Signos de que puede faltarte testosterona

Crédito:Thinkstock

Si te sientes cansado, con menos apetito sexual o mal anímicamente es posible que estés atravesando una baja en el nivel de la hormona testosterona. Descubre aquí cuáles son los síntomas de su falta y qué puedes hacer para contrarrestarlos.

¿Necesitas un seguro de salud?
Hipogonadismo
Crédito:Thinkstock

Hipogonadismo

Se llama así a la condición en la que el cuerpo no produce suficiente testosterona, la hormona que juega un papel clave en el crecimiento y el desarrollo durante la pubertad masculina. Este tipo de problema puede ser de nacimiento o desarrollarse más tarde en la vida por una lesión o incluso una infección.

¿Qué es la testosterona?
Crédito:Thinkstock

¿Qué es la testosterona?

Es la hormona sexual masculina más imoprtante, responsable del desarrollo de los testículos y la próstata así como del incremento de la masa muscular y ósea del cuerpo, el crecimiento del vello corporal. La mala noticia es que disminuye con la edad y puede traerte algunos síntomas.

Si hay menos en la pubertad
Crédito:Thinkstock

Si hay menos en la pubertad

La falta de testosterona puede puede retrasar la pubertad o provocar un desarrollo físico incompleto, una disminución de la masa muscular, la falta de engrosamiento de la voz, falta de vello corporal, poco crecimiento de pene y testículos, desarrollo del tejido mamario y hasta el crecimiento excesivo de brazos y piernas.

En los adultos
Crédito:Thinkstock

En los adultos

A la edad adulta, el hipogonadismo puede alterar ciertas características físicas masculinas y afectar la función reproductiva. Hay dos tipos de hipogonadismo: primario (originado por un problema en los testículos) y secundario (por déficit de las hormonas estimulantes), explican expertos de la Clínica Mayo.

Causas
Crédito:Thinkstock

Causas

La falta de testosterona primaria puede deberse a malformaciones cromosómicas o genéticas, testículos que no han descendido, infección por paperas, demasiado hierro en la sangre, lesión en los testículos y hasta como consecuencia de un tratamiento para el cáncer.

El secundario
Crédito:Thinkstock

El secundario

En este caso, los testículos son normales pero el problema surge a nivel hormonal, más precisamente cuando las glándulas centrales de la hipófisis o el hipotálamo sufren de alguna anormalidad de funcionamiento, lo cual hace que los testículos produzcan menos testosterona.

Un tema de edad
Crédito:Thinkstock

Un tema de edad

La obesidad, algunos medicamentos, el VIH y el envejecimiento también pueden afectar el funcionamiento de las y la producción hormonal en los testículos. Un 30% de los hombres mayores de 75 años tienen un nivel de testosterona inferior a lo normal, según la Asociación Americana de Endocrinólogos.

La menopausia masculina
Crédito:Thinkstock

La menopausia masculina

Además de los síntomas físicos como la disminución del vello corporal o la falta de impulso sexual, el hipogonadismo puede causar cambios mentales y emocionales, similares a los de la menopausia en las mujeres. A la menopausia masculina se la conoce como andropausia.

Cansancio y baja de energía
Crédito:Thinkstock

Cansancio y baja de energía

Si bien la depresión, el estrés y la edad se han relacionado con el agotamiento el cansancio o fatiga también es un signo muy común de la falta de esta hormona masculina. Quizás sientes que no tienes la energía y la fuerza que solías tener o simplemente te sientes muy cansado.

Dormir siempre ayuda
Crédito:Thinkstock

Dormir siempre ayuda

Aunque suene a obviedad, es importante dormir más para no sentirnos tan cansados. Prueba descansando al menos entre 6 y 8 horas por día. La Fundación Nacional del Sueño recomienda levantarse siempre a la misma hora, comer alimentos nutritivos y realizar una actividad relajante antes de dormir.

Cambios en el deseo sexual
Crédito:Thinkstock

Cambios en el deseo sexual

La baja en la testosterona afecta directamente al deseo sexual y por ende, a la función eréctil. Sin embargo, la baja de testosterona en la mayoría de los casos no trae erecciones débiles o impotencia, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Pérdida de foco
Crédito:Thinkstock

Pérdida de foco

La baja de testosterona puede dañar tu habilidad de foco y la memoria. En general, estos síntomas se dan cuando el nivel de testosterona es demasiado bajo. Para poder ayudar a mejorar estos síntomas de concentración las técnicas de relajación y manejo del estrés han demostrado ser muy efectivas.

 Debilitamiento del cabello
Crédito:Thinkstock

Debilitamiento del cabello

Como la testosterona está directamente relacionada con el crecimiento del vello en todo el cuerpo, sobre todo el vello púbico, el facial y en los brazos y piernas. Sin embargo, no es muy común que afecte el cabello de la cabeza, al contrario, muchas veces el pelo de la cabeza se cae cuando se administra testosterona.

Cambios de humor
Crédito:Thinkstock

Cambios de humor

Como toda la alteración hormonal, la falta de testosterona puede traer cambios de humor repentinos y depresión. En algunos hombres puede vivenciarse un cambio en la personalidad, un fastidio constante y la dificultad para disfrutar de cosas que siempre les gustaron.

Osteoporosis
Crédito:Thinkstock

Osteoporosis

La falta de testosterona se relaciona también con la osteoporosis que es una enfermedad que afecta a los huesos, provocada por la disminución de calcio y proteínas del tejido que lo forma. Como consecuencia de ello, el hueso es menos resistente y más frágil de lo normal.

Más músculo, más testosterona
Crédito:Thinkstock

Más músculo, más testosterona

Y viceversa. Cuando los niveles de testosterona bajan, puede pasar que la masa muscular se vea afectada y disminuya. Este puede ser el caso también de personas que hacen ejercicio y no ven el resultado esperado. Por otra parte, si realizas ejercicio en forma rutinaria tus niveles de hormona masculina aumentarán, aseguran los expertos.

Menos testosterona, más grasa
Crédito:Thinkstock

Menos testosterona, más grasa

Si no conviertes lo que consumes en masa muscular a través del ejercicio, lo que comas va a ser transformado en grasa corporal. Come sano y sácate de encima la grasa de más. Si tienes sobrepeso o estás obeso, al perder peso tu cuerpo producirá más testosterona y te será más fácil formar músculo, lo que a su vez ayudará a la producción hormonal.

¿Y en el trabajo?
Crédito:Thinkstock

¿Y en el trabajo?

La falta de sueño, el cansancio, la poca concentración, cambios de humor y depresión propios de un nivel de testosterona bajo pueden traer consecuencias laborales en tu vida. Si has comenzado a tener problemas en tu día a día y tu trabajo está en riesgo puedes realizarte una análisis de sangre para chequear tus hormonas.

¿Hay tratamiento?
Crédito:Thinkstock

¿Hay tratamiento?

Un nivel de testosterona bajo puede tratarse con terapia suplementaria de esta hormona vía oral. Con la esperanza de sentirse más jóvenes, cada vez son más los hombres que compran y se automedican con testosterona. Sin embargo, está aún en debate si este tratamiento es realmente efectivo y cuáles serían las consecuencias.

Algunos efectos secundarios
Crédito:Thinkstock

Algunos efectos secundarios

La terapia con testosterona podría causar engrosamiento de la sangre, disminución del número de espermatozoides y acné. Sin embargo, algunos médicos temen que también aumente el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer de próstata, aunque no está demostrado todavía.

¿Cuándo se recomienda?
Crédito:Thinkstock

¿Cuándo se recomienda?

La Endocrine Society, el grupo médico que establece las directrices clínicas para la terapia de reemplazo de hormonas, recomienda el tratamiento sólo en los hombres que tienen niveles bajos de testosterona, un diagnóstico que requiere de un análisis de sangre y siempre la supervisión médica.

Comparte tu opinión