¿Se pueden prevenir las tragedias con armas?

Foto: ISTOCK

Los autores de las masacres de Dayton, Ohio; y El Paso, Texas, en las que murieron 30 personas, tenían armas que son de uso militar. Estas armas disparan decenas de balas en cuestión de segundos, y aunque están prohibidas en muchos estados, se ven cada vez más en el mundo civil. Han sido el instrumento de las peores masacres en la historia de los Estados Unidos.

Crédito:Getty Images | Foto: ISTOCK

El autor de la masacre de Las Vegas, Stephen Paddock de 64 años, había planeado con frialdad su obra macabra: tenía un arsenal de armas en el hotel Mandalay Bay. Desató así el tiroteo más letal de la historia moderna de Estados Unidos, con un saldo de 59 muertos y más de 500 heridos. ¿Qué dice la medicina sobre las armas y los trastornos mentales? El debate sigue pero la salud pública es clara: se pueden prevenir las muertes.

Controversial

El tema de la posesión de armas, y en manos de quiénes están esas armas, dividen aguas: es el tercer debate más polémico luego del matrimonio gay y el aborto, según un trabajo publicado en la American Journal of Public Health. El análisis de la Penn University registra que hay 100,000 tiroteos cada año.

Tragedias y salud mental
Crédito:Getty Images |

Tragedias y salud mental

Un año después de la tragedia de Newtown, en la que Adam Lanza mató a 20 niños y 6 adultos en la Sandy Hook Elementary School en 2012, un comité liderado por expertos de la Johns Hopkins School of Public Health elaboró un informe con recomendaciones para abordar un problema emergente: las armas en manos de personas con trastornos mentales o del comportamiento.

Tiroteo en Orlando

Hasta la masacre de Las Vegas, el tiroteo más letal de la historia moderna de Estados Unidos había tenido lugar en Orlando (Florida) en junio de 2016, cuando un hombre que profesaba apoyo a grupos extremistas islámicos abrió fuego en una discoteca popular entre la comunidad gay, matando al menos a 50 personas e hiriendo a otras 53.

Salud mental y armas

El reporte "Guns, Public Health and Mental Illness, an Evidence State Approach for State Policy" asegura que la mayoría de los pacientes que sufren trastornos mentales de alta incidencia como depresión, psicosis o esquizofrenia, no agreden a otras personas. Sin embargo, hay ciertos períodos o situaciones que pueden desencadenar actos violentos.

Reflexiones
Crédito:Getty Images |

Reflexiones

Janet Napolitano (foto), presidenta de la Universidad de California, habló sobre el tema en la ceremonia por la muerte de los estudiantes en Isla Vista en 2014. Cuando la persona sufre de un trastorno mental en silencio, sin diagnóstico y sin ayuda profesional, si acaba de salir una hospitalización involuntaria por un mal mental o comienza a tener conductas erráticas es cuando se puede desatar una tragedia.

Recomendación 1

El informe sobre armas y salud mental, que se lanzó en diciembre de 2013 como una plataforma para que los estados revieran sus leyes sobre posesión de armas, aconseja prohibir la posesión a personas que hayan estado hospitalizadas por trastornos mentales. Y monitorear paso a paso el proceso para restaurar ese derecho en base a la situación clínica del paciente.

Un ejemplo

Adam Lanza, autor de la tragedia de Newtown, sufría de trastornos mentales, pero no estaba recibiendo ayuda médica. Sin embargo, en su casa había una colección de armas de distinto calibre, que usó el fatídico día. ¿Hubiera sido diferente la historia si el joven no hubiera tenido esas armas a la mano?

Recomendación 2

El grupo de expertos recomienda a los estados elaborar nuevas prohibiciones y restricciones a la compra de armas. Las personas que sufren de trastornos mentales o que evidencian características violentas o de peligrosidad no deberían poder comprarlas. Debe haber más chequeos de antecedentes penales y backgrounds psicológicos.

Voceros
Crédito:Getty Images |

Voceros

Tom Sullivan (foto) padre de una de las víctimas de Newtown se convirtió en vocero en la causa contra la portación de armas. Sullivan ha dicho que es necesario romper algunas de las extremas barreras de privacidad que existen en las comunidades, para poder identificar a personas con serios problemas mentales potencialmente peligrosas. "Hay que prevenir", enfatiza.

Recomendación 3
Crédito:Getty Images |

Recomendación 3

Una manera de prevenir tragedias sería, según el informe sobre armas y salud mental, que las fuerzas de la ley pudieran retirar armas si identifican a un individuo que representa una amenaza para él mismo o para otros. Tal pudiera haber sido el caso de James Holmes, el joven que en 2012 mató a 12 personas, e hirió a 70, en un cine de Aurora, Colorado.

Detener a tiempo

Tras una tragedia como la de Aurora, muchos se preguntan por qué nadie vio ninguna señal de alerta. En esto el informa es contundente: los mecanismos sociales deben estar mejor aceitados, para que tanto el profesional de salud, como el compañero de clase, como las autoridades puedan ver las señales e intervenir.

Poder alertar

Cuando Seung-Hui Cho mató a 32 personas en la tragedia de Virginia Tech, en 2007, muchos aseguraron después que habían visto conductas erráticas en Cho, pero que no le habían prestado atención. Sin estigmatizar, se trata de ayudar al posible futuro victimario, para su propia calidad de vida y para prevenir tragedias.

Prevención
Crédito:Getty Images |

Prevención

Mientras no exista un mundo ideal en el que las armas sean parte del pasado, la prevención es crítica. Estados como California ya han avanzado mucho en la restricción de la compra y posesión de armas. Según el informe, las legislaturas deben trabajar con los profesionales de la salud, para que la red de contención social funcione y se eviten baños de sangre.

Comparte tu opinión