Cómo funciona el ritmo circadiano o reloj biológico

Tic Tac

Tic Tac

Imagínate que el cerebro comanda un gran reloj que sincroniza las horas de sueño, de hacer ejercicio y se prepara en los momentos ideales para comer. Los científicos afirman que las alteraciones en esta “máquina” serían responsables de varias enfermedades. ¿Por qué es importante conocerlo y qué influencia tiene en la salud?

¿Qué son estos ritmos?

Son ciclos naturales del cuerpo conducidos por el reloj biológico. Es un gran “reloj maestro” formado por un grupo de 20,000 células nerviosas, que se encuentran en el hipotálamo, una región del cerebro, justo por encima de los nervios ópticos, donde está la cruz de los ojos, según el Instituto Nacional General de Ciencias Médicas (NIH).

Lo regula una proteína

Investigadores de los Institutos Gladstone, en San Francisco, California, descubrieron que una proteína importante está a las órdenes directas del reloj circadiano y afirman que éste ayuda a mantener la salud general metabólica del cuerpo. Oscila con un período de 24 horas y se coordina con el ciclo de día y noche.

Es muy preciso

Está influenciado por los ritmos de la luz, la temperatura y la disponibilidad de alimentos y, también influye en el metabolismo. “Un trabajo en el turno de noche provoca falta de alineación del reloj, aumentando las enfermedades como la obesidad, diabetes tipo 2, cáncer y esclerosis múltiple”, explicaron los científicos.

¿Qué pasa desde las 7 a.m?

¿Qué pasa desde las 7 a.m?

A la mañana, el cuerpo se prepara para la actividad, desde las 7 am en adelante y por varias horas, se registran los mayores niveles de producción de cortisol, la hormona del estrés: esto lleva a un estado de alerta del cerebro que puede ser muy productivo y es el mejor momento para fijar cosas en la memoria de corto plazo.

Repararlo y afinarlo

Luego de identificar los genes que actúan sobre el reloj circadiano, los científicos trabajan para identificar la relación entre éste, el metabolismo y el sistema inmunológico, por lo que un día podrían desarrollar terapias para tratar enfermedades como la obesidad y la diabetes y Alzheimer, “reparando” directamente este reloj biológico.

12 a 13 hs: almuerzo

12 a 13 hs: almuerzo

Es otra función del ritmo biológico: el cuerpo segrega jugos gástricos y espera recibir alimentos, por eso no es aconsejable saltear las comidas. Después de saciarse, baja su estado de alerta y disminuye un poco el rendimiento; si experimentas sueño, es porque el organismo está trabajando en la digestión y ansía una siesta reparadora.

18 a 20 hs: preparado para ejercitar

18 a 20 hs: preparado para ejercitar

"Tenemos ciclos para muchas cosas: para el sueño, el apetito y el rendimiento físico", dice el doctor Jorge Franchella, del Hospital de Clínicas de Argentina. El ritmo biológico puede influir en la práctica deportiva, y se ubicaría en su mejor momento para hacer ejercicio, en la tardecita, entre las 18 y las 20 hs.

¿Cómo afectan el cuerpo y la salud?

Pueden alterar los ciclos de sueño-vigilia, la liberación de hormonas, la temperatura y otras funciones corporales importantes. Sus desajustes están relacionados con trastornos del sueño, como el insomnio, además de la depresión, el trastorno bipolar y el trastorno afectivo estacional, informan los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

20 a 21 hs: ¡A cenar!

20 a 21 hs: ¡A cenar!

Y debes hacerlo en forma liviana: la evidencia científica indica que por la noche el cuerpo metaboliza de otra forma las grasas, y la comida grasosa en la cena puede llevar a la obesidad y provocar diabetes. La liberación de insulina tiene horarios, y es mayor por la mañana, donde hay una mejor tolerancia a los carbohidratos que por la noche.

A las 21 hs: Programado para dormir

A las 21 hs: Programado para dormir

El reloj biológico está sintonizado para dormir por la noche y estar activo durante el día. Es así desde los comienzos de la humanidad. Al bajar la luz, el cuerpo produce menos cortisol y libera melatonina, la hormona del sueño, esto realmente explica por qué nos sentimos tan mal en los desfases horarios o al trabajar de noche.

¿Cómo se relacionan con el sueño?

El reloj maestro del cuerpo controla la producción de melatonina, una hormona que induce el sueño, retransmite información desde los ojos hasta el cerebro, que recibe datos sobre la luz entrante. Cuando hay menos luz en la noche, le “dice” al cerebro que fabrique más melatonina para producir somnolencia.

02 a 04 p.m: sueño profundo

02 a 04 p.m: sueño profundo

En la mitad de la noche, los niveles de melatonina, la hormona del sueño, se mantienen altos, pero se reducen a medida que se acerca el amanecer. La temperatura corporal es baja y el cuerpo no sólo está descansando: el reloj maestro le indica que repare y regenere todas las células, lo que ocasiona un gran gasto de energía.

¿Cómo “ayudarlo" a funcionar bien?

Sincronizando los horarios: la Dra. Marta Garaulet, de la Universidad de Murcia, (España), dice que "la falta de un horario regular de comidas favorece la obesidad y el riesgo cardiovascular”. Si picamos o alteramos los ritmos, el reloj circadiano interno se altera, produciendo cambios en el metabolismo que llevan al acumulo de peso.

Duerme de noche

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale descubrieron que el éxito del sistema inmune del organismo para luchar contra una enfermedad depende de su ciclo circadiano. “Cuando se alteran los patrones del sueño, las personas están más predispuestas a enfermar” dijo Erol Fikring, autor del estudio.

Cuidado con el alcohol

Beber de forma crónica puede trastornar la producción de los genes que controlan los ritmos biológicos (circadianos) diarios del organismo, lo que lleva a problemas como trastornos del sueño y cambios en el estado de ánimo, según informa una nueva investigación de la Universidad Médica de Taipéi, en Taiwán.

Comparte tu opinión