¿Por qué las mujeres siempre se ven gordas o feas?

El ojo crítico

Si cada vez que te miras al espejo no te gusta lo que ves, ¡bienvenida al mundo femenino! Según un estudio liderado por Nancy Etcoff, de la Universidad de Harvard, y auspiciado por la empresa Dove, apenas el 4% de las mujeres de todo el mundo se consideran hermosas.
Las mujeres no aprueban su imagen
El ojo crítico
Crédito:Shutterstock

Cómo te ves, cómo te ven

Para confirmar lo que la encuesta había revelado, la misma marca hizo un experimento sobre percepción de la belleza a cargo de un ex artista forense del FBI, en los EE.UU. El resultado fue similar: las mujeres se ven más feas de lo que son. Para comprobarlo se contó con la colaboración de 7 mujeres “comunes".
Cómo te ves, cómo te ven
Crédito:Thinkstock

Una mirada amable

El artista Gil Zamora retrató a diferentes mujeres sin verlas, basándose únicamente en la descripción de los rasgos que ellas hicieron de sí mismas. Luego les pidió a otras personas que describieran a esas mismas mujeres “con una mirada amable”, y las volvió a dibujar.
Siéntete mejor con tu cuerpo
Una mirada amable
Crédito:Dove

Una mirada indulgente

Luego le mostró a cada mujer sus dos retratos, y les sorprendió comprobar la diferencia, por la dureza con la que ellas mismas se habían descripto y la belleza que surgía del retrato a través de los ojos de otro, mucho menos crítico. Esto les sirvió para sentirse más agradecidas con su belleza natural.
Una mirada indulgente
Crédito:Dove

Nunca conformes

La psicoterapeuta F. Diane Barth, de Nueva York, explica que algunas personas que siempre están muy disconformes con su aspecto físico pueden estar sufriendo “dismorfia corporal” o BDD (Body Dysmorphic Disorder). Afecta al 1,5 % de la población, tanto a hombres como a mujeres.
Nunca conformes
Crédito:Thinkstock

Como el TOC

Según el Manual de Diagnóstico de Enfermedades Mentales de la Sociedad Americana de Psiquiatría (DSM-IV-TR), una imagen cerebral computada de una persona con esta patología se ve similar a la de alguien que sufre TOC, o trastorno obsesivo compulsivo. El BDD se puede revertir con terapia y medicación.
Como el TOC
Crédito:Thinkstock

Adictos al quirófano

El problema de quienes sufren esta distorsión está en realidad en su mente y no en el cuerpo. Es muy común en personas ansiosas, con fobias, inseguridad, sentimientos de maltrato o abandono, o que padecen trastornos alimentarios. Muchos son adictos a las cirugías para verse cada vez mejor, pero nunca se sienten conformes.
Adictos al quirófano
Crédito:Thinkstock

Los famosos lo tienen

El cantante Michael Jackson sufría dismorfia corporal, y se sometió a más de 40 cirugías para blanquear su piel y cambiar sus rasgos. Nicole Richie padeció anorexia a causa de esta enfermedad, que también afectó a la cantante inglesa Lily Allen y a la actriz Uma Thurman.
Los famosos lo tienen
Crédito:Getty

La sociedad al ataque

La sociedad también tiene una parte de culpa en esta insatisfacción de la mujer con su propia imagen. El 80% de las mujeres de EE.UU. está insatisfecha con su aspecto, y hasta cambiaron los ideales de belleza, dejando atrás el cuerpo tipo Marilyn para buscar uno más irreal, como el de Barbie.
Barbie, lejos de la mujer real
 La sociedad al ataque
Crédito:Getty

Una exigente mirada infantil

Según la Asociación Nacional de Desórdenes Alimentarios, el 42 % de las niñas de 9 años quieren bajar de peso, y el 81 % de las niñas de 10 años tienen miedo de ser gordas. Muchas quieren bajar de peso para lograr los cuerpos que ven en las revistas.
Una exigente mirada infantil
Crédito:Thinkstock

Mujeres irreales

Históricamente las modelos siempre fueron más delgadas que las mujeres “normales”: en 1975 pesaban un 8% menos, y hoy ese porcentaje ascendió a un 23%. Muchas veces las imágenes se modifican digitalmente y toman proporciones irreales imposibles de imitar.
La anorexia, un mal frecuente
Mujeres irreales
Crédito:Thinkstock

Madre culpable

La familia puede llegar a ejercer una mala influencia si hay una madre que vive a dieta u obsesionada por su cuerpo. El panorama empeora si hace comentarios críticos sobre una hija con sobrepeso, ya que deteriora la autoestima y puede llevarla a sufrir desórdenes alimentarios.
Sentimientos y comida
Madre culpable
Crédito:Thinkstock

La caja boba

En la cultura polinesia, una mujer gorda es sinónimo de salud y fortaleza. Pero un estudio de Harvard de 1998 demostró que esto puede cambiar: un grupo de jóvenes vio series de televisión estadounidenses, se sintieron acomplejadas y se pusieron a dieta.
Cómo ayudar a los adolescentes
La caja boba
Crédito:Thinkstock

Todas quieren ser delgadas

La cultura afroamericana también cambió sus paradigmas: antes las mujeres eran más rellenas, hoy quieren ser delgadas. El modelo a imitar son las cantantes y actrices famosas de ese mismo origen, ya que hoy la mayoría son delgadas, como Beyoncé.
Todas quieren ser delgadas
Crédito:Getty

No todo está perdido

Para combatir esta creciente preocupación por la imagen, la revista Vogue anunció que no contratará a modelos menores de 16 o a aquellas mayores tan delgadas que parezcan tener un desorden alimentario.
No todo está perdido
Crédito:Getty

Un retoque por aquí

En Italia y España, los organizadores de desfiles establecieron un mínimo de masa corporal para las modelos. Y se limitó el uso de PhotoShop en revistas de moda, para evitar malos ejemplos de modelos ideales… e irreales.
Un retoque por aquí
Crédito:Thinkstock
Comparte tu opinión