no se disuelve ni se digiere, por eso no llega a la corriente sanguínea y pasa de largo casi intacta a través del tubo digestivo, lo que ayuda a prevenir la constipación. Se halla en el trigo, maíz, salvado de avena, nueces y la piel y cáscara de los vegetales.

Lubricación

Mezclar una cucharada de aceite mineral con puré de manzana o yogur y comerlo en el desayuno o el almuerzo permite que las heces se deslicen con mayor facilidad por la hemorroide.

Remedios caseros para las hemorroides

¡No esperes para ir al baño!

Cuando sientas el impulso, debes ir al baño de inmediato y no esperar más tiempo del conveniente. Dejar de defecar puede empeorar el estreñimiento, lo que agrava las hemorroides.

Elevación de los pies

Elevar un poco los pies con un taburete al sentarse en el inodoro cambia la posición del recto de una manera que permite el paso más fácil de las heces. En las tiendas puedes conseguir un pequeño apoya pies creado especialmente para las personas con dificultad para defecar.
Elevación de los pies
Foto: ISTOCK

Remedios listos para usar

Existen productos de venta libre que están disponibles para las hemorroides. Estos incluyen infusiones de avellano y cremas suavizantes. Si esto no funciona, pregúntale a tu médico acerca de los medicamentos recetados.

Baños de asiento

No pases por alto el alivio que ofrecen los baños de asiento. Usando un lavabo que se ajuste debajo del asiento del inodoro, empapa el área inflamada en agua tibia durante 10 a 15 minutos, dos o tres veces al día.
Baños de asiento
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU, Clinica Mayo, Escuela de Medicina de Harvard, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión