¿Por qué me enojo tanto?

¿Te has hecho esta pregunta?
Crédito:Thinkstock

¿Te has hecho esta pregunta?

Admítelo. Es normal que en algún momento de tu vida hayas experimentado la ira. No obstante, hay quienes viven intensamente esta emoción las 24 horas a un grado no tan saludable. Descubre qué se esconde detrás de esto y aprende a controlarte... o después lo lamentarás.

¿Qué significa estar enojado?

Según la American Psychological Association (APA), el enojo es un estado emocional que varía de intensidad, desde una irritación leve hasta una ira intensa. Es una emoción humana completamente natural. Sin embargo, el problema viene cuando perdemos el control y se vuelve destructivo.

¿Cuál es el problema?
Crédito:Thinkstock

¿Cuál es el problema?

El asunto no está en enojarse o no, sino en pasar mucho tiempo furioso, lo que puede resentir el cuerpo más tarde a través de problemas cardíacos, presión arterial alta, músculos tensos, transpiración más frecuente, así como propensión a contraer diabetes, colesterol alto y otras complicaciones.

Enojarse, en peligro

En riesgo de morir

¿Sabías que discutir a menudo podría mandarte a la tumba mucho antes de lo que esperabas? Un estudio publicado en la revista Journal of Epidemiology & Community Health llegó a esta conclusión luego de dar seguimiento a casi 10,000 personas durante un período de 11 años.

Malos hábitos
Crédito:Thinkstock

Malos hábitos

Los investigadores hallaron que las habilidades que las personas tenían para el manejo de los conflictos simplemente no era ejemplar, pues sus niveles de preocupación y enojo eran tan altos en torno a situaciones como el trabajo y el cuidado de los hijos, que los exponía considerablemente a presentar alguna enfermedad.

¿Por qué enfurezco?

Quizás esta sea la pregunta por el premio mayor. El enojo está determinado tanto por factores internos como externos. Por ejemplo, puedes enojarte con una persona específica, algo que ocurrió, como un embotellamiento de tránsito, o por problemas personales.

¿Cómo se manifiesta?
Crédito:Thinkstock

¿Cómo se manifiesta?

Cuando alguien se enoja la educación y la cortesía pasan a segundo término, pues la forma más natural e instintiva de expresar esta emoción es siendo agresivos. No obstante, algunas personas han podido canalizar esta situación al manifestar su ira con firmeza, pero sin llegar a agredir o al redirigirla y transformarla en algo positivo.

No hay que enojarse por internet

Poca tolerancia

Una de las características que más define a aquellos enojones es la poca tolerancia a la frustración, de acuerdo con la APA, por lo que algunas personas suelen exaltarse de manera más fácil. De hecho, podrían enojarse hasta porque la comida está fría o la puerta está cerrada.

¿Quién paga los platos rotos?
Crédito:Thinkstock

¿Quién paga los platos rotos?

Lamentablemente, quienes tienen que pagar las consecuencias de los enojos, en la mayoría de las ocasiones son las personas que tienen la mala fortuna de cruzarse justo en el momento que alguien echa chispas, cuando ellas ni siquiera tienen que ver con su conducta. Esta situación puede generar sentimientos de culpa.

Decisiones arriesgadas

Cuando te enojas no sólo se ve reflejado en tu mal carácter y en tu gesto sino también en ciertas reacciones, ya que la respuesta de la ira también amplifica tu cerebro, es decir, por una parte podría ayudarte a identificar de manera rápida una amenaza potencial, pero por otro lado te llevaría a la equivocación.

Mujeres, preocupadas

Emoción extrema

No debería de sorprendernos que el mal control de la ira esté relacionado con los accidentes y con el realizar actividades en forma desmedida como apostar, fumar tabaco, beber alcohol y comer en exceso, ya que empuja a la persona a tomar decisiones precipitadas al calor del momento.

¡Cuidado!
Crédito:Thinkstock

¡Cuidado!

Para Mitch Adams, profesor de la Escuela de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Rutgers, el problema no es enojarse, sino no saber controlarse cuando se cae en esta situación, pues es muy probable que alguien se meta en problemas cuando ha desatado su furia interior.

Enfermedades que causan ira
¿Tienes problemas de ira?
Crédito:Thinkstock

¿Tienes problemas de ira?

Howard Kassinove, quien es director del Instituto de la Universidad de Hofstra, para el estudio y tratamiento de la ira y la agresión, considera que “cuando una persona se enoja con demasiada frecuencia y cuando la intensidad es demasiado fuerte o permanece demasiado tiempo” es posible que tenga un trastorno de humor.

¿Cada cuando enojarse?

“La mayoría de las personas reportan que se enojan unas dos veces por semana”, explica Kassinove, “pero las personas que califican alto para este problema lo hacen por lo menos una vez al día”, agrega.

Poderosos enojones

Mejor dejar ir

Cuando alguien se aferra al enojo quiere decir también que existe un problema con el perdón y el dejar ir algunas situaciones que en el pasado hicieron perder los estribos. “Vemos pacientes que todavía están enojados con la gente que murió hace años”, comenta Kassinove.

¿Qué te hace enojar?

Cada persona tiene en su cabeza distintos detonantes que los hacen estallar en ira frente a una situación. Los psicólogos sugieren descubrir cuál es este desencadenante. Una manera fácil de hacerlo es contestando en el cuaderno preguntas como: ¿por qué me enojo?, ¿qué situaciones lo generan? o ¿a quiénes afecto?

Tormenta conyugal

Estrategias

Una vez que se ha identificado el problema, el siguiente paso es realizar una estrategia. ¿Cómo es esto? Aprende a reconocer los focos rojos que te advertirán que estás a punto de enojarte, una vez que los ubicas, dales otra dirección y corrige ese hábito. Ser tolerante, ver el lado positivo y evitar tener la razón o el control son algunas claves.

Terapias
Crédito:Thinkstock

Terapias

Si lo anterior no te ayudó y sigues rojo de la furia, el asesoramiento de un terapeuta puede ser lo mejor. El tratamiento para el manejo de la ira busca nivelar las situaciones emocionales y el despertar fisiológico que lo provoca. Informa el Instituto Nacional de Salud Mental.

Latinos infelices

¿Soy candidato?

¿Sientes que tu ira está fuera de control y afecta tus relaciones, así como partes importantes de la vida? Si la respuesta es afirmativa, puedes considerar asistir con un terapeuta. También existen pruebas que miden la intensidad de los sentimientos de enojo, no obstante, lo más importante es que aceptes que te encuentras frente a un problema.

Mal comportamiento
Comparte tu opinión