Toda la verdad sobre las bebidas energéticas y sus riesgos

Foto: SHUTTERSTOCK

Son bebidas que prometen dosis extra de vitalidad y aunque las etiquetas indican que revitalizan el cuerpo y la mente, las bebidas energéticas no serían tan inofensivas y podrían ocasionar serias complicaciones a la salud, sobre todo a niños y adolescentes. Repasamos las últimas evidencias sobre los riesgos que implica el consumo.

Mercado en alza
Foto: SHUTTERSTOCK

Mercado en alza

A medida que el mercado sigue creciendo rápidamente y mueve millones, los consumidores deben ser conscientes de los riesgos potenciales de sus ingredientes. Las vitaminas y nutrientes, como la niacina, están presentes en cantidades que exceden en gran medida la ingesta diaria recomendada, lo que representa un alto riesgo, dicen los médicos.

No están reguladas

Actualmente el consumo de bebidas energéticas no se encuentra regulado en el país por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) ya que están catalogadas como suplementos alimenticios.

Qué contienen y cómo actúan
Foto: SHUTTERSTOCK

Qué contienen y cómo actúan

Las bebidas energéticas (Red Bull, Full Throttle, Monster, y otras tantas) contienen cafeína, aminoácidos agregados, hierbas, vitaminas, y mucho azúcar, que pueden hacer que te sientas más despierto/a y “energizado/a” pero al pasar ese efecto, se siente más agotamiento.

Le suman algo “natural”
Foto: SHUTTERSTOCK

Le suman algo “natural”

Los fabricantes dicen que el agregar hierbas como ginseng, guaraná, yerba mate, cacao, nuez de cola, o yohimbine ayuda a aumentar el contenido energético, pero al no estar reguladas por la FDA, no hay garantía de que las hierbas sean realmente lo que dicen ser, o que produzcan el efecto que aseguran.

No te dejes engañar

Las bebidas energéticas prometen a los adolescentes aumentarles la energía, disminuir la fatiga, y aumentar la concentración. Estas frases hacen creer a muchos que son beneficiosas, pero no te dejes engañar por las afirmaciones de los comerciales! Estas bebidas no son saludables para los adolescentes. (Hospital de Niños de Boston)

Advertencia oficial

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) advirtió que algunos de los riesgos para la salud asociados con las bebidas energéticas son: aumento del ritmo cardíaco, ritmo cardíaco irregular y palpitaciones, aumento de la presión arterial, trastornos del sueño, incluido insomnio, diuresis (aumento en la producción de orina) e hiperglucemia (aumento de azúcar en sangre).

Llevan a emergencias

Un informe de 2013 de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental afirma que en EE.UU. desde 2007 hasta 2011, el número de visitas al servicio de urgencias relacionadas con el consumo de bebidas energéticas casi se duplicó, pasando de 10,068 a 20,783.

Son malas para el corazón
Foto: SHUTTERSTOCK

Son malas para el corazón

Un grupo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, obtuvo imágenes de 17 corazones una hora después de haber consumido una bebida energizante, así pudieron observar un mayor esfuerzo en las contracciones cardíacas, y advirtieron que los niños y las personas con alguna afección cardíaca, deben evitar su consumo.

El efecto que provocan

El investigador Jonas Dörner dijo que hasta ahora, no se sabía exactamente el efecto que causaban estas bebidas en el funcionamiento del corazón. Pero se comprobó que en éstas, la cantidad de cafeína es 3 veces más alta que en el café o en las bebidas cola.

Demasiada cafeína
Foto: SHUTTERSTOCK

Demasiada cafeína

Hoy ya se conocen muchos efectos colaterales asociados con un alto consumo de la cafeína, entre ellos, alta frecuencia cardíaca, palpitaciones, aumento en la presión sanguínea y en casos más severos, ataques o hasta muerte súbita.

Generan problemas de atención

En un estudio de 2015 de la Universidad de Yale, en EE.UU., los niños que consumían bebidas energéticas en un promedio de 2 al día, tenían un 66% más de riesgo de presentar síntomas de hiperactividad e inatención. Observaron a niños de aproximadamente 12 años.

Provocan resistencia a la insulina

Los tragos energéticos ricos en cafeína parecen desencadenar una resistencia a la insulina de corta duración en los adolescentes, y ese efecto podría preparar el terreno para el desarrollo de la diabetes tipo 2 más adelante en la vida, señalaron investigadores canadienses de la Universidad de Calgary.

Conclusiones
Foto: SHUTTERSTOCK

Conclusiones

El Hospital de Niños de Boston aconseja: “Evítalas. A pesar de que las bebidas energéticas pueden darte un arranque de energía cuando las acabas de beber, a la larga, terminan haciéndote sentir más cansado y pueden producirte efectos adversos. Puedes incrementar tu energía sin ellas: lo que necesitas es comer una dieta balanceada, beber muchos líquidos, y hacer ejercicio regularmente".

Comparte tu opinión