Miel + canela = la mejor ecuación

Naturaleza para ti
Crédito:Shutterstock

Naturaleza para ti

Dos de los ingredientes más empleados en la cocina son capaces de combatir varios males, ya sea en conjunto o por separado. Aliviar quemaduras, frenar el Alzheimer o ayudar a controlar la artritis, son algunas de las bondades ocultas que tienen tanto la miel como la canela.

10 milagros de la miel

Néctar que cura

En el caso de la miel, no sólo se trata de un producto natural derivado de las abejas, sino también de un gran remedio para tratar varios tipos de enfermedades y condiciones. Por ejemplo, ¿sabías que puede tratar eficazmente las quemaduras superficiales?

Miel vs fuego

De acuerdo con un estudio difundido por Natural Standard, en el que se trataron las quemaduras de dos grupos de pacientes, uno con miel pura y el otro con sulfadiazina de plata, se encontró que el primer grupo se curó en un 100% al cabo de 21 días, mientras que el otro en un 84%.

Miel y la belleza

Canela, para el Alzheimer

La canela también tiene otras bondades que presumir. Esta especia, cuyo uso data de miles de años atrás, tiene la capacidad de frenar enfermedades que afectan la función cerebral, como el Alzheimer, según una investigación hecha por miembros de la Universidad de Santa Bárbara, en California.

¿Cómo actúa?
Crédito:Shutterstock

¿Cómo actúa?

En el estudio se halló que el cinamaldehído, un compuesto orgánico responsable del característico sabor y olor de la canela, se encarga también de inhibir la acumulación en el cerebro de la proteína tau, que está asociada con el Alzheimer. Además, su mecanismo de acción protege del estrés y del daño oxidativo.

Poderes de la canela

Ambas, a favor del corazón

Y si hablamos de la miel y la canela como conjunto, bien podrían ayudar a mejorar el perfil del corazón, ya que reducen los niveles de colesterol “malo” en las arterias y previenen futuros ataques al corazón. Una forma de consumirlos es mediante la preparación de una pasta acompañada de un pan en el desayuno.

Usados en asilos

De hecho, esta mezcla se ha empleado en varios asilos de Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con un reporte publicado en la revista “Weekly World News”, cuyos efectos han sido positivos en los pacientes, que además, presentan mejor tránsito en la circulación sanguínea.

Canela en los jóvenes
Miel, para la gastroenteritis
Crédito:Shutterstock

Miel, para la gastroenteritis

Ahora bien, si hablamos específicamente de la miel, encontraremos que también trabaja de manera ejemplar en el tratamiento de otros problemas como la gastroenteritis. Un estudio publicado en la revista British Medical Journal halló que reduce la duración en la diarrea bacteriana en lactantes y niños pequeños.

Canela, para el cáncer

Además de mejorar el sabor del café y de varios postres, la canela también ayudaría a reducir la tasa de crecimiento de células cancerosas, así lo dio a conocer un trabajo hecho en la Universidad de Texas. Y es que el aceite de canela, literalmente mataría de hambre a las células cancerígenas.

Alimentos contra el cáncer

Ambas, para la diabetes

Asimismo, el consumo de la canela contribuye a mejorar la salud de las personas con diabetes tipo 2, ya que, según investigaciones de la Universidad de California, y del Departamento de Agricultura de EU aporta una reducción en los niveles de azúcar en la sangre.

Miel, el complemento
Crédito:Shutterstock

Miel, el complemento

En cambio, la miel podría funcionar como parte de un tratamiento complementario de la diabetes ya que es capaz de curar las úlceras que pueden manifestarse en los pacientes. Para llegar a esta conclusión un estudio de un hospital de Grecia aplicó este producto natural en un grupo de enfermos, y al cabo de 6 semanas, un 78% de ellos se habían aliviado.

Miel, en las heridas
También, contra la artritis
Crédito:Shutterstock

También, contra la artritis

Pero aquí no acaban los "milagros". La canela también contiene dos agentes microbianos, el cinamaldehído y el eugenol que reducen las proteínas relacionadas con el dolor artrítico. Un estudio de la Universidad de Copenhague, encontró que mezclar las propiedades de la canela con las de la miel pueden potencializar su trabajo en el combate de dicha afección.

A favor de las articulaciones

En el experimento, se les dio a pacientes con artritis media cucharadita de canela en polvo y una de miel cada mañana antes del desayuno. Al cabo de 7 días experimentaron un cambio notable y al mes fueron capaces de moverse sin dificultad alguna.

¿Se acerca de la cura de la artritis?

Favorecen la digestión

Seguramente una gran parte de los problemas digestivos desaparecerían con la ayuda de la canela. Y es que, la Biblioteca Nacional de Medicina refiere que este ingrediente adicionalmente alivia el dolor de estómago, en especial las infecciones que provocan la diarrea. Además, combate las flatulencias, espasmos musculares y previene el vómito.

Miel, mejor aliado
Crédito:Shutterstock

Miel, mejor aliado

Por su parte, la miel también apoya la causa del buen funcionamiento del aparato digestivo, pues otra investigación, pero ahora publicada en la revista British Medical Journal, encontró que tal producto es útil para prevenir y aliviar el reflujo gastroesofágico.

Miel y sus beneficios

Contra la gripe y el resfrío

Pero si caes enfermo a causa de esta complicación, la canela y la miel serían los indicados en sacarte de dicho apuro, ya que la primera posee propiedades antibacterianas y anti inflamatorias; mientras que la segunda te ayudará a eliminar las flemas y es útil para combatir las infecciones de la garganta, gracias a sus propiedades antisépticas.

Mucho cuidado

Aunque a lo largo de este fotoensayo se han destacado algunas de las bondades que tienen ambos productos, se recomienda tener cuidado, ya que la miel, por ejemplo no es para todos, en especial para las personas alérgicas al polen.

¿Dudas?, mejor visita a tu médico
Crédito:Shutterstock

¿Dudas?, mejor visita a tu médico

Además, los niños podrían presentar botulismo a causa de la miel. Pero si hablamos de la canela, también es importante tener precaución. Estudios realizados en ratas muestran que consumir demasiada canela en polvo puede ocasionar problemas en la elasticidad de los pulmones, que incluso, podrían derivar en fibrosis.

Comparte tu opinión