¿Hace mal morderse las uñas?

Mal hábito

Mal hábito

Morderse las uñas no es una costumbre digna de presumir, sin embargo, muchas personas lo hacen y quizás ni si quiera se dan cuenta. Incluso, las mismas estrellas de la farándula se las muerden en público. ¿Qué nos lleva a este hábito y cuando es preocupante?

Un verdadero trastorno

Si eres de los que no para de morderte las uñas, es posible que padezcas algún tipo de ansiedad, según determina la Asociación Americana de Psiquiatría. El hábito a veces puede esconder alguna condición que no tiene nada que ver con lo estético...

Uñas perfectas

Definiendo el problema

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, este tipo de hábitos muchas veces se vinculan con trastornos obsesivos. Es posible que el morderse las uñas sea un reflejo de ciertas compulsiones.

¿Trastorno obsesivo?
Cuándo es un trastorno
Crédito:Thinkstock

Cuándo es un trastorno

Sólo ciertos tipos de mordedores de uñas encajan en esta categoría. "Al igual que con los tirones de pelo o pellizcar la piel, morderse las uñas no es un trastorno si no es perjudicial, angustiante y cumple con un cierto nivel de gravedad clínica", señala Carol Mathews, psiquiatra de la Universidad de California.

Los peores hábitos

¿Tu problema es grave?

Para saber si uno padece de un trastorno obsesivo compulsivo con esta práctica, es necesario aclarar cuando lo es. Mathews señala que “si han mordido tanto sus uñas que se han infectado o hay un daño físico que afecta su capacidad de utilizar sus manos", serán considerados un trastorno.

Suplementos saludables

Tu salud corre riesgo

Además de verse mal, morderse las uñas “puede contribuir a la infección de la piel, empeorar las condiciones existentes en el lecho de la uña, y aumentar el riesgo de resfriados y otras infecciones, fomentando la propagación de los gérmenes de las uñas y los dedos a los labios y la boca", asegura Lawrence E. Gibson, dermatólogo de la Clínica Mayo.

Mala impresión

Para todas aquellas personas que quieren dar una buena imagen ante la sociedad, comerse las uñas en público no es la mejor manera de hacerlo. De hecho, según la página lenguajecorporal.org, cuando alguien lo hace frente a otro, lo único que provoca es que se genere desconfianza y se afecte la credibilidad.

¿Puedo evitar morderme?

De acuerdo con la Dra. Mathews hay formas de evitarlo. Una de ellas es tomando conciencia de que masticas sin sentido. La clave es desterrar la mordedura sin pensar: es necesario hacer un seguimiento de la situación. Necesitarás de la ayuda de terceros para que te avisen cuando estás mordiéndote.

Mantén tus uñas bien cuidadas
Crédito:Thinkstock

Mantén tus uñas bien cuidadas

Cuando las uñas están bien pintadas o recortadas, es menos probable que sientas el impulso de morder. "Para el niño que muerde las uñas ocasionalmente, una leve imperfección en la uña puede ser el culpable", dice Mathews.

“Píntalas” con sabor desagradable

Existe un esmalte especial que está formulado para que las personas eviten morderse las uñas, ya que les da un sabor suave pero desagradable, lo que te causará rechazo y hará que la próxima vez que pienses hacerlo, lo consideres dos veces.

Aleja la ansiedad
Crédito:Thinkstock

Aleja la ansiedad

Para que el estrés y la ansiedad no se hagan dueños de tu vida y puedas dejar de morder tus uñas, puedes: cumplir con los plazos de trabajo, mantener un peso saludable, una relación sentimental estable, descansar lo suficiente y recurrir a técnicas de relajación.

Comparte tu opinión