Por qué se irritan las axilas y cómo aliviarlas

Crédito:IStock |

Las axilas irritadas pueden ser un verdadero dolor de cabeza: arden, pican y molestan, además de ser estéticamente desagradables. Si te ha pasado, de seguro te has preguntado el porqué y las respuestas pueden ser varias: recuerda que se trata de una zona expuesta a químicos como el desodorante, el roce y también al sudor. Te explicamos algunas causas y posibles remedios.

Roce

Cuando la piel roza consigo misma o con la ropa durante demasiado tiempo, es probable que se produzca irritación y las axilas son zonas donde esto ocurre con demasiada facilidad. Por ejemplo, el roce cuando hay movimiento constante al hacer ejercicios o si usas ropa demasiado ajustada.

Calor
Crédito:Getty Images |

Calor

Las axilas tienen glándulas sudoríparas. Cuando hay calor casi siempre hay sudor y esa mezcla puede causar una irritación llamada erupción por calor, según la Academia Americana de Dermatología (AAD). En general, causa picazón y muchas personas desarrollan sarpullido, especialmente, durante los meses del verano o si vives en climas cálidos.

Eczema

También llamada dermatitis atópica, esta es una afección crónica no contagiosa que se caracteriza por la inflamación de la piel y es muy común en aquellas zonas del cuerpo donde hay pliegues en la piel, según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por su sigla en inglés). Puede salir en el dobles de los brazos, detrás de las rodillas y, por supuesto, en las axilas.

Remedios para blanquear las axilas
Depilación
Crédito:Getty Images |

Depilación

Es común que después de pasarte la rasuradora aparezcan pequeños bultos rojos en las axilas y que estos sean molestos o piquen; estos suelen salir en los folículos pilosos y a su alrededor. También puede ocurrir después de usar cera para depilar. La AAD recomienda usar una crema hidratante para pieles sensibles al terminar, para evitar la irritación.

Cómo depilarte sin daar tu piel

Hongos

Hay varios microorganismos que pueden vivir en tus axilas y caulas la molesta irritación, uno de ellos es la candida y es capaz de causar infecciones que se caracterizan por una erupción. La tiña es otro tipo frecuente de infección por hongos que causa una erupción rojiza o con un tono plateado. Tu médico puede confirmar este diagnóstico con un examen.

Dermatitis de contacto
Crédito:IStock |

Dermatitis de contacto

Esta afección ocurre cuando la piel entra en contacto con un alérgeno o un agente irritante que provoca una respuesta inmunitaria. Productos como detergentes de ropa, jabones y desodorantes pueden causarla, así como algunos medicamentos.

Tu desodorante podría enfermarte

Refresca tu piel

Hay varias medidas que puedes tomar para aliviar la irritación de tus axilas. La AAD recomienda que mantengas tu piel lo más fresca y seca posible usando ropa holgada. Evita también exponerte al sol cuanto sea posible y a los ambientes húmedos (evita las largas duchas o baños).

Usa un humectante
Crédito:Getty Images |

Usa un humectante

Usa una crema humectante sin perfume y a base de glicerol en las zonas donde hay erupciones secas y escamosas varias veces al día. Si quieres algo más natural, el aceite de coco es buena opción para aliviar la irritación.

10 mascarillas para una piel única

Jamás te rasques

Así sientas molestia o picazón, haz un esfuerzo y no te rasques ni frotes la piel de la axila. Aunque hay pocas evidencias científicas sobre los remedios naturales, un baño tibio con harina de avena, vinagre, sal o bicarbonato de sodio te pueden hacer sentir mejor.

El yogurt puede ser un aliado
Crédito:Getty Images |

El yogurt puede ser un aliado

Otra opción natural es el yogurt. Este alimento actúa como desinfectante y refresca, además de darle a la piel lozanía y un aspecto realmente joven. PUedes aplicar la mezcla de dos cucharadas de yogurt natural, dos cucharadas de glicerina y el jugo de un limón pequeño sobre la piel limpia.

Acude a un experto

El aloe vera tiene propiedades humectantes, regenerativas y antibacterianas: el gel que está dentro de sus hojas puede ser de gran ayuda. Pero, más allá de cualquier remedio casero, si la irritación persiste o se hace muy molesta, debes visitar al dermatólogo, pues si se trata de una infección o una reacción alérgica él mejor que nadie sabrá cómo tratarte.

Comparte tu opinión