Lupus y embarazo ¿qué debes saber?

Foto: ISTOCK

Hablar de lupus es hablar de una enfermedad crónica, inflamatoria y autoinmune, que afecta principalmente a las mujeres. En esta afección, el propio sistema inmunitario ataca las células y tejidos sanos por error, motivo por el cuál existe un temor a sus efectos durante el embarazo. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber:

¿Cuántos tipos hay?

El lupus más común es el eritematoso sistémico, aunque existen otros tipos, como el discoide, que provoca una erupción en la piel que no desaparece, el cutáneo subagudo, que genera ampollas después de estar al sol, el lupus inducido por medicamentos y el lupus neonatal, que afecta a los recién nacidos.

Qué es el lupus eritematoso sistémico

¿Qué causa el lupus?

La causa del lupus no se conoce, pero muchas investigaciones sugieren que los genes juegan un papel importante, aunque por sí solos no determinan quién contrae el lupus. Es probable que una variedad de factores conjugados desencadene la enfermedad.

¿Quién puede padecer de lupus?
Foto: ISTOCK

¿Quién puede padecer de lupus?

Cualquier persona puede padecer lupus, pero las mujeres están en mayor riesgo. El lupus es dos a tres veces más común en las mujeres afroamericanas que en las caucásicas. También es más común en las hispanas, asiáticas y nativo americanas. Además, las mujeres afroamericanas e hispanas son más propensas a padecer formas graves de lupus.

¿Cuáles son los síntomas del lupus?

Sus síntomas pueden diferir de una persona a otra. Algunos de los más comunes son: dolor e hinchazón articular o muscular, fiebre sin causa conocida, erupciones rojas en la piel, generalmente en la cara y en forma de mariposa, dolor en el pecho al respirar en forma profunda, pérdida de cabello, dedos de las manos o pies pálidos o de color púrpura, sensibilidad al sol y cansancio extremo.

Consejos para cuidar tus articulaciones

¿Cómo saber si tengo lupus?

No existe una prueba única para diagnosticar el lupus, ya que a menudo se confunde con otras enfermedades. Pueden pasar meses o años hasta que un médico lo diagnostique. Las principales pruebas para hacer un diagnóstico incluyen: historial médico, análisis de sangre, y biopsia de piel y de riñón.

¿Afecta al embarazo?

Las mujeres con lupus pueden tener un embarazo normal y bebés saludables, aunque existe el riesgo de que tengan "embarazos de alto riesgo". También se cree que, cuando la infertilidad es un problema, los medicamentos para el lupus (como ciclofosfamida (Cytoxan), y no la enfermedad misma, sean los culpables. Consulta a tu médico para despejar las dudas, pero no abandones el tratamiento por tu cuenta.

¿Cuáles son los síntomas del parto?
Complicaciones
Foto: ISTOCK

Complicaciones

Entre las principales complicaciones podemos encontrar un empeoramiento del lupus (especialmente entre el primer o segundo trimestre de embarazo), preeclampsia, una afección que se caracteriza por niveles altos de presión arterial, inflamación, mareo y aumento de peso, y complicaciones renales. Pero recuerda, que exista la posibilidad no significa que definitivamente ocurra.

¿Es segura la lactancia?

Los expertos indican que la lactancia materna es posible para las madres con lupus, aunque si se toman medicamentos, puede existir el riesgo de traspasar parte de ellos al bebé a través de la leche materna. Para evitar cualquier complicación, consulta a un profesional para saber si la lactancia es segura con los medicamentos que usas para controlar el lupus.

Beneficios reales de la lactancia

¿Cuáles son los tratamientos?

No existe una cura para el lupus, pero ciertos medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarlo. Las personas con lupus a menudo tienen que ver a varios médicos. En principio, tendrás un médico de atención primaria y un reumatólogo, que se especializa en las enfermedades de las articulaciones y los músculos.

Brotes

Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, a esto se le llama "brotes". Los brotes pueden ser leves o severos, y nuevos síntomas pueden aparecer en cualquier momento.

Medicamentos
Foto: HOLADOCTOR

Medicamentos

Los tratamientos para el lupus pueden incluir medicamentos, con el objetivo de reducir la inflamación y el dolor, evitar o reducir los brotes, ayudar al sistema inmunitario, reducir o prevenir el daño a las articulaciones y equilibrar las hormonas. También es posible que debas tomar medicamentos para problemas relacionados, como colesterol alto, hipertensión o infecciones.

¿Qué puedes hacer?

Es vital que tomes un papel activo en tu tratamiento. Una clave para vivir con lupus es conocer la enfermedad y su impacto. Ser capaz de detectar los signos de advertencia de un brote puede ayudar a prevenirlo o lograr que el síntoma sea menos severo. Muchas personas con lupus tienen ciertos síntomas sólo antes de un brote, como sentirse más cansado, dolor, erupción, fiebre o dolor de estómago.

Ejercicio

También es importante encontrar maneras de lidiar con el estrés que causa tener lupus. El ejercicio y otras formas de relajación pueden hacer más fácil sobrellevar esta condición.

Mejores ejercicios para quemar calorías
Grupos de apoyo
Foto: ISTOCK

Grupos de apoyo

Otro aspecto fundamental es contar con un buen sistema de soporte, que incluya a familiares, amigos, grupos comunitarios o médicos. Muchas personas con lupus han encontrado los grupos de apoyo muy útiles. Además de brindar asistencia, formar parte de un grupo de apoyo te puede hacer sentir mejor y ayuda a mantener una perspectiva positiva.

Fuentes consultadas

Arthritis Foundation, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, Lupus Foundation of America.

Comparte tu opinión