¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando morimos?

El descanso eterno
Crédito:Shutterstock

El descanso eterno

Desafortunadamente uno no vive para contarlo, pero cuando llega la hora de partir de esta vida nuestro organismo es el primero en resentir los cambios. ¿Sabes qué le sucede a tu corazón, tus pulmones y otros órganos vitales? Los detalles a continuación.

Tiempo de decir “adiós”

Existen muchas teorías en torno a la muerte. Algunos aseguran que es el descanso eterno, mientras que otros sostienen que es el principio de una nueva era. Lo único que tenemos seguro es que la vida se termina aquí, en la tierra, con el último suspiro. Pero, ¿qué pasa en este momento?

Cuando se deja de respirar

Uno de los signos vitales más perceptibles es la respiración. Cuando esto no sucede, las células del cuerpo dejan de nutrirse de oxígeno y como consecuencia, no pueden llevar a cabo varios trabajos esenciales para después morir.

Las bacterias atacan

Justo cuando las células muertas empiezan a romperse y liberar sustancias, como las enzimas, es el momento en que las bacterias entran en acción, pues se unen a esta mezcla y empiezan a descomponer el cuerpo.

Puedes burlar a la muerte

¿Por qué hay olor desagradable?

En el proceso de la descomposición del cuerpo las bacterias despiden una serie de derivados químicos, entre los que sobresalen dos: la putrescina y la cadaverina, que se caracterizan por despedir un olor nada agradable para el olfato.

El corazón se detiene
Crédito:Shutterstock

El corazón se detiene

En tanto, al momento que se entrega el equipo, otro de los órganos más importantes del cuerpo humano como el corazón también deja de funcionar. Al detener sus latidos, la sangre deja de circular por el cuerpo, se torna espesa y se asienta en el organismo por el efecto de la gravedad. Este proceso es mejor conocido como livor mortis o lividez post mortem.

Experiencias cercanas a la muerte

El cuerpo se endurece

Como consecuencia de este fenómeno, el cuerpo empieza a perder su temperatura y los músculos tienden a endurecerse. Este proceso se conoce como rigor mortis y suele iniciarse de 4 o 6 horas después del deceso, explica Carla Valentine, curadora técnica del Museo de Patología Barts de Londres.

Endurecimiento gradual
Crédito:Shutterstock

Endurecimiento gradual

Para empezar, los músculos más pequeños como los párpados o mandíbula son los que empiezan a endurecerse, posteriormente le tocará al cuello para después seguir con tejidos más grandes como brazos o piernas. Esto puede tardar entre 36 y 48 horas y dependerá de la temperatura del lugar, pues entre más cálido sea el ambiente más rápido será el trabajo.

Historias cercanas a la muerte

El cuerpo también se hincha

De la misma forma, otro de los procesos que ocurren en el cuerpo humano es la hinchazón. Según Valentine, esto se debe a la producción interna de diversos compuestos como el azufre que junto con otros gases hacen posible esta actividad.

Niño y su experiencia con la muerte
No siempre es igual
Crédito:Shutterstock

No siempre es igual

No obstante, este trabajo de descomposición puede verse impedido por diversos factores, por ejemplo, el ambiente. Y es que, de acuerdo con la especialista, cuando el cuerpo está bajo tierra puede tardar hasta ocho veces más en descomponerse que si está fuera de ella.

¿El cabello sigue creciendo?

Una de las creencias más populares consiste en que tanto las uñas y el cabello siguen creciendo aún estando muerto. Sobre esto Caitlin Doughtly, directora de funerarias de la organización “The Order of the Good Death” sostiene que sólo se trata de un mito.

Cuando se elige la muerte

¿Por qué?

“Por miles de años la gente pensaba que el pelo y las uñas seguían creciendo porque esa era la impresión, que daban los muertos. En realidad, no crecen: da esa sensación porque el resto del cuerpo se encoge”, explica Doughtly. En pocas palabras, no es que las uñas crezcan, sino que la piel que las rodea se encoge dando esta sensación.

Sexualmente activos

¿Sabías que algunas personas después de algunas horas de muertas pueden presentar reacciones en sus genitales? En el caso de los hombres hay incluso erecciones, mientras que en las mujeres un ligero ensanchamiento en los labios vaginales.

Se casa en su lecho de muerte
¿Por qué?
Crédito:Shutterstock

¿Por qué?

Hablando especialmente de los hombres, los científicos atribuyen este fenómeno al tipo de situaciones que los llevaron al deceso, como un ahorcamiento, en donde al ejercerse presión en el cerebelo, se puede ocasionar un daño en la médula espinal y por consiguiente podría dar pie al priapismo o erección prolongada.

Otras causas

De acuerdo con el libro Principios de Medicina Forense, de William August Guy, el priapismo post mortem también podría deberse a otras causas mortales, como haber recibido un disparo de arma de fuego con daños severos en el cerebro, en los vasos sanguíneos o por una muerte por envenenamiento.

¿Por qué vemos la muerte?
Con olor a muerte
Crédito:Shutterstock

Con olor a muerte

Otro comentario muy común, en especial, de las personas que han presenciado de cerca un fallecimiento, es que en el ambiente se percibe un fuerte olor a muerte instantes previos de partir. ¿Por qué pasa esto? Los especialistas confirman que este aroma sí existe.

Explicando el fenómeno

“Cuando una persona está falleciendo lo que pasa es que todos sus esfínteres, específicamente el anal, se relajan y sale todo el gas intestinal que contiene. Entonces el tan conocido olor a muerte no es otra cosa que gas del intestino”, explica Marco Bernal, miembro de la Dirección de Salud de Chimalhuacán, en México.

¿De qué nos estamos muriendo?
¿Cuál es el último sentido en morir?
Crédito:Shutterstock

¿Cuál es el último sentido en morir?

Varias teorías apuntan a que el oído es el último sentido en morir. De hecho, hay experiencias de personas que tras ser declaradas muertas y después de varios minutos ser revividas son capaces de recordar conversaciones que sucedieron cuando ellos “no estaban”, refiere Bernal.

Tanatología y la muerte
Descifrando la verdad
Crédito:Shutterstock

Descifrando la verdad

En fin, al igual que estas preguntas existen también varios interrogantes que no han podido ser aclarados con completa veracidad. Sin embargo, en algún momento de nuestras vidas seremos capaces de descubrir la verdad a parte de dichas incógnitas, pero desafortunadamente ya será demasiado tarde para contarlo.

Comparte tu opinión